1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

¿Por qué subió la tasa de usura si el Banco de la República bajó la de interés?

Analistas dicen que no hay una correlación directa entre ambas tasas, aunque sí indirecta, y que se empezaría a sentir en unos meses. La primera está dirigida más a créditos empresariales y la segunda a los créditos de consumo.

Tasas sobre 31,34 % anual serán de usura

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
febrero 01 de 2018 - 10:38 p.m.
2018-02-01

La Superintendencia Financiera de Colombia fijó este miércoles la tasa de usura que regirá en febrero, la cual quedó en 31,52%, lo que representa un aumento de 0,48% frente al mes anterior.

Aunque el mercado esperaba que la tasa de usura continuara con la tendencia bajista, que traía desde hacía cinco meses, por cuenta de la reducción de la tasa de interés de referencia del Banco de la República, esto no ocurrió. 

(Lea: Tasa de usura que regirá para febrero subió 0,48% y se ubica en 31,52%). 

Si bien el alza sorprendió a buena parte del mercado, que esperaba una reducción tras la decisión del Emisor, para Daniel Felipe Pardo, consultor de Financial Lab, los cambios en la tasa de interés del Banrepublica tienen un mayor efecto sobre tasas comerciales que sobre tasas que se ofrecen a los hogares como los préstamos de consumo, tarjetas de crédito e hipotecario, estos últimos más ligados a la tasa de usura.

Entre las razones que se cuentan para que la Superfinanciera elevara la tasa de usura este mes están la alta demanda de créditos de consumo de finales del año pasado y comienzos del 2018 (uno de los más costosos del mercado); el bajo apetito por los préstamos de libranzas y de los comerciales ordinarios (considerados de los más económicos), y el aumento de tasas que la mayoría de entidades aplicaron a algunas de sus líneas de crédito en ese mismo periodo.

Así las cosas, lo que se estaría viendo con la subida de la tasa de usura es más un efecto estacional, para evitar que los colombianos sigan endeudándose y pagando intereses más altos, como consecuencia del mayor uso del crédito de consumo que hacen los hogares colombianos por esta época del año, para atender las necesidades de liquidez, tras las vacaciones.

Según Pardo, la evidencia empírica muestra que cerca del 75% de las entidades bancarias han desembolsado créditos comerciales a tasas más bajas que las observadas antes de que comenzara el ciclo reduccionista en la tasa de intervención del Banrep. Para el crédito de consumo dicho porcentaje se sitúa alrededor del 60%. Lo anterior muestra que la transmisión monetaria se da más rápido en los créditos comerciales frente a los créditos de consumo.

Además, la Superintendencia Financiera también tuvo en cuenta el hecho de que algunas entidades elevaron el costo del crédito de consumo y de tarjetas entre diciembre del 2017 y enero del presente año.

Aunque los analistas dicen que no hay una correlación directa entre ambas tasas (interés y usura), sí tiene un efecto indirecto, ya que la usura depende de cómo se comporta el interés bancario corriente (que es el promedio del interés al que las entidades y bancos prestan dinero o captan dinero del público), pero que sólo se irá sintiendo en la medida que la tasa del Emisor vaya transmitiéndose a todo el sistema bancario, algo que se sentiría este año.

Y es que mientras las transmisiones en las tasas de interés toman entre 8 y 15 meses, las tasas de usura pueden tardan entre cuatro y cinco trimestres debido a su naturaleza, regulación y sus rigideces.

Javier Acosta
Portafolio.co
@javaco18

Compartir