Internacional

Petróleo subió más de 3% este miércoles

La reducción de los suministros de crudo iraní van de 200.000 bpd hasta 1 millón de bpd, a raíz de la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear. 

“El 90% de las inversiones de la compañía de este año se harán en exploración y producción de petróleo”, dijo Juan Carlos Echeverry, presidente de Ecopetrol.

Internacional Por: Portafolio

Las expectativas de nuevas sanciones sobre Irán y una reducción en sus exportaciones de crudo, a raíz de la retirada de Estados Unidos del pacto nuclear con Teherán, impulsaron este miércoles el precio el petróleo hasta niveles no vistos desde finales de 2014.

Lea: (Las grandes empresas europeas afectadas por sanciones de Trump a Irán).

El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa y Colombia, llegó a cotizar en 77,42 dólares durante una sesión que cerró en 77,21 dólares -una subida de 3,15%-, mientras que el intermedio de Texas (WTI) cerró en 71,14 dólares, un 3,01 % más respecto a jornada anterior.

Lea: (Trump anunció que se retira del acuerdo nuclear con Irán).

Una inesperada reducción de 2,2 millones de barriles en las reservas de Estados Unidos contribuyó asimismo a consolidar la tendencia al alza en los precios. Irán exporta cerca de 2,5 millones de barriles al día, lo que cubre alrededor de un 3 % de la demanda global, por lo que los analistas anticipan que un nuevo veto sobre sus ventas afectará al equilibrio del mercado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el martes que su país se retirará del acuerdo firmado en 2015 con Irán junto a Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania, que levantó las sanciones sobre Teherán a cambio de limitar su programa atómico. Trump ha fijado un plazo de 180 días, hasta principios de noviembre, antes de reimplantar restricciones a la compra de petróleo y productos petroquímicos iraníes.

Esa medida puede reducir de forma directa en 400.000 barriles diarios las exportaciones desde Irán, según indicó Sam Alderson, analista de la firma Energy Aspects, lo que obligará a refinerías en Europa, Corea del Sur, India y Japón, entre otros países, a buscar proveedores alternativos.

La reinstauración de las sanciones provocará además dificultades en las empresas que quieran operar en Irán para encontrar financiación y negociar nuevos seguros, por lo que en la práctica las medidas pueden conllevar restricciones adicionales al comercio de crudo. Teherán se podría ver obligada entonces a reducir aún más su producción, una vez sus instalaciones para almacenar petróleo hayan alcanzado sus límites, según Alderson.

"Sea cual sea la reducción, la renovación de las sanciones sobre el petróleo iraní tendrá un impacto significativo en la oferta global en los próximos meses", sostuvo el experto. "Los compradores de petróleo iraní cuentan ahora con una ventana de 180 días para reducir significativamente sus compras, a fin de garantizarse una exención que les permita continuar haciendo pedidos", señaló el analista.

Las sanciones previas contra Irán que se instauraron en 2012 llevaron a una restricción máxima de sus exportaciones de 1,4 millones de barriles diarios, si bien los expertos consideran que el impacto puede ser ahora menor, dado que el Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China no se han retirado del pacto.

Trump dijo el martes que se trata de "un acuerdo horrible que solo beneficiaba a una parte y jamás debió firmarse". "Volveremos a imponer el nivel más alto de sanciones económicas", anticipó el mandatario estadounidense, que quiere "una solución real, integral y duradera a la amenaza nuclear iraní".

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, anunció por su parte que su Gobierno continuará por ahora en el acuerdo nuclear de 2015, pese a la retirada de Estados Unidos, y negociará con el resto de firmantes para evaluar si puede continuar la "colaboración" con ellos.

La decisión de Estados Unidos ha intensificado la tendencia al alza que el Brent europeo ha registrado desde junio de 2017, impulsado en parte por las medidas de la Organización de Países Exportradores de Petróleo (Opep) para limitar su producción.

El cártel petrolero, que cuenta con Arabia Suadí e Irán entre sus principales productores, decidió congelar sus extracciones a finales de 2016 a fin de terminar con la caída de los precios que había llevado al barril a cotizar por debajo de los 30 dólares. La recuperación del precio, de más del 60 % desde finales de junio del año pasado, ha beneficiado a la naciente industria del esquisto de Estados Unidos, que se había visto obligada a detener parte de su actividad por falta de rentabilidad cuando los precios se desplomaron.