1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Polémica por resolución que favorece ingreso de tela china

Empresarios denunciaron que esto abarata el acceso de ese insumo, en detrimento de la industria local. Habría conflicto de intereses.

Tela

De acuerdo con el Mincomercio, la entrada de productos de tela ‘denim’ al país tiene una participación del 63%.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 30 de 2018 - 10:35 p.m.
2018-08-30

Una resolución del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, esperada por el sector textil, y que busca implementar medidas antidumping –ventas de productos por debajo del costo promedio de producción–, se convirtió en una piedra en el zapato  para la industria nacional.

El año pasado, con el objetivo de frenar los daños que estaba provocando a la industria colombiana la entrada de textiles chinos a precios muy bajos, en este caso los de denim –utilizado para jeans–, el Gobierno expidió una medida para contrarrestar la competencia desigual.

(Lea: ¿Cómo podría Colombia aprovechar el enfrentamiento comercial entre EE. UU. y China?). 


Se trata de la Resolución número 205 del 23 de noviembre del 2017, en la que se fijaba un precio base FOB de US$4,63 por kilogramo. La medida, según empresarios del sector textil consultados, fue positiva y de alguna manera, disminuyó la entrada de esas telas.

Sin embargo, dicho documento contaba con una vigencia de no más de seis meses, por lo que el Gobierno actual tendría que revisarlo y expedirlo de nuevo, para que la medida antidumping quedara ratificada de manera definitiva. Y como se esperaba, la nueva decisión fue publicada, pero no cayó bien. Según el documento, que es la Resolución 212 del 24 de agosto del 2018, y que tiene en cuenta las investigaciones antidumping, relacionadas con la entrada de textiles denim, el Mincomercio fijó un nuevo precio base FOB de US$3,25 por kilogramo. Es decir, unos US$1,38 por debajo de lo que se definió en el 2017.

De acuerdo con Carlos Alberto de Jesús, presidente de Fabricato, una de las empresas que hizo las denuncias por esas importaciones chinas, la puesta en marcha de ese nuevo umbral tendría afectaciones directas a la producción nacional.

“Lo que no hemos podido entender a la fecha es por qué bajan de US$4,63 a US$3,25 el tope. Todo el proceso del dumping parte de un precio, que es muy parecido a los US$3,25”, manifestó el directivo.

Incluso, llama la atención que en la última resolución resaltan que en el periodo crítico de dumping, que se registró entre el segundo semestre del 2016 y la primera mitad de año del 2017, se encuentra que el promedio se ubicó en US$3,13 el kilogramo. Mientras que el valor normal es de US$9,44 por kilo, “arrojando un dumping de US$6,31 por kilo, equivalente a un margen relativo de 202% con respecto al precio de exportación”, dice el documento.

En otras palabras, el umbral que definió el Mincomercio para la entrada de este tipo de textiles, solo dista en US$0,12 del precio promedio definido como desleal, o de dumping.
Ante las inquietudes que generó esta medida, fuentes cercanas al proceso le confirmaron a este diario que ese documento ya había sido definido por el Gobierno anterior, y que el actual solo lo expidió.

“Las recomendaciones y conclusiones sobre este caso ya estaban construidas desde el anterior Gobierno. Lo único que se hizo fue darle trámite a este asunto”, manifestó a Portafolio una fuente del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

(China abre vitrina con acceso a los productos colombianos). 

Otro de los puntos que llaman la atención del nuevo tope es que en el documento del 2018 quedó en evidencia que la empresa China Chamber of Commerce for Import and Export of Textiles (CCCT) había planteado autorregularse con un precio FOB de US$4,3 por kilo, umbral que seguía siendo mucho más alto que el definido por el Mincomercio. 

No obstante, la fuente del Mincit dijo que esta es una estrategia de los chinos, pero que luego no llegó a concretarse. Incluso, la cartera habría tratado de comunicarse con ellos,  y no obtuvo respuesta. De todas formas, en el documento, el Mincomercio aseguró que no iba a aceptar esta propuesta de US$4,3 por kilo.

Por su parte, De Jesús, aseguró que la medida tiene preocupados al sector porque se abriría la puerta para que el dumping siga afectando a la producción nacional que, entre otras cosas, viene atravesando por momentos difíciles a causa de la caída en la producción y del consumo de los hogares.

Por lo pronto, el directivo anunció que él y sus asesores están definiendo cuáles podrían ser las posibles salidas a la decisión tomada por el Mincomercio.

POSIBLE CONFLICTO DE INTERESES 

Una fuente del sector textil le indicó a Portafolio que la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso, podría tener un conflicto de intereses respecto al cierre de esta investigación antidumping. Esto podría configurarse debido a que la actual ministra de Transporte, Ángela María Orozco, es socia fundadora de la consultora Research and Opportunities, que diseña e implementa estrategias de defensa comercial en casos de dumping y salvaguardias en diferentes sectores. Y en la presentación del perfil de Valdivieso, en la página del Mincomercio, aparece que ella fue socia de esta compañía.

Además, en un documento fechado el 25 de mayo de este año figura que, en la investigación antidumping contra la firma CCCT, la apoderada de los importadores colombianos, es decir los confeccionistas, fue Ángela María Orozco. Según la fuente del sector textil, este conflicto se suma al hecho de que hubiesen bajado el umbral de base de dumping.

Una fuente del Ministerio de Comercio manifestó que la viceministra Valdivieso hace más de cuatro años no trabaja con la consultora de Ángela María Orozco. La fuente del MinCIT también dijo que las decisiones finales no estaban en cabeza solo de Valdivieso, sino de todo un órgano colegiado. Por último, la fuente indicó que de no haberse tomado esta decisión, el sector de los jeans hubiera quedado desprotegido, al no tener una reglamentación clara. 

La decisión también se habría tomado pensando en los confeccionistas locales, que según se dijo a Portafolio, quedarían por fuera del mercado sin acceso a materias primas competitivas.

En cuanto a la jefe de la cartera de transporte, fuentes cercanas afirmaron que en el ejercicio de su legítima actividad, Orozco únicamente representó importadores colombianos y los defendió de un antidumping contra las importaciones chinas. Y, reiteraron, nunca representó empresas de ese país.

María Camila González y Andrés Felipe Quintero Vega

Compartir