Internacional

Putin vuelve a ser reelegido presidente de Rusia

El mandatario regirá los destinos del país euroasiático por cuarta vez, hasta el 2024. Oposición acusa de fraude.

Valdimir Putin

Internacional Por: Portafolio

Vladimir Putin ganó las elecciones rusas de forma aplastante este domingo, según un sondeo a pie de urna, tras una jornada marcada por las acusaciones de fraude formuladas por la oposición. Tras el cierre de los últimos colegios electorales en el enclave ruso de Kaliningrado, en el centro de Europa, el primer sondeo del instituto oficial VTSiOM le daba al presidente ruso el 73,9% de los sufragios, un resultado mucho mejor que el 63,6% obtenido en 2012.

Lea: (Putin promete que Rusia volverá a ser potencia económica).

El mandatario de 65 años, que logró así un cuarto mandato y podrá permanecer en el poder hasta 2024, superó al candidato comunista Pavel Grudinin, que obtuvo el 11,2% de los votos, al ultranationalista Vladimir Jirinovski (6,7%) y a la periodista cercana a la oposición liberal, Ksénia Sobtchak (2,5%). Los primeros resultados muy parciales (15% de los votos escrutados) le daban el 71,9% de los sufragios a Putin y el 15,9% a Grudinin.

Lea: (Trump y Putin podrían destruirse mutuamente).

El Kremlin había convertido la participación en su principal objetivo, con el fin de legitimar unas elecciones cuyo resultado no ofrecían ningún suspense. Pero el principal opositor, Alexei Navalni, apartado de las elecciones por una condena judicial, acusó al Kremlin de aumentar artificialmente la movilización rellenando las urnas u organizando el transporte masivo de electores hacia los colegios electorales.

"Necesitan participación. El resultado es que la victoria de Putin con más del 70% [de los votos] se ha decidido de antemano", dijo Navalni a la prensa, asegurando que la participación real era inferior a la de 2012.

La oenegé Golos, especializada en la vigilancia de elecciones, ofreció un mapa de los fraudes en su sitio web, en el que denunciaba 2.629 irregularidades como el relleno de urnas, votos múltiples u obstáculos a la labor de los observadores. La presidenta de la Comisión Electoral, Ella Pamfilova, consideró sin embargo "que no había tantas irregularidades".

Las autoridades hicieron una campaña masiva de información e incitación al voto, facilitando el voto fuera de las circunscripciones de residencia pero también, según la prensa, presionando a funcionarios o estudiantes para que voten. Según militantes de la oposición, la policía trasladó electores en autobús hacia los colegios electorales y se distribuyeron cupones de reducción entre los electores.

El gran ausente en la elección presidencial, Navalni, no pudo participar debido a una condena por malversación de fondos, que denuncia como una maniobra orquestada por el gobierno. El popular bloguero, que cuenta con una fiel base de seguidores en todo el país, había llamado a boicotear las elecciones y enviado a más de 33.000 observadores a los colegios electorales.

Putin es elogiado por haber devuelto la estabilidad al país tras la caótica década de 1990, aunque según sus detractores a costa de las libertades individuales. "Los últimos cuatro años tuvimos las sanciones (occidentales), pero también construimos mucho, nuevas fábricas abrieron, la inflación es baja", explicó AFP Olga Matiunina, una electora de Putin, de 65 años.

"Todo el mundo sabe que será elegido. Ya no da ganas (ir a votar) y tenemos la sensación de que nada depende de nosotros", indicó por su lado Boris, de 39 años, entrevistado en San Petersburgo.