1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Innovación

La importancia del Big Data en los negocios y la política pública

Ir al ritmo del ‘Big Data’, el reto para los directivos

Archivo particular.

POR:
Portafolio
abril 18 de 2018 - 11:07 p.m.
2018-04-18

La gestión de macrodatos más conocida como big data es un término que se utiliza para describir el volumen de datos estructurados y no estructurados que hoy en día hacen parte del quehacer de las actividades humanas pero especialmente en el mundo de los negocios donde no importa como tal la cantidad de información disponible sino la calidad y como se debe gestionar para obtener conocimiento relevante que permita tomar mejores decisiones, generar estrategias que permitan negocios a mediano y largo plazo y poder responder a las señales de mercado de forma óptima y efectiva. Por ello, el big data junto con las tecnologías digitales están generando diversos impactos en la gestión y en el manejo de los datos, formas de trabajo y en la vida cotidiana en general.

(Lea: Xertica, tras dos firmas que engrosen su oferta)

El big data es fundamental en el marco de la cuarta revolución industrial, al poder mejorar y ser más eficiente en la administración y el manejo de datos que se generan segundo a segundo en el mundo y que dan señales de cómo se deben orientar el negocio o generar nuevas estrategias que respondan a los requerimientos del mercado y el entorno. Lo cual se traduce en crecimiento económico y desarrollo para los países y las organizaciones que logran un uso efectivo de los datos, donde el principal desafío es el desarrollo de software y sistemas analíticos que conviertan los datos generados por las fábricas inteligentes en información útil y valiosa que genere valor agregado.

(Lea: ‘Las empresas deben manejar sus datos para sobrevivir’, Hitachi Vantara)

El big data se ha venido utilizando para orientar la publicidad a partir de diferentes factores como son la edad, el sexo, la localización, los hábitos y patrones de compra, que son utilizados de forma agregada y anónima siguiendo los requerimientos legales de protección de datos, donde la tecnología es clave para orientar la publicidad y los requerimientos de la sociedad de forma individual.

Los sectores productivos requieren comenzar a revisar y entender modelos empresariales y de negocio que les permita gestionar y/o monetizar los datos a partir de recursos humanos que trabajen en modo “internet” que implica realizar análisis estadísticos de forma dinámica y en tiempo real, que permitan una respuesta y diseño de estrategia acorde a las alertas generadas por una adecuado manejo del big data que debe tener una perspectiva innovadora para generar información que se convierta en viable y útil para el negocio.

La importancia del big data surge de un uso efectivo de los datos con que se cuenta a partir de un análisis que permita la reducción de costos y tiempo, desarrollo de nuevos productos y servicios de forma optima para la toma de decisiones de forma segura e inteligente que permita mayor competitividad y productividad.

Otro punto importante, es utilizar el gran volumen de datos con análisis de alta potencia de una manera rápida para poder determinar las causas principales de las fallas que se puedan presentar, problemas y defectos en tiempo real tomando medidas de contingencia que puedan contrarrestar este tipo de situaciones y evitar mayores daños para el negocio, este tipo de análisis serán fundamentales para una gestión del riesgo efectiva que permita minimizarlos y actuar en tiempo real para prevenirlos.

Para que todos estos elementos sean posible, en el país se busca implementar una política nacional de Big Data a partir de un documento CONPES donde se evidencia la importancia de los datos para el desarrollo y crecimiento económico del país lo que deriva en la generación de valor social y económico. Se requiere un ambiente que promueva su gestión y su uso adecuado a los requerimientos propios de los nuevos desarrollos tecnológicos donde se formula un plan con sus respectivas líneas de acción que incluya: diseño e implementación de infraestructura de datos, incrementar los datos abiertos especialmente de origen público, fortalecer el intercambio de información pública y privada que permita optimizar y valorizar el uso de datos, garantizar seguridad en el manejo, gestión y aplicación de datos, fortalecer e incrementar el capital humano con competencias en estas temáticas para permitir un empleo apropiado de este tipo de tecnologías, promover una cultura del uso de los datos no sólo para analizarlos sino que sirvan de insumos para la toma de decisiones y diseño de política pública donde se valore la importancia de los mismos y puedan generar un control efectivo a partir de una línea base y seguimiento de su implementación.

El poder aplicar el big data partir de estos lineamientos será fundamental para Colombia y garantizarán que se pueda dar respuesta a los desafíos de la cuarta revolución industrial en pro de una sociedad que utiliza los datos como factor clave para el desarrollo, el crecimiento y el bienestar de la sociedad al contar con información con valor agregado en tiempo real partir de una gestión efectiva del big data.


Clara Inés Pardo Martínez
PhD. Profesora de la Escuela de Administración, Universidad del Rosario y Directora Ejecutiva, Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT).

Especial para Portafolio.co

Compartir