Internacional

‘Trump no tiene miedo a una guerra comercial con China’, Secretario del Tesoro de EE. UU.

Los temores a una guerra comercial entre Estados Unidos y China provocaron una fuerte caída en la bolsa de Nueva York.

El presidente de China, Xi Jinping, y el de Estados Unidos, Donald Trump

Internacional Por: Julian David Calderon Hortua

Pese a amenazas de represalias por parte de China a los planes de Estados Unidos de imponer aranceles por hasta 60.000 millones de dólares a productos chinos, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo que el presidente Donald Trump no piensa dar marcha atrás y no lo preocupa una guerra comercial.

(Lea: ‘Una guerra comercial puede poner en peligro la economía mundial’)

"Vamos a proceder con nuestros aranceles. Estamos trabajando en eso", dijo Mnuchin en Fox News. "Así que, como dijo el presidente Trump, no tenemos miedo a una guerra comercial pero ese no es nuestro objetivo", agregó.

(Lea: Trump avala el presupuesto de EE.UU.)

Los temores a una guerra comercial entre Estados Unidos y China provocaron un derrumbe en la bolsa de Nueva York, donde tanto el Promedio Industrial Dow Jones Industrial Average como el índice S&P 500 perdieron casi un 6 por ciento la semana pasada.

Un memorando presidencial firmado por Trump la semana pasada apunta a imponer aranceles a productos chinos por hasta 60.000 millones de dólares por lo que para el Gobierno estadounidense es una malversación de propiedad intelectual, pero solo después de un periodo de consulta de 30 días a partir de que la lista de productos sea publicada.

Trump dió al Departamento del Tesoro 60 días para desarrollar restricciones de inversión que buscan impedir que compañías y fondos controlados por chinos adquieran firmas estadounidenses con tecnologías de carácter sensible.

Mnuchin dijo que cree que Estados Unidos podría alcanzar un acuerdo con China en algunos asuntos, pero dijo que los aranceles no se suspenderán "a menos que tengamos un acuerdo aceptable en el que el presidente dé su aprobación". China ha pedido a Estados Unidos que dé marcha atrás con los aranceles y amenazó con represalias, apuntando a las exportaciones agrícolas estadounidenses.

*Reuters.