Internacional

Esperan que los autos autónomos sean un tercio de sus ventas para el 2025.

Taxi Volvo

Internacional Por: Portafolio

Volvo presentó la semana pasada un taxi-robot completamente eléctrico en momentos que la compañía sueca, propiedad de Geely, se apresura para cumplir un ambicioso objetivo de venta de vehículos sin conductor en momentos que su oferta de suministro a Uber está detenida.

(Lea: Uber compró 24.000 vehículos autónomos de Volvo)

Además de conducir en la ciudad, Volvo dijo que el 360c ampliaría su base de clientes aprovechando la demanda de los pasajeros de taxi interurbanos que viajan hasta 300 km, lo que le permite desafiar a las aerolíneas de corta distancia y a los operadores de trenes.

(Lea: Volvo, Cadillac y Porsche impulsan el crecimiento del modelo de suscripción)

Volvo, que está considerando una cotización bursátil, trata de avanzar en el mercado de vehículos de conducción autónoma como una empresa de autos de lujo de tamaño mediano, y con recursos más limitados que BMW o Audi.

La empresa espera que los autos autónomos representen un tercio de las ventas para el año 2025, con los vehículos totalmente eléctricos adjudicándose un 50 por ciento.

Los mayores fabricantes de automóviles del mundo están desarrollando nuevos tipos de vehículos, tales como autobuses autónomos de pasajeros, que buscan capturar nuevos mercados en los cuales las ventas directas de automóviles disminuyen a medida que menos personas los adquieren. Empresas tecnológicas como Uber y Waymo de Alphabet están invirtiendo miles de millones de dólares en el desarrollo de automóviles autónomos, mientras que fabricantes de automóviles, como Daimler, están probando prototipos.

Pocos detalles se han anunciado, sin embargo, un año antes de que Daimler y su socio Bosch tengan que instalar taxis robot en Silicon Valley, California. Hasta ahora, las ambiciones de Volvo en el campo de la conducción autónoma están estrechamente relacionadas con Uber, que operaba una flota de Volvo XC90 hasta que una reciente colisión fatal con un peatón detuvo el programa.

El presidente ejecutivo, Hakan Samuelsson, dijo que la asociación con Uber se mantiene intacta y que Volvo está lista para suministrar hasta 24.000 autos a la firma tecnológica durante dos años.