1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Occidente se prepara para detener al dictador libio Muamar Gadafi

Tras la resolución de la ONU, en la cual se autorizaba el uso de la fuerza, las potencias unificaban

POR:
marzo 18 de 2011 - 09:24 p.m.
2011-03-18

La comunidad internacional aceleró ayer los preparativos para una operación militar en Libia, mientras que las fuerzas de Muamar Gadafi intentan tomar las ciudades de Misrata y Ajdabiya.

El régimen de Libia declaró un alto al fuego después de que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara el jueves establecer una zona de exclusión aérea para proteger a la población civil.

Sin embargo, en las afueras de la ciudad de Misrata y en Ajdabiya, a 160 kilómetros de Bengasi, continuaron los combates, según dijeron testigos a la cadena de televisión catarí Al Yazira.

En Ajdabiya, según informó la televisión catarí, las fuerzas legales a Gadafi continuaron los ataques y en la ciudad “hay muertos y heridos por todas partes”.

La situación en Libia será analizada mañana en una cumbre en París de la Liga Árabe, la Unión Africana y la Unión Europea.

El secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, anunció que la organización panárabe apoya la decisión adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU para establecer una zona de exclusión aérea.

Mientras tanto, los preparativos militares por parte de occidente continuaban.

Una coalición de naciones occidentales y Qatar se alistaban para empezar a atacar por aire las fuerzas del coronel Muamar Gadafi en Libia, después de que la ONU diera luz verde a una operación en la que la Otan todavía no decidió si participará.

El jefe de la diplomacia francesa, Alain Juppé, afirmó que “todo está listo” para una acción militar en Libia, aunque una cumbre entre la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Arabe prevista para hoy en París permitirá “analizar” el alto el fuego recién anunciado por Trípoli.

“Estamos listos”, pero “la reunión de hoy en la que participarán muchos países europeos, los estadounidenses, los países árabes, los africanos, será la ocasión de analizar las declaraciones del régimen de Gadafi sobre el alto al fuego, y sacar conclusiones”, explicó Juppé, aunque ayer mismo se denunciaba que tropas leaels a Gadafi seguían con los ataques.

Franceses, británicos y estadounidenses, apoyados por Qatar, serían los protagonistas de estas primeras acciones aéreas.

La base italiana de Sigonella, en Sicilia (sur) podría ser utilizada por Londres y Washington, mientras que Francia dispone de su propia base en Solenzara, Córcega.

Otros países miembros de la Otan - Canadá, Noruega, Dinamarca, Bélgica-, anunciaron su intención de unirse a la coalición.

Zonas de exlcusión, no tan buenas

Establecer una zona de exclusión aérea para impedir que los aviones de combate de las fuerzas leales a Muamar Gadafi repriman a los rebeldes es complicado de aplicar, teniendo en cuenta las experiencias vividas en los Balcanes e Irak.

Un dispositivo de exclusión aérea (“No-fly zone”) pretende prohibir los vuelos en una zona determinada. Las aeronaves que deseen salir de Libia deberán pedir autorización antes de despegar.

Un avión que vuele sin permiso será considerado como un avión enemigo y podría ser derribado. La defensa antiaérea, uno de los métodos para derribar aeronaves militares en combate, no tiene el derecho de estar activada en esta zona.

La Otan, a través de sus países miembros, tiene una gran capacidad de medios militares: los aviones de vigilancia Awacs para controlar el espacio aéreo y marítimo;

aviones de guerra teledirigidos para neutralizar los medios tierra-aire adversos; los bombarderos de combate para interceptar aparatos libios que violen la prohibición de vuelo o destruir las armas tierra-aire; y surtidores para abastecer de combustible día y noche en el vaivén aéreo.

Libia tendrá difícil enfrentarse a la Otan, ya que dispone alrededor de 20 cazas soviéticos o franceses, plenamente operativos, con pilotos entrenados.

Una de las cuestiones a debatir consiste en saber si será necesario, desde el principio de la operación, destruir las baterías tierra-aire libias.

En el caso libio falta por determinar los límites de la zona de exclusión.

- Irak: Las zonas de exclusión aéreo en el norte y el sur de Irak se aprobó por los países aliados después de la guerra del Golfo, entre enero y febrero de 1991; estas no tuvieron una resolución de las Naciones Unidas.

El área de exclusión no impidió la represión contra los civiles, sobre todo perpetrada por la guardia republicana del régimen, ni las reiteradas violaciones de las fuerzas aéreas iraquíes desde finales de 1998.

- Bosnia-Herzegovina: Una zona de exclusión aérea se impuso mediante una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) en 1992. Tras las continuas violaciones de esta prohibición, una nueva autorización de la ONU permitió el uso de la fuerza.

Sin embargo, estas medidas no fueron suficientes para poner fin a la guerra y se necesitó una intervención militar en el verano de 1995.

Bruselas/AFP.

Compartir