1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Costa norte de Japón, devastada por tsunami

A 90 asciende el número de muertos por el terremoto y el posterior tsunami que asoló Japón.

POR:
marzo 11 de 2011 - 12:33 p.m.
2011-03-11

La cifra de víctimas se incrementa con el paso de las horas, luego de un violento sismo de magnitud 8,9, seguido de un tsunami, que golpeó el viernes el nororiente de Japón. Se mantiene la máxima alerta ya que las réplicas se siguen presentando.

Según la agencia de meteorología japonesa, el sismo fue el más violento jamás registrado en Japón. Se siguen reportando réplicas en la zona.

La ola gigante arrasó la ciudad de Sendai, en el norte del país, indicaron varios medios de prensa. (Vea transmisión en vivo de la situación en Japón).

Un hombre de 77 años murió aplastado por un muro en la prefectura de Chiba, región de Tokio. Una persona murió en la prefectura de Miyagi, noreste, donde un adolescente fue arrastrado por las olas del tsunami. El tsunami causó un muerto en la prefectura de Iwate.

En la prefectura de Ibaraki, región de Tokio, una anciana murió aplastada por el derrumbe del techo de su casa, indicaron a la AFP autoridades locales.

En la región de Fujushima, noreste, ocho personas estaban desaparecidas después de un alud, según los medios. En Tokio, varias personas fueron heridas al derrumbarse el techo de un edificio en el cual unos 600 estudiantes participaban en una ceremonia de entrega de diplomas.

"Grandes daños"
El primer ministro japonés, Naoto Kan, calificó de "grandes" los daños causados por el terremoto que sacudió la costa este del Pacífico de Japón, si bien no dio datos de víctimas.

También hizo un llamado a la calma a los habitantes de su país, "para no perder el control de la situación" y estar pendientes de los reportes que emitan la televisión y la radio.

Kan insistió en que el pueblo japonés debe "mantenerse sereno y tranquilo antes de proceder".

El Instituto Geológico de Estados Unidos (USGC) dio detalle de numerosas réplicas que se han registrado tras el terremoto de 8,9 grados en la escala Richter, que sacudió la costa oriental japonesa.

Hasta el momento, seis temblores de entre 6,3 y 7,1 grados han sucedido al potente sismo, que hizo temblar los edificios en Tokio, según la página web del USGS, que ha revisado al alza la magnitud del temblor en dos ocasiones hasta situarlo en 8,9 grados.

Tras el movimiento telúrico, fueron reportados seis incendios en varios edificios de Tokio (vea foto de usuario de Twitter transmitida por BBC Mundo). Las imagenes emitidas por la televisión internacional muestran como el agua arrasa casas y cultivos.

Las autoridades lanzaron una alerta máxima de tsunami, que el Centro de vigilancia de los tsunami en el Pacífico extendió a Rusia, Filipinas, las Islas Marianas, Taiwán, Indonesia y varias islas de la región.

Las primeras olas de hasta seis metros de altura alcanzaron la zona de la ciudad de Sendai, donde imágenes de la televisión local muestran que el agua arrastró coches y alcanzó edificios.

En la prefectura de Iwate, decenas de automóviles flotaban en las aguas del puerto y varios barcos estaban a la deriva. En Tokio los edificios se sacudieron durante dos minutos y la mayoría de los habitantes se precipitaron a las calles.

El tren de alta velocidad shinkansen se detuvo en el momento del sismo. Los transportes aéreos y ferroviarios fueron interrumpidos el viernes en una gran parte de Japón, indicó la agencia Kyodo.

Por la magnitud del movimiento telúrico las autoridades lanzaron una alerta contra un tsunami (ola gigante) de hasta seis metros de alto, anunció la Agencia meteorológica japonesa.

El sismo se produjo a 382 km al norte de Tokio, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. El tren de alta velocidad shinkansen se detuvo en el momento del sismo. En esta ciudad se observaba una gigantesca columna de humo.

AFP y EFE 

Compartir