1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Innovación

Colombia debe estar abierta a los cambios de la cuarta revolución industrial

Según expertos, no hay que temer sino adelantarnos a los acontecimientos para entender que la tecnología nos va simplificar los procesos productivos.

La producción industrial registra menor ritmo

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
octubre 16 de 2017 - 02:23 p.m.
2017-10-16

La cuarta revolución industrial está cambiando las organizaciones, al generar una total independencia al innovar en sus procesos por medio de la automatización en los sistemas de producción.

(Lea: El arroz y los aceites vegetales son los productos agrícolas de mayor dinamismo, FAO)

En el mundo existe, por un lado, una incertidumbre sobre los cambios que sucederán a futuro con el comportamiento de la industria. La tensión principal por este tema, es una total independencia de la mano de obra no cualificada, por lo que se estima que para el año 2030 el 47% de estas ocupaciones desaparecerán. Por otro lado, esta revolución será positiva debido a que las economías deberán estar dispuestas a generar un cambio al interior de las empresas, la sociedad y a nivel personal.

(Lea: ¿Por qué los ciberataques son inevitables?)

En Colombia varias instituciones han manifestado la importancia de la incorporación de la cuarta revolución en la economía del país, que traerá consigo una modificación a los parámetros “ya establecidos” sobre las relaciones humanas y las ideologías dominantes. También hace énfasis en explicar cuáles son los sectores donde tenemos que mejorar para que sea más fácil la transición de este cambio, que tendrá un mayor impacto en las formas de empleo, así como en las relaciones sociales y laborales en en el país.

Según la Cámara Colombiana de Información y Telecomunicaciones habrá 4 puntos importantes para mejorar: la Gobernanza digital (participación y transparencia en la política), la Sostenibilidad ambiental (uso eficiente de los recursos, calidad de vida en armonía con la naturaleza), la Infraestructura inteligente (buen uso del espacio público, movilidad y más oportunidades laborales) y la Transversalidad en las TIC (nuevas industrias que están proyectadas para emplearse en el año 2050). Pero también hay que tener en cuenta la visión por parte de la academia, como es el caso de la Universidad del Rosario, que hace una apuesta por una educación enfocada en identificar los factores que influirán en el futuro laboral y social del país, buscando facilitar los procesos de una transición hacia el mundo digital.

¿LAS EMPRESAS EN COLOMBIA SE PODRÁN ADAPTAR A ESTE CAMBIO?

Entender los cambios que están sucediendo en la industria es un reto para las empresas en Colombia y estar a la vanguardia de lo que exige el mercado es un llamado para la innovación digital sin importar el gremio económico. Las empresas deberán entender por qué es importante la recolección de datos, y cómo utilizarlos para el beneficio de sus clientes y poder satisfacer sus necesidades, generando una mejor relación con el mercado y la demanda de los productos.

Para poder entender esta nueva transición en la economía del país, es indispensable comprender cómo podemos adaptarnos a las nuevas tecnologías para poder crear nuevas redes de producción que se controlen por sí mismas y a lo largo de toda la cadena de valor. Esto quiere decir que hay que mejorar la mano de obra cualificada y tener una mejor relación con las instituciones académicas, con el fin de propiciar una migración a carreras que generen más personas especializadas en análisis de datos y tecnologías; es decir, crear un nuevo tipo de trabajador llamado El Nativo Digital, que sea autocrítico y pueda responder a sus responsabilidades, trabajando desde cualquier parte donde se encuentre.

En conclusión, no hay que temer a los cambios que enfrentaremos en esta revolución, sino adelantarnos a los acontecimientos para entender que la tecnología nos va simplificar los procesos productivos. Esto va generar que la mano de obra cualificada se pueda sofisticar cada día más, y mejorará el comportamiento de los gremios económicos del país y la calidad de vida de los colombianos.


*Especial para Portafolio

Johanna Salgado
Coordinadora Hub del Centro de Emprendimiento de la Universidad del Rosario.

Compartir