Internacional

Trump pone fin a su breve coqueteo con el TPP

El segundo giro de 180 grados del Presidente sobre el comercio transpacífico aumenta la presión sobre el japonés Shinzo Abe.

Donald Trump y Shinzo Abe

Internacional Por: Redacción Portafolio

El presidente estadounidense, Donald Trump, puso fin rápidamente a su último coqueteo con la reincorporación al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) al recurrir a Twitter la noche del martes después de una cena con el primer ministro japonés Shinzo Abe para rechazar la invitación que Tokio le extendió para unirse al acuerdo.

(Lea: Recuperación económica mundial es real, pero frágil)

“Aunque a Japón y Corea del Sur les gustaría que volvamos al TPP, no me gusta el trato para EE. UU.”, tuiteó. “Demasiadas contingencias y ninguna salida si no funciona. Los acuerdos bilaterales son mucho más eficientes, rentables y mejores para nuestros trabajadores. Miren qué mala es la OMC para EE. UU.”.

(Lea: Corea del Norte anuncia el cierre de instalaciones de pruebas nucleares)

El anuncio del Presidente en los medios sociales se produjo al final del primer día de una cumbre de dos días con Abe en el club privado Mar-a-Lago en Florida. Se espera que continúen las conversaciones sobre temas como Corea del Norte y el comercio.

Cabe recordar que Donald Trump retiró a EE. UU. del TPP en su primer día completo en la presidencia en enero de 2017 después de hacer campaña en su contra durante su candidatura a la presidencia en 2016.

Pero la semana pasada planteó la posibilidad de reincorporarse por segunda vez este año durante una reunión con políticos de estados agrícolas que lo han estado presionando para evitar una guerra comercial con China y considerar la reincorporación al TPP. También planteó la misma idea de unirse al TPP durante un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos.

El presidente estadounidense ya le ha dado a Abe una importante victoria en la cumbre al decir que tocará el tema del destino de los ciudadanos japoneses secuestrados por Pyongyang. Pero la decisión de Trump de descartar el TPP, antes del segundo día de conversaciones sobre el comercio, es una mala noticia para el primer ministro japonés.

Japón se muestra reacio a participar en negociaciones comerciales bilaterales, pues sospecha que Washington exigirá mayores concesiones de las que otorgó Tokio en el TPP, con muy poco a cambio. Abe, quien valora su relación con el presidente, esperaba canalizar las demandas comerciales de Trump hacia las negociaciones sobre un retorno al TPP. Una exigencia tajante para iniciar las conversaciones bilaterales lo pondría en una posición difícil.

Las maniobras en torno al TPP han llegado en momentos en que Trump está envuelto en un conflicto comercial cada vez más tenso con China, país que nunca fue incluido en el TPP. Los funcionarios estadounidenses han estado trabajando en una lista de aranceles adicionales de US$100.000 millones diseñada para aumentar la presión sobre Beijing. EE. UU. y China ya han anunciado listas de US$50.000 millones para las importaciones que serían objeto de los aranceles.

Los 11 miembros restantes del TPP, incluyendo a México, Chile, Perú y Canadá y encabezados por Japón, firmaron el acuerdo a principios de este año. Al hacerlo, suspendieron las disposiciones de propiedad intelectual y otras disposiciones contenciosas que buscó la administración Obama cuando negoció el pacto. Sin embargo, han señalado que estarían abiertos a la reincorporación de EE. UU.

Pero varios miembros que forman parte del TPP, incluyendo a Japón, también han indicado que no estarían dispuestos a una gran renegociación del pacto, algo que el presidente estadounidense había dicho que buscaría.

No está claro por qué Trump mencionó a Corea del Sur en su tuit. No es un país miembro del TPP, aunque durante mucho tiempo se le ha considerado un posible candidato para unirse a lo que muchos en Washington todavía consideran un importante bloque estratégico como un baluarte económico contra el ascenso de China.

Trump ha alegado que a Estados Unidos le convienen más los acuerdos comerciales bilaterales. Pero aún no ha iniciado ninguna negociación de este tipo y Japón se encuentra entre los países que hasta el momento se han resistido a las propuestas de su administración.


Shawn Donnan