Internacional

Comerciantes reportan saqueos a varias tiendas en el sur de Venezuela

Según testigos, el incidente ocurrió luego de que se retiraran las fuerzas militares que resguardaban los comercios de la zona.

Saqueos

Internacional Por: Julian David Calderon Hortua

Algunas tiendas fueron saqueadas la madrugada de este martes en localidades del sur de Venezuela y unas 20 personas fueron detenidas, según comerciantes afectados y la policía local, en medio de la profunda crisis económica que azota al país.

(Lea: Inflación en Venezuela podría superar el 10.000% este año)

"Me robaron todo. Rompieron las tuberías de agua, despegaron las pocetas (inodoros) de mi casa, sacaron las ventanas, las rejas, las puertas, las camas, todo", dijo entre sollozos Érika García, una comerciante de 38 años, después de que tanto su negocio como su vivienda en Ciudad Guayana fueran desvalijados.

(Lea: Tenedores de bonos de deuda venezolana enfrentan rebajas de valores)

García dijo que el incidente ocurrió cerca de la medianoche, luego de que se retiraran las fuerzas militares que resguardaban los comercios de la zona. En una decena de tiendas de víveres vecinas y en otras en San Félix y Puerto Ordaz también se registraron saqueos tanto la madrugada del martes como del lunes, dijeron testigos.

Debido a la galopante inflación, los precios de los alimentos básicos suben casi a diario en el país, lo que ha llevado a muchos comerciantes a tasar su mercancía en dólares, aun cuando la población no tiene un acceso fácil a la compra de divisas por los controles de cambio del Gobierno.

Según el Congreso controlado por la oposición, que elabora sus propias mediciones ante las esporádicas estadísticas oficiales, la inflación superó el 2.616 por ciento en 2017.

"Compramos con sobreprecio y debemos vender igual. Estamos sobreviviendo", dijo la comerciante García. En las zonas afectadas la mayor parte de los comercios no abrieron el martes y muchos dueños de tiendas removían los objetos de valor por temor.

El fin de semana muchos venezolanos se congregaron en las afueras de supermercados en Caracas gritando "¡Tenemos hambre! ¡Queremos comida!", horas después de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ordenara a sus dueños bajar los precios.

El gobierno de Maduro culpa al contrabando hacia países vecinos de la escasez de alimentos y medicinas. Por eso extendió una suspensión temporal del comercio con las vecinas islas caribeñas de Aruba, Bonaire y Curazao, hacia donde asegura que las mafias en el país llevan todo tipo de bienes.


*Reuters.