Banco de Japón inyecta suma récord para sostener mercados, bolsa se desploma | Internacional | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Banco de Japón inyecta suma récord para sostener mercados, bolsa se desploma

La entidad inyectó el lunes la mayor cantidad de liquidez de su historia para estabilizar a los merc

POR:
marzo 14 de 2011 - 04:18 p.m.
2011-03-14

La acción de la Tokyo Electric Power (TEPCO), operadora de las centrales nucleares dañadas por el sismo, se derrumbó casi un 24% en la bolsa de Tokio, en un contexto de temores ante una posible catástrofe nuclear.

Por su parte, el Banco de Japón (BoJ) procedió a la inyección de liquidez más importante de su historia, poniendo a disposición del mercado 15 billones de yenes (184.000 millones de dólares), para ayudar a estabilizar el mercado de divisas.

Otros 6,8 billones de yenes serán inyectados el martes y el miércoles, elevando así el total a 21,8 billones.

El BoJ había anunciado el domingo que tras el terremoto destinaría fondos de forma "masiva". "Estamos tomando todas las medidas posibles, incluyendo la disponibilidad de liquidez, para garantizar la estabilidad de los mercados financieros y facilitar las operaciones", declaró un portavoz del banco central nipón.

"Esta operación es la más importante realizada hasta ahora" en el mercado monetario japonés, añadió. Sin embargo, semejante intervención no tuvo gran repercusión en un mercado japonés de valores muy nervioso: la bolsa de Tokio cayó 6,18%, pasando por debajo de los 10.000 puntos (9.620,49 puntos), en una plaza inquieta por las consecuencias del devastador sismo.

Los constructores automotores Toyota, Nissan y Honda anunciaron la suspensión de su producción en Japón.

Durante la sesión bursátil, Toyota --cuya producción quedará suspendida al menos hasta el miércoles-- y Nissan llegaron a perder casi 10%.

La caída se extendió hasta los mas emblemáticos grupos japoneses. Toshiba, que produce reactores nucleares, cayó 16% y Sony, que también suspendió la actividad en varias plantas, se hundió mas de 9%.

El yen, por su lado, vive una situación "extremadamente volátil" desde el terremoto, según Kathleen Brooks, analista de Forex.com. El lunes, se apreció inicialmente a su nivel mas alto desde hace dos semanas ante el euro (112,51 yenes por euro) y en mas de cuatro meses ante el dólar (80,62 yenes por dólar). Pero la moneda nipona cayó luego bruscamente, tras la inyección masiva de fondos del BoJ, operación que tiene como efecto 'diluir' el valor de una divisa.

La volatilidad del yen "debe proseguir en los próximos días, el tiempo necesario para que los mercados evalúen las consecuencias económicas del sismo y del tsunami", advirtió Alejandro Zambrano, analista de FXCM. Un encarecimiento excesivo del yen sería perjudicial para numerosas empresas niponas que operan con el extranjero, ya que reduce el valor, en moneda nacional, de los ingresos procedentes de las exportaciones.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, había advertido el domingo que las autoridades niponas están dispuestas a tomar medidas vigorosas contra todo movimiento "especulativo" en los mercados financieros.

El Gobierno japonés también estimó que esta catástrofe tendrá un impacto "considerable" en la economía del país y serán necesarios fondos colosales para financiar la reconstrucción de las zonas afectadas.

El coste de la catástrofe podría ascender para los seguros a 34.600 millones de dólares, según una estimación inicial publicada el domingo por AIR Worldwide, especialista de la evaluación del riesgo. Sin embargo, la agencia de calificación Moody's consideró el lunes que Japón está bien armado para hacer frente a las consecuencias económicas del sismo del viernes, gracias a su importante ahorro, que puede ser movilizado para financiar la reconstrucción del país. Para la agencia, Japón --tercera economía mundial por su PIB, después de Estados Unidos y China-- tiene "la capacidad para absorber el impacto a largo plazo.

En general las economías ricas demostraron que son capaces de hacer frente a las catástrofes naturales". Moody's subraya en fin el rol decisivo del BoJ en el apoyo a la economía; sus inyecciones masivas de fondos, unidas a la capacidad de ahorro del país, deberían satisfacer las crecientes necesidades de financiación del gobierno.

TOKIO / AFP

Compartir