1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

EE.UU. sancionaría al sector petrolero venezolano antes de la elección presidencial

El régimen de Maduro ha insistido en que continuará con la votación del 22 de abril.

Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.

EFE

POR:
Bloomberg
febrero 27 de 2018 - 02:51 p.m.
2018-02-27

Estados Unidos se está inclinando por imponer sanciones al sector petrolero de Venezuela antes de que el país celebre elecciones el 22 de abril, que los líderes de la oposición han prometido boicotear, según un alto funcionario del Departamento de Estado.

Lea: (El hambre afecta la producción petrolera de Venezuela).

El funcionario, que pidió no ser identificado discutiendo conversaciones privadas, hizo hincapié en que no se ha tomado una decisión y que Estados Unidos todavía está evaluando el impacto que esas sanciones tendrían en los venezolanos comunes y en los refinadores estadounidenses que importan crudo venezolano pesado.

Lea: (Venezuela vuelve a ser la economía 'más miserable del mundo', índice Bloomberg).

No obstante, la administración Trump está a favor de adoptar una medida tan pronto como sea posible, independientemente del momento de las elecciones, dijo el funcionario.

Lea: (Estar enfermo en Venezuela es casi una condena de muerte).

Una medida que apunte directamente a las ventas de petróleo sería el golpe más significativo para el régimen del presidente Nicolás Maduro, que depende casi exclusivamente de las ventas de crudo para sostener una economía que se desmorona.

El secretario de Estado Rex Tillerson, quien está supervisando el debate, aún no ha decidido qué forma tomarán las sanciones, pero está analizando dos opciones principales, según el funcionario: nuevas restricciones enfocadas específicamente en el sector petrolero de Venezuela; o medidas para endurecer las sanciones financieras existentes y, por lo tanto, imposibilitar que el régimen autocrático se beneficie de su principal fuente de ingresos.

La posibilidad de tales sanciones fue un foco en el viaje de Tillerson a Suramérica y el Caribe a principios de este mes. Durante una escala en Jamaica, Tillerson dijo que Estados Unidos estaba estudiando que podría hacer para "quizás atenuar el impacto" de tales sanciones, particularmente en las naciones más pobres del Caribe.

Maduro, de 55 años, está buscando otro mandato de seis años para lo que él llama su 'socialismo del siglo XXI', que ha engendrado la peor crisis económica en la historia del país. Los líderes de la oposición argumentan que la autoridad electoral de Venezuela está repleta de leales a Maduro y que sus candidatos han sido injustamente excluidos de la votación.

La consideración de sanciones representa un cambio para Tilleron, quien argumentó en contra de ellos como director ejecutivo de Exxon Mobil Corp. Pero el presidente Donald Trump apoya la idea, y Estados Unidos se ha quedado sin opciones para presionar al régimen de Maduro, que ha insistido en que continuará con la votación del 22 de abril.

Como parte de su campaña para aumentar la presión sobre Maduro luego de acusaciones de abusos electorales y violaciones a los derechos humanos, la administración Trump ya impuso sanciones a más de una docena de altos funcionarios, incluido el propio presidente.

El alto funcionario del Departamento de Estado dijo que Venezuela también debería esperar que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos anuncie una nueva lista de personas para ser incluidas en la lista de sanciones.

Venezuela, que posee las reservas de petróleo más grandes petróleo mundo, ha visto una disminución constante de la producción por la falta de dinero para el mantenimiento y la exploración. Venezuela importa alrededor de 2 millones de barriles de nafta pesada por mes, y todo proviene de las refinerías estadounidenses del Golfo, según datos compilados por Bloomberg.

Compartir