1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

‘Selfies’ de jubilación para mayor cobertura

Se trata de un modelo sencillo que no requiere de intermediarios.

jubilación.

En el modelo propuesto, cada persona tendría una cuenta individual de jubilación.

Archivo

POR:
Portafolio
agosto 01 de 2018 - 09:55 p.m.
2018-08-01

Alrededor del mundo los sistemas pensionales enfrentan graves problemas de desfinanciamiento, y entre las principales causas están el aumento de la esperanza de vida, los altos costos de intermediarios y la necesidad de mejores prácticas de manejo de riesgo en las estrategias de inversión.

En el caso colombiano, el sistema sufre también de una muy baja cobertura (por la informalidad laboral), y es inequitativo. Además, la tasa de remplazo y las garantías que obtienen los afiliados al Régimen de Ahorro Individual Solidario, RAIS (sistema privado), son bastante más bajas que las que se obtienen en el Régimen de Prima Media (sistema público).

(Lea: Seis cosas que debe saber sobre el ahorro pensional)

Ante esta situación, en la que ninguno de los dos sistemas (público o privado) ha provisto una solución satisfactoria, ya sea por su falta de autofinanciación (en el sistema público) o por falta de garantías para proveer una pensión mínima y suficiente a sus afiliados (en el sistema privado), surge la pregunta de cómo crear una solución autofinanciada y de bajo costo que garantice una pensión mínima a los trabajadores.

El componente básico y condición sine qua non de una estrategia de inversión de largo plazo que garantice un consumo futuro mínimo es la construcción de un portafolio de cobertura del pasivo pensional de cada individuo, que equivale al valor presente de la mesada mínima que busca garantizarse a la persona.

(Lea: Las pensiones hay que dejarlas como están: CGT

Este portafolio podría ser proveído por el gobierno nacional de manera relativamente sencilla mediante la emisión de un bono denominado “SeLFIES de jubilación”, por sus siglas en inglés, que significan, “títulos de ingreso indexado a estándares de vida, con fecha de inicio futura”.

La idea fue introducida en el artículo Time for retirement 'SeLFIES'? en el cual el premio Nobel en economía, Robert Merton, y Arun Muralidhar hacen un llamado a los gobiernos del mundo a emitir este tipo de instrumentos financieros que “hacen a los individuos autosuficientes”.

(Lea: Trabajadores ven cada día más lejos su jubilación

Desde el punto de vista de un trabajador que busca asegurarse un ingreso conocido mínimo durante su periodo de jubilación, invertir en activos como acciones o bonos tradicionales, es arriesgado porque estos no proveen una cobertura garantizada de los ingresos deseados. Por ejemplo, un portafolio de bonos tradicionales como los TES, es arriesgado, a menos que dicho portafolio siga una estrategia dinámica de cobertura del ‘pasivo’ pensional estructurada específicamente para el individuo.

La razón es que los flujos de caja de dicho portafolio de bonos están desfasados respecto al flujo de caja que se desea asegurar. Inclusive utilizando ingeniería financiera para construir un portafolio de cobertura utilizando bonos tradicionales, siempre quedaría un desfase con los flujos de caja de la mesada pensional. La utilización de SeLFIES eliminaría dicho desfase.

¿CÓMO FUNCIONARÍAN LOS SELFIES?

Suponga que cada SeLFIE paga al titular anualmente durante 20 años, empezando en una fecha futura fija, una cantidad determinada, por ejemplo $5.000 al año en pesos de hoy, indexados a un nivel de precios de la economía. Un individuo de 50 años compraría SeLFIES hoy con fecha de 2028. Estos bonos comenzarían a pagarle cupones cuando se jubile a los 60 en 2028 durante 20 años, hasta el 2048. Un individuo de 35 años, compraría SeLFIES con fecha de 2043 y su bono comenzaría a pagarle cupones a los 60 en 2043.

La sencillez de los SELFIES asegura que hasta el individuo más iletrado en finanzas pueda ser autosuficiente con respecto a la planeación de su pensión, sin necesidad de hacer ninguna predicción de retornos esperados, de optimizaciones de portafolio y sin intermediarios (a parte el gobierno emisor). Por ejemplo, si un individuo quiere garantizarse en el futuro una mesada de $50.000.000 de pesos de hoy al año, sin ningún riesgo durante 20 años de jubilación, manteniendo el estándar de vida, esta persona necesitaría comprar 10.000 SeLFIES durante su vida laboral ($50.000.000 dividido por el cupón de un SeLFIE, que en nuestro ejemplo es $5.000). Este individuo debe entonces ahorrar e ir invirtiendo en los bonos SeLFIES que corresponden a su fecha deseada de jubilación hasta lograr comprar 10.000 y así tener asegurada durante 20 años de jubilación la pensión mínima de $50.000.000 de pesos anuales que definió.

Los SeLFIES son vehículos de inversión diseñados específicamente para tener el menor riesgo posible respecto al objetivo de garantizar una mesada pensional. Por lo tanto, deberían ser fácilmente accesibles a todas las personas, ya sean afiliadas a un régimen de pensiones o no tengan ninguna cobertura. Cada individuo tendría una cuenta de ahorro individual de SeLFIES de jubilación, adicionalmente a sus eventuales cuentas de pensiones voluntarias que buscarían complementar esos ingresos mínimos. Los SeLFIES podrían ser ofrecidos en cualquier sitio, tales como los puntos de venta de minutos para celular, o de Chance y/o en sucursales bancarias. La idea sería incentivar este tipo de ahorro e inversión segura al máximo para que la gente se asegure un mínimo de mesada pensional, sin importar su situación laboral e independiente de los retornos de los activos financieros tradicionales.

Sin embargo, las inversiones en SeLFIES no solucionan problemas como el ahorro insuficiente (resultando en mesadas pensionales bajas), o la cobertura del riesgo de longevidad. Para protegerse del riesgo de longevidad, los ahorradores podrían contratar rentas vitalicias diferidas que comiencen a pagar mesadas a partir de la edad de 80 años (edad en que terminan los cupones de los SeLFIES, suponiendo una edad de retiro de 60 años).

Respecto al modelo actual, la separación entre el riesgo de longevidad y el riesgo de consumo de largo plazo durante los años esperados de jubilación comporta una reducción importante en los costos de garantizar una mesada pensional mínima puesto que el seguro se compraría únicamente para cubrir los años de pensión de sobrevivencia por encima de la esperanza de vida.

El gobierno podría incentivar el ahorro en SeLFIES de las personas con más escasos recursos, por ejemplo consignándoles en su cuenta un SeLFIE adicional por cada SeLFIE comprado por el individuo, hasta llegar al número de SelFIES que garanticen un mínimo de mesada pensional fijado por el gobierno.

Este sistema, además de constituir una inversión en sí para garantizar una pensión mínima, también serían muy útiles para administradores de fondos que quieran crear estrategias de aseguración de portafolio que busquen tomar más riesgo, pero con una garantía mínima de ingresos futuros. Este tipo de estrategias funcionan mediante una asignación dinámica de activos entre el portafolio de cobertura (de SELFIES) y un portafolio los activos riesgosos que buscan mayores retornos.

Esperemos que el gobierno quiera estudiar la posibilidad de crear esta arma secreta para atacar el núcleo del problema pensional en Colombia.

Daniel Mantilla García
Profesor de Finanzas de la facultad de administración de la U. de los Andes 

Compartir