1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

‘EE. UU. no va a dejar de ser un mercado abierto’

Myron Brilliant, de la Cámara de Comercio de ese país, asegura que la guerra comercial ya impacta a los agricultores y manufactureros.

Myron Brilliant

Myron Brilliant, su director de asuntos internacionales.

POR:
Portafolio
agosto 21 de 2018 - 09:44 p.m.
2018-08-21

En un momento en el que la tensión se ha convertido en el pan de cada día en Estados Unidos, muchos se han preguntado si la política comercial de Donald Trump provocará que el país cierre su mercado, una situación que, según la Cámara de Comercio de ese país, no va a tener lugar.

Así lo afirma Myron Brilliant, director de asuntos internacionales de la institución, quien, eso sí, deja claro que la guerra comercial ya está generando fuertes impactos en la economía.

(Lea: EE.UU. advierte más sanciones contra Rusia). 

¿Qué temas trató con las autoridades de Colombia?

En primer lugar, con la transición del nuevo Presidente, nuestro compromiso es seguir trabajando en las relaciones comerciales entre los dos países, pues vemos muchas oportunidades para reforzar nuestros lazos, extenderlos a otras áreas e incluso profundizarlos. Pero también es necesario identificar los aspectos que puedan estar generando problemas o retos en esta relación.

De igual forma, queremos trabajar con los ministros para conocer cuáles son las prioridades en las que podemos trabajar de forma conjunta: cómo reforzar la economía formal, cómo tratar con las tecnologías o mejorar la infraestructura; también hemos hablado sobre el sector de la minería o la energía. Estamos complacidos de ver que el Gobierno está comprometido en lidiar con problemas como la corrupción.

¿Cómo ve al país?

Sabemos que Colombia no ocupa un puesto tan destacado en algunos informes, como el Doing Business, pero creemos que si la nueva Administración tiene éxito en solucionar los problemas en las áreas que hemos identificado, estamos seguros que se avanzará muy favorablemente.

También creemos que es muy positivo el hecho de que Colombia sea parte de la Ocde y de la Otan. Con todo esto, creemos que el principal mensaje es que hay una gran oportunidad para Colombia de atraer más inversión y mejorar aspectos necesarios para que el país avance.

La relación es fuerte con el TLC, pero hay áreas como la propiedad intelectual en la que nos gustaría que se hicieran progresos; ya hemos hablado de ello y hemos teniendo una muy buena acogida.

¿Cuál es el principal reto del nuevo Gobierno?

Una cosa que observamos es que en todos los países de Latinoamérica con nuevos gobiernos, están tratando de avanzar en medidas y reformas. En este sentido, pensamos que es necesario moverse rápido y claramente quienes sean capaces de crear una mejor estructura legal y promuevan innovación en el mercado van a ser los ganadores.

Colombia ciertamente tiene la capacidad para ir a esa velocidad y, si lo hace, crecerá más y obtendrá mucha inversión en sectores como turismo, energía, minería y otras áreas.

¿Cómo cree que ha sido la acogida de las empresas al nuevo Gobierno?

Hemos escuchado cosas muy positivas de parte de los directivos y son optimistas con los primeros pasos que ha adoptado la nueva administración. Pero, por supuesto, hay que esperar que se empiece a ejecutar la agenda de reformas.

¿Hay potencial de seguir profundizando la relación con Estados Unidos?

Uno de los temas que ha habido siempre en la relación ha sido el factor de las drogas y es uno de los retos del nuevo Gobierno. Lo importante es seguir logrando que los dos países trabajen unidos para enfrentar este mercado y cuanto más exitosos seamos en este ámbito, más crecerá nuestra relación comercial.

Pero hay otro aspecto importante, como que se mantenga el desarrollo de la infraestructura, algo que avanzará si se siguen haciendo inversiones en las áreas locales. Esperamos que el Gobierno se mueva rápido en el tema de la infraestructura.

¿Ha visto preocupaciones en las compañías por la tensión comercial?

No hay duda de que Estados Unidos tiene una gran tradición de apoyo a un mercado abierto y libre, y también hay que tener en cuenta que el TLC entre ambos países es un acuerdo modélico, y tenemos que construir sobre eso, seguir incorporando nuevas industrias que se sumen a la exportación.

Nosotros hemos sido muy claros en nuestra posición respecto a las acciones comerciales de la administración de Donald Trump. No creemos en imponer aranceles al acero y aluminio y pensamos que esto tendrá un gran impacto en los mismos consumidores y negocios estadounidenses, así como en el comercio. No compartimos que utilizar la seguridad nacional para estos temas sea la solución y seguiremos asesorando en Washington para eliminar barreras al comercio.

¿Cree que EE. UU. está cerrando su mercado?

Yo no creo que Estados Unidos vaya a cerrar su mercado, de hecho, es uno de los más abiertos del mundo, siempre lo ha sido lo seguirá siendo.

Lo que vemos es que en la situación actual, teniendo en cuenta las retaliaciones de países como China, hay sectores que sí han tenido un impacto, como ocurre con los agricultores o la industria de las manufacturas, asumimos esos efectos. Pero nuestro mercado seguirá siendo abierto para países como Colombia.

¿Qué tan fuerte está siendo este impacto?

Si se mira por estados, el impacto está creciendo y es muy significativo. Tenemos datos sobre ello y queremos seguir mostrándoselos al Gobierno para confirmar que las acciones están siendo negativas. La economía es fuerte, así que no es necesario adoptar este tipo de medidas.

¿Hay un mayor interés en Colombia por la Ocde?

Una vez que Colombia logró, meses atrás, el ingreso definitivo como miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), el directivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos aseguró que “muchas de las empresas que forman parte de la institución se están fijando más en el país, y lo que vemos son muchas más oportunidades para que nuevas industrias y compañías que hasta ahora están conociendo el país, hagan mayores negocios.

En este sentido, creo que es totalmente necesario seguir enseñando qué clase de oportunidades hay para las empresas americanas en este país y, en ese sentido, queremos trabajar con el nuevo Gobierno para avanzar en ese tema. La imagen es que Colombia es una economía con un rápido crecimiento.

Rubén López Pérez

Compartir