1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Melania Trump sigue siendo un enigma

En una Casa Blanca llena de romances y rivalidades, pocas historias han sido tan irresistibles.

Trump Melania

Melania Trump ha destacado por sus pocas apariciones. 

AFP

POR:
Portafolio
febrero 16 de 2018 - 08:38 p.m.
2018-02-16

En este mundo de pistas visuales, ella mostró la sutileza de una granada de mano.
El 30 de enero, Melania Trump se dirigió al discurso del Estado de la Unión en una caravana separada de su esposo. Fue su primera aparición conjunta con el presidente de EE. UU. desde que surgieron las acusaciones de su presunto romance con la estrella de cine para adultos Stormy Daniels y, según informes, su posterior pago de US$130.000 a la actriz.

(Lea: Conozca la primera decoración navideña de Melania Trump en la Casa Blanca

Melania lució un traje pantalón color crema resplandeciente, haciendo eco de los trajes blancos que las legisladoras demócratas usaron en el primer discurso conjunto al Congreso de Donald Trump un año antes, y del traje pantalón blanco que llevaba Hillary Clinton cuando se convirtió en la primera mujer en ganar la nominación del Partido Demócrata. Después de que el Presidente terminó su discurso, se retiró del evento. Sola.

(Lea: Donald Trump, el líder más polémico del año

En una Casa Blanca llena de complots, romances secretos y rivalidades, pocas historias han demostrado ser tan seductoras como las diversas narrativas que rodean a la primera dama. Ella ha sido representada alternativamente como una princesa cautiva; una insurgente en la Casa Blanca; o como cómplice dispuesta de su marido.

“La gente está obsesionada con ella, porque, en realidad, sabemos muy poco”, afirma Kate Andersen Brower, una cronista de primeras damas. “Creo que eso es lo que la hace tan interesante”.

(Lea: Trump podría beneficiarse con la reforma tributaria

Si la hija y el yerno de Trump han desafiado las normas con respecto a los roles oficiales que han asumido, su esposa ha llamado la atención por los roles que no ha desempeñado.

A pesar de haber sido fotografiada para ganarse la vida, Melania Trump es una de los pocos miembros adultos de la familia que prefiere mantenerse fuera del centro de atención, algo que pocas mujeres se han sentido cómodas haciendo en el pasado.
Brower señala: “Ella está diciendo que no a las cosas que otras primeras damas se sintieron obligadas a hacer. Es bastante refrescante no tener que ver todas esas fotografías escenificadas artificialmente”.

En una Casa Blanca donde los elogios de Trump a veces parecen que fueron tomados de las notas del politburó, los pequeños actos de autonomía de la primera dama tienen un fuerte atisbo de desafío. Desde que la pareja compartió un baile en la celebración inaugural de 2017 con la canción ‘A mi manera’ de Frank Sinatra, la mayoría de sus momentos memorables en la Casa Blanca han indicado una pareja en desacuerdo. Esta fricción parece haberse intensificado en las últimas semanas, debido a la saga de Stormy Daniels.

Hubo un momento en enero, por ejemplo, en que Melania canceló repentinamente su viaje conjunto a Davos con el Presidente, prefiriendo quedarse sola en Washington, según Brower. O para marcar el primer aniversario de la inauguración de Trump en 2017, ella publicó una fotografía que la muestra del brazo de un escolta militar en el mismo evento el año anterior. No había referencia a su marido en la imagen ni en la alegre leyenda.

Una interpretación es que está aburrida y abrumada por sus deberes en la Casa Blanca, que le desagrada la vida pública y que preferiría dedicar su tiempo a las dos cosas que parece disfrutar: cuidar a su hijo pequeño y pasar tiempo con otros niños pequeños, algo que ya ha hecho en varios hospitales para niños.

Otra interpretación es que está aburrida y abrumada por su matrimonio, y que desea usar sus apariciones públicas para transmitir ese mensaje al público. Paolo Zampolli tiene una tercera opinión: que las cosas no son tan malas como parecen.

Zampolli, un exagente de modelos de Melania y un viejo amigo de la pareja, se ha mantenido en contacto con la familia Trump desde su traslado a Washington. Pasó Año Nuevo con ellos en Mar-a-Lago.

“Creo que todo está bien”, insistió recientemente, descartando la sugerencia de una posible contienda matrimonial. El viaje cancelado a Suiza fue objeto de un escrutinio excesivo, indicó: “Davos no es una visita de Estado. Davos es una convención”.

Y ¿la foto de la primera dama y su escolta del Cuerpo de Marines? “Es una imagen oficial”.
De igual forma, en cuanto a las caravanas separadas el día del discurso del Estado de la Unión. “No es como si hubieran viajado a China en dos aviones separados”, se burló. El recorrido sólo duró siete minutos.

Él se detuvo por un momento. “Todo es difícil. Pero creo que ella está feliz”. Ya veremos si la última parte es verdad.

Courtney Weaver

Compartir