1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Primer ajuste al Presupuesto del 2019 irá a más inversión

La próxima semana, Minhacienda presentará informe para modificar la partida de la deuda pública. Allí daría luces sobre la reforma tributaria.

Alberto Carrasquilla

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda (der.) durante su exposición en el Congreso de la República.

Cortesía

POR:
Portafolio
agosto 21 de 2018 - 10:49 p.m.
2018-08-21

La contrarreloj de dos meses para aprobar el Presupuesto General de la Nación del 2019 comenzó este martes en el Congreso con varias propuestas, que dan muestra de que la ‘peluqueada’ a los recursos para algunos sectores sería mayor de la esperada.

En la primera audiencia en las comisiones económicas conjuntas de Cámara y Senado, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dio un brochazo del primer cambio que tendría este proyecto de ley, en el avance de su trámite.

Se trata del rubro de inversión, que –vale recordar– fue presentado en su momento con una caída de $3,6 billones (casi 10%), y por la cual los congresistas y el mismo Carrasquilla pusieron el grito en el cielo.

(Lea: Al fisco le entrarían $50 billones si se eliminan exenciones al IVA). 

PRIMERA ‘PELUQUEADA’

“Yo comparto la preocupación central y es que tenemos un presupuesto en el cual la inversión cae de manera dramática; hay sectores inmensamente afectados y en los que vamos a tratar para que dentro de la estructura de sanidad fiscal y cumplimiento de la Regla Fiscal, podamos darles una salida a estos temas (...)”, aseguró el Ministro.

Así las cosas, varias de las propuestas hechas por los legisladoras y que se verían plasmadas en proposiciones formales, estarían encaminadas a que se recorte algo al monto del pago de deuda ($66,4 billones) para compensar la reducción en inversión.

No obstante, la iniciativa gubernamental no iría de la mano con un ajuste al monto total del Presupuesto, que es de $259 billones, sino en una “recomposición de planteamientos, ya que el total es una cifra con la que podemos trabajar para pagar todos los compromisos y, a la vez, lograr las metas fiscales que tenemos”, agregó Carrasquilla.

Sin embargo, la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP) les explicó a los congresistas que en el plan de inversiones del próximo año se verían en jaque los giros a entidades y programas, por cuenta de que $21 billones irían a las llamadas inflexibilidades, es decir, destinaciones que tienen que hacerse sí o sí, como vigencias futuras, gasto de rentas, fondos especiales, entre otros. En cualquier caso, los recursos conjuntos de funcionamiento e inversión, también tendrían varios cambios sustantivos durante el trámite legislativo, según lo dejaron entrever las declaraciones de distintos congresistas.

LO PLANTEADO

Entre las propuestas hechas ayer hay de todo: no aumentarle tanto al sector de defensa, girarles más a las regiones por medio del Sistema General de Participaciones, revisar la posibilidad de que algunas amortizaciones se aplacen y no se pague tanto de deuda, e incluso plantean hacer las cuentas con un barril de petróleo a US$70 y no a US$65, como lo dice el documento.

En cuanto a los sectores, gran parte de los legisladores aseguró que le pondrán el ojo a que se asignen mayores recursos para agricultura, deporte, cultura y ciencia y tecnología, que tienen caídas sustantivas, y anunciaron que estos harán parte de la primera ‘motilada’ que tendrá la iniciativa.

REFORMA AL PROYECTO 

En la necesidad de ajustar el proyecto coincidió Carrasquilla, quien confirmó que a corto plazo le entregará a las comisiones un reporte sobre qué cambios planea hacer y de dónde saldrían los recursos necesarios para esos ajustes.

(Presupuesto del 2019: más para sectores, pero menos para inversión). 

“La próxima semana deberíamos tener ya los componentes de las reformas que queremos introducir en el Presupuesto (...) En ese momento, tendremos una idea de cuántos son los recursos que se requerirían y cuáles serían las magnitudes para solucionar estos problemas de falta de recursos, por la vía de mayores contribuciones tributarias, pero también de lucha contra la evasión”, agregó el Ministro.

Así las cosas, la próxima semana también se presentarían un esbozo detallado de la reforma fiscal que planea el Minhacienda, cuya columna vertebral sería aumentar la base gravable de renta de personas naturales, reducir la tarifa de la renta a empresas y hacer una ofensiva antievasión.

La discusión seguirá, entonces, en torno al monto total, que deberá definirse antes del 15 de septiembre; diez días después se tendrá que aprobar en primer debate y antes del 20 de octubre tendrá que avalarse plenamente el proyecto.

SOLO HABRÍA $5,8 BILLONES PARA DISTRIBUIR DE INVERSIÓN: DNP


Los montos de inversión que se girarán a los sectores y entidades el próximo año no solo tendrían una reducción de casi 10%, sino que buena parte de estos recursos ya estarían comprometidos, de antemano.

Según la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Gloria Amparo Alonso, para el 2019, “la cifra exclusivamente de la Nación, es decir, sin contar los entes territoriales, pasaría de $31 billones a $26,8 billones, de los cuales $21 billones hacen parte de las llamadas inflexibilidades”.

En plata blanca, esto quiere decir que solo $1 de cada $5 destinados para el Gobierno Nacional Central para invertir podrían realmente repartirse, en tanto que los demás se irían al pago de compromisos adquiridos por el Estado.

Por ejemplo, se destinarían para pagar unos $7 billones de vigencias futuras, pero también se girarían dineros para el gasto para rentas, pago de parafiscales que se eliminaron con una reforma tributaria, recursos primera infancia, entre otros.

“Así las cosas, nos quedarían para distribuir $5,8 billones, entre 30 sectores y 157 entidades”, declaró Alonso.

Entre las inflexibilidades también están $2,3 billones para 23 concesiones viales; otros $2,2 billones para red vial nacional (incluyendo el túnel de La Línea), pero no solo se irían a obras civiles.

Programas sociales como Familias en Acción, Adulto Mayor, Ser Pilo Paga y Primera Infancia también serían financiados con estos recursos.

Compartir