Innovación
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Análisis

La importancia de la innovación para la productividad y competitividad en las regiones

Es fundamental generar un ecosistema con una visión integral y sistemática donde se definan los roles de cada una de las partes interesadas.

Innovación
POR:
mayo 05 de 2017
2017-05-05 12:26 p.m.

Actualmente el desarrollo de los países y las regiones depende de que en cada una de las etapas se tenga en cuenta la innovación ya que su creación, difusión y aplicación garantizan el crecimiento económico y el bienestar de la sociedad. Sin embargo, es importante que los hacedores de política pública y tomadores de decisiones analicen los potenciales que se tienen en el país o región para que de forma acertada se diseñen diferentes estrategias e instrumentos que fortalezcan la innovación en todo el ciclo productivo con miras a la creación de valor e incremento en la productividad y competitividad.

En este contexto, es fundamental realizar un seguimiento y evaluación a cada uno de los procesos e instrumentos que se aplican y direccionan en torno a la innovación de forma efectiva y con el impacto esperado teniendo en cuenta sus objetivos que pueden ser la adopción, su incremento, la construcción de capacidades, su impacto en la cadena de valor, el rol de la innovación social, la conexión entre innovación e investigación y el fortalecimiento de la relación entre el sector productivo, la academia y el gobierno.

En la innovación cada una de las partes interesadas juega un papel fundamental, donde el estado es clave para corregir las fallas de mercado que se presentan en los procesos de innovación que implican cooperación entre todos los interesados, temas de propiedad intelectual, la rentabilidad social que va más allá de la económica y la mitigación del riesgo, lo cual permitiría un mayor interés por la aplicación de la innovación y percibir de manera directa todos los beneficios que se generan tanto a nivel privado como público tal como lo muestra la economía evolutiva.

De acuerdo a los resultados del índice global de innovación del año 2016 Colombia ocupa el puesto 63 a nivel mundial y quinto lugar en Latinoamérica donde es importante seguir fortaleciendo la inversión así como la efectividad en el gasto que garantice los resultados esperados en temas de innovación. Donde varios estudios han comprobado la relación directa entre Investigación & Desarrollo (I&D), productividad e innovación donde a mayor inversión en I&D mayor innovación y productividad. Teniendo en cuenta que el CONPES 3835 tiene como objetivo que Colombia en el año 2025 sea el tercer país más innovador de Latinoamérica.

En el país se observa que en temas de innovación existen disparidades regionales en la medida que se cuenta con ciudades y departamentos que están realizando una apuesta por generar desarrollo económico y bienestar a través de la innovación como es el caso de Bogotá y Medellín donde se han planteado diversas estrategias para fortalecer las cadenas productivas y los procesos innovadores a través del perfeccionamiento de los procesos productivos, productos y servicios que implica mayor diversidad, exclusividad en la producción y mayor valor agregado haciendo más atractivas las exportaciones con diversidad de mercados y mayores ingresos favoreciendo el crecimiento económico, fortalecimiento del capital humano y la productividad.

Sin embargo, para lograr el fortalecimiento de la innovación en las regiones del país y el sector productivo es fundamental generar un ecosistema de innovación con una visión integral y sistemática donde se definan los roles de cada una de las partes interesadas de tal manera que se cuenten con lineamientos claros desde el gobierno para promover y fortalecer la innovación, el sector productivo se motive por la innovación como una estrategia para mejorar su competitividad y rentabilidad en la medida que aporta a la sociedad y productividad del país, la academia como productor de ciencia y tecnología como base de la innovación y la sociedad que valora los procesos de innovación como elemento clave del bienestar social y calidad de vida.

Para ello se requiere analizar de forma diferenciada los departamentos y ciudades del país junto con los sectores productivos contando con información relevante para diseñar estrategias e instrumentos basados en la evidencia que permitan analizar las fortalezas y debilidades en el ecosistema de innovación con el fin de que los mismos puedan generar el impacto esperado, una implementación costo-efectiva y que sea aplicable al entorno donde se requiere mejorar las tendencias de innovación.

Desde esta perspectiva, el gobierno nacional ha comenzado a trabajar en diversas métricas que permiten hacer seguimiento y control a los proceso de innovación como es el Índice Departamental de Innovación (desarrollado por el Departamento Nacional de Planeación, el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología y apoyo metodológico de C230) que es clave para que los departamentos colombianos puedan revisar su desempeño en torno a la innovación y de forma modular puedan establecer cuales son los requerimientos en cuanto a insumos o resultados que permitan generar desarrollo y crecimiento económico desde la perspectiva de la innovación y puedan comparar y revisar otras experiencias regionales que puedan ser replicadas de acuerdo a su contexto. Así, se podrá dar una mejor orientación a la innovación de país disminuyendo las disparidades regionales y urbanas determinando los instrumentos adecuados de forma diferencial de acuerdo al ecosistema de innovación con que cuenta cada uno de los departamentos y las ciudades colombianas.

Clara Inés Pardo Martínez
PhD, Profesora de la Escuela de Administración
de la Universidad del Rosario y Directora Ejecutiva
del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT)

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado