Internacional

El café, la nueva apuesta de Coca-Cola

La compañía espera de esta forma hace frente en este mercado a Nestlé y Starbucks.

Costa Coffe

Internacional Por: Portafolio

Coca-Cola acordó la compra de la cadena británica Costa Coffee por US$5.100 millones, para enfrentarse a Nestlé y Starbucks con la adquisición de una marca global de bebidas calientes.

(Lea: Colombia, en eje regional de las operaciones de Coca-Cola)

Whitbread Plc acortó la venta de Costa a un precio que supera en 16 veces las ganancias de este añoo antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, dijo la empresa en un comunicado este viernes. "Las bebidas calientes es uno de los segmentos de la industria en el que Coca-Cola no tiene una marca mundial", dijo el máximo responsable de la firma, James Quincey.

(Lea: PepsiCo adquiere empresa de bebidas por U$3.200 millones)

"Costa nos da acceso a este mercado a través de una fuerte plataforma en las bebidas de café". Los fabricantes de bebidas están tomando medidas ante la tendencia de los consumidores a buscar alternativas a los productos azucarados. También este mes, PepsiCo ha acordado pagar US$3.200 millones por SodaStream Ltd., que fabrica dispensadores de agua carbonatada.

Costa supera a Starbucks en el Reino Unido y se está expandiendo en mercados como China. La empresa era una de las pocas grandes cadenas de café que podían ser adquiridas, después de que Nestlé y la empresa de inversión de la familia Reimann, JAB, realizaran una serie de adquisiciones en este segmento.

Coca Cola vende café bajo la marca Georgia en Japón y tiene otros productos locales en mercados específicos. Whitbread compró Costa en 1995 por 19 millones de libras esterlinas. Entonces, la cadena tenía 39 locales, mientras que ahora tiene más de 3.800 establecimientos en 32 países. La empresa también opera un negocio de 8.000 máquinas de servicio automático.

Whitbread anunció en abril que separaría Costa como empresa independiente cotizada en bolsa ante la presión de inversores activistas, que insistían que las operaciones de la cadena debían separarse del negocio hotelero. La venta incluye una "prima significativa" al valor que se pudo haber creado a través de la escisión y salida a bolsa de Costa, dijo Whitbread.

La empresa devolverá la mayoría de las ganancias a sus accionistas, afirmó. Ejecutivos de Rothschild asesoraron a Coca Cola, mientras que Whitbread recurrió a Goldman Sachs, Morgan Stanley y Deutsche Bank AG.