1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Populistas controlan casi la mitad del PIB del G20

En el grupo de las 20 economías de mayor tamaño, solo el 32% del PIB está controlado por partidos políticos democráticos tradicionales.

g20

China representa sola casi el 19 por ciento, desde un 8 por ciento hace una década.

archivo particular. 

POR:
bloomberg
junio 06 de 2018 - 04:02 p.m.
2018-06-06

El poder de los demócratas en las principales economías del mundo se está debilitando. En el grupo de las 20 economías de mayor tamaño (G20), solo el 32 por ciento del PIB está controlado por partidos políticos democráticos tradicionales, lo que contrasta con un 83 por ciento en 2007, señala Tom Orlik de Bloomberg Economics.

(Lea: Estados Unidos, el más proteccionista entre los miembros del G20

En el mismo periodo, el poder de los partidos populistas ha aumentado hasta gobernar un 41 por ciento del PIB desde un 4 por ciento. "Este es un cambio importante en el gobierno de la economía mundial", afirmaron Orlik y el economista asociado Justin Jiménez, en un articulo Global Insight publicado el martes.

"Hasta ahora no ha tenido un impacto significativo en el crecimiento y la estabilidad financiera. ¿Quizas es cuestion de tiempo?".

ASCENSO DEL POPULISMO

En el corazón del auge del populismo y el autoritarismo se distingue el fracaso de las democracias occidentales para administrar las fuerzas liberadas por la globalización y la tecnología.

(Lea: G20, a excepción de EE. UU., aplicará medidas contra cambio climático

El catalizador específico fue la crisis financiera de 2008 y el alto desempleo que esta causó, lo que dejó en evidencia los fallos de las políticas adoptadas por los partidos tradicionales.

Los partidos populistas aseguran defender al ciudadano de a pie contra las élites corruptas -ofreciendo soluciones de sentido común a complejos debates de políticas públicas- y priorizando la unidad nacional sobre la inclusión cosmopolita; y han ganado terreno en medio del vacío creado por la crisis financiera.

(Lea: Alemania confirma la tendencia populista

Sobre todo, el ascenso de China ha significado que regímenes autoritarios, con un fuerte poder central y libertad política limitada, jueguen un mayor rol.

CUESTIÓN DE TIEMPO

Regímenes no democráticos en China, Rusia, Arabia Saudita y Turquía manejan ahora el 24 por ciento del PIB del G20. De hecho, China representa sola casi el 19 por ciento, desde un 8 por ciento hace una década. Pero no es hora de anunciar que "el final está cerca", no todavía, afirmó Orlik.

El crecimiento del PIB del G20 en su conjunto se aceleró a 3,8 por ciento en 2017, su mayor ritmo de expansión desde 2011. En parte, explicó, porque los gobiernos populistas tuvieron suerte: alimentaron el descontento generado por la crisis financiera, pero heredaron los beneficios del cambio de ciclo económico.

El paquete fiscal en Estados Unidos, y una apertura a los negocios en China e India, también juegan a favor.

Pero detrás hay mas que suerte y estimulo fiscal. Algunos aspectos de buen gobierno son más importantes para el crecimiento económico que otros, agregó Orlik, reconociendo que esto puede resultar incómodo para los defensores de la democracia.

Pero, agrega, la eficiencia del gobierno y una fuerte regulación son dos factores difíciles de mantener en ausencia de un debate político y un control sobre los líderes. Por eso duda que los nuevos gobernantes de las principales economías del mundo sean capaces de separar el crecimiento de largo plazo de las instituciones que sostienen un buen gobierno.

Compartir