Internacional

Venezuela ya debe 2.000 millones de dólares en intereses atrasados

Este martes vence un bono de 650 millones de dólares y hay pocas esperanzas de que se pague.

Dólar

Internacional Por: Portafolio

La crisis de la deuda venezolana podría estar al borde de un nuevo hito, ya que este martes vence un bono de 650 millones de dólares y hay pocas esperanzas de que se pague.

Las notas de la empresa eléctrica estatal siempre se consideraron entre los valores más riesgosos del país porque las desventajas de una cesación de pagos son relativamente menores. No contienen ninguna regla de insolvencia cruzada que pueda afectar la deuda soberana o las notas de la petrolera estatal, y la concesionaria de energía eléctrica no posee activos en el extranjero que los inversionistas puedan tratar de incautar.

(Lea: Venezuela se atrasa 700 millones de dólares en pagos de intereses de su deuda)

Si no se realiza un pago de capital, sería una nueva decepción para los inversionistas venezolanos que ya acumulan 2.000 millones de dólares en intereses atrasados, pero aún no han visto al Gobierno omitir el reembolso de las notas que vencen.

El presidente Nicolás Maduro dijo en noviembre que quería reestructurar las obligaciones del país en medio de una profunda recesión, una crisis cambiaria y una fuerte caída en la producción de petróleo, pero las sanciones internacionales impidieron cualquier avance en ese frente.

(Lea: Tenedores de bonos de deuda venezolana enfrentan rebajas de valores

"Simplemente no los veo extrayendo ese tipo de capital a pagar en este punto", dijo Ray Zucaro, el jefe de inversiones de RVX Asset Management, que posee deuda venezolana.

Las notas de Electricidad de Caracas cotizan a menos de 40 centavos por dólar, lo cual indica que los inversores las ven como la deuda más riesgosa que vence este año en el país más riesgoso del mundo. Fitch Ratings las coloca un nivel por sobre el grado de default.

(Lea: ‘Default’ tendría efecto limitado en la región

Solo algunos titulares recibieron un pago de intereses con vencimiento en octubre y el fideicomiso declaró la cesación de pagos. Elecar dijo que el pago se retrasó a causa de "cambios operacionales", que más tarde el ministro de Economía y Finanzas, Simón Zerpa, dijo que se habían resuelto.

Si el bono se llega a pagar, los inversores que compraron esos títulos obtendrían un rápido beneficio del 150 por ciento. Esto también podría provocar una liquidación de otras deudas venezolanas.

La última luz de esperanza a la que los gerentes de fondos pueden aferrarse es la especulación infundada de que un grupo de venezolanos ricos con conexiones gubernamentales tiene gran parte de la deuda y el Gobierno de Maduro no querría darles razones para estar enojados.

Los funcionarios de Elecar y del Ministerio de Economía y Finanzas de Venezuela se negaron a comentar sobre el pago o revelar quienes tienen la deuda.

A continuación, lo que los inversores y analistas comentan sobre el pago de Elecar:
Shamaila Khan, directora de mercados emergentes en AllianceBernstein: "Desde una perspectiva operativa, han tenido dificultades para pagar los cupones. Por lo tanto, es difícil imaginar que puedan realizar el pago del capital".

Siobhan Morden, jefa de estrategia de renta fija de Nomura para América Latina: "No creo que tengan dinero para pagar, pero Venezuela siempre sorprende". Morden anticipa un default por falta de dinero, problemas en la cadena de pagos y consecuencias relativamente menores.

Francisco Ghersi, director general de Knossos Asset Management: "Creo que van a entrar en cesación de pagos, hay un 95 por ciento de probabilidades de que ocurra eso. No tienen incentivo para pagar. Están en default ahora, ¿por qué irían a pagar?".