Economía
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Pérdidas por saboteo laboral a Ecopetrol llegan a 6.000 millones de pesos

En los campos Castilla y La Cira se dejaron de bombear 21.000 barriles diarios de crudo. 

Sabotaje Ecopetrol

Sabotaje a las instalaciones de Ecopetrol en Acacías (Meta).

Sabotaje a las instalaciones de Ecopetrol en Acacías (Meta).

Economía
POR:
Portafolio
mayo 21 de 2017 - 08:26 p.m.
2017-05-21

La aplicación del Decreto 1668 del 2016 desató en la última semana acciones de saboteo y bloqueos en los campos Castilla y La Cira de la petrolera Ecopetrol, por parte de líderes de varias juntas de acción comunal quienes están en desacuerdo con el contenido de su articulado.

La norma, expedida por los ministerios de Trabajo, y Minas y Energía, el pasado 21 de octubre, le quita, de forma tácita, a las juntas de acción comunal de los municipios donde exista operación de hidrocarburos, toda diligencia o trámite ante las compañías petroleras para ofrecer mano de obra local.

Lea: (Por caso Reficar, Ecopetrol incumple con bolsa de Nueva York).

En su remplazo, los citados ministerios designan a través del decreto al Servicio Público de Empleo, entidad del Estado, para que de forma directa sea el que tramite la vinculación de personal para los campos petrolíferos.

Lea: (En video quedó registrado el sabotaje a instalaciones de Ecopetrol en Acacías (Meta).

“El proceso de priorización de contratación de mano de obra local se realizará a través de los prestadores autorizados del Servicio Público de Empleo que tengan autorizada la oferta presencial en el lugar donde se esté desarrollando el proyecto”, señala uno de los apartes del referido decreto.

A renglón seguido, el articulado precisa que las convocatorias se realizaran de acuerdo al número de vacantes si es justificada la ausencia de oferentes, y que los cargos se ofrecerán a través de la colocación de empleo “y las constituidas por Cajas de Compensación Familiar que tengan competencia en el municipio donde se desarrolle el proyecto...”.

Lea: (Sabotaje a instalaciones de Ecopetrol en el Meta amenaza con contaminar río).

“El contenido de esta norma promueve una contratación laboral directa, transparente y gratuita, y en el que todos los aspirantes pueden acceder en igualdad de condiciones a ocupar un cargo siempre y cuando cumplan con los requisitos del perfil profesional y certifiquen que viven en el municipio donde se desarrolle la operación”, señaló un vocero de Ecopetrol.

Aclaró el ejecutivo de la petrolera, que antes de la entrada del Decreto 1668, la selección de personal la realizaban las juntas de acción comunal de los municipios, que como intermediarios presentaban las hojas de vida de los aspirantes y a quienes se les cobraba una comisión de hasta el 15%.

Como lo indicó Ecopetrol a Portafolio el martes de la semana pasada, “es un tema delicado. Hace un par de años asesinaron a Edith Santos por denunciar estos hechos relacionados con la intermediación laboral que realizaban las juntas de acción comunal en algunos de los municipios donde hay operación petrolera”.

REPERCUSIONES PARA LA PRODUCCIÓN

Junto con Chichimene, los campos Castilla (Acacias-Meta) y La Cira (El Centro-Santander) producen en promedio 205.000 barriles diarios, esto, según las cuentas de Ecopetrol es el 34% de la producción de su crudo, sin incluir gas.

Y con los actos violentos, la petrolera colombiana reportó que dejó de producir en los campos saboteados 21.000 barriles diarios. 10.000 a principio de semana en el campo Castilla y 11.000 en La Cira dos días después. Además, en el primero, Ecopetrol ha detenido la operación en 92 pozos de 503 activos, mientras en el segundo fueron afectados 368 pozos. Además, las pérdidas económicas de las dos operaciones llegan a los $6.000 millones.

Las acciones vandálicas a ambos campos incluyeron además de la quema de vehículos, saboteo a los equipos, amenazas al personal y derrames de petróleo, estos últimos con implicaciones ambientales por la contaminación con crudo del río Orotoy en el Meta, así como afluentes y fuentes hídricas que llegan al río Magdalena.

“La gente que protesta en La Cira afirma airadamente que el decreto no aplica. La posición ratificada por Ecopetrol hoy es que tenemos que respetar la ley. No podemos ceder a presiones indebidas en materia laboral”, afirma uno de los líderes de la petrolera que labora en el campo.

Por su parte, Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol, reitera que “tanto en La Cira como en Castilla las protestas no evitarán que se aplique el Decreto 1668, Ecopetrol no lo acepta y se cumplirá al pie de la letra la norma legal”.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio