1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Problemas financieros de Portugal siguen creciendo

Seis días después de la dimisión del primer ministro luso, José Sócrates, la crisis aumenta.

POR:
marzo 28 de 2011 - 08:41 p.m.
2011-03-28

De hecho, los contactos públicos de Cavaco para decidir cómo le sustituye se redujeron a una entrevista con el presidente del Parlamento, Jaime Gama, de la que nada trascendió.

No obstante, las declaraciones y gestos públicos sobre la crisis política lusa apuntan a que el jefe de Estado y líder conservador puede convocar elecciones, como le piden todos los partidos, sin intentar formar otro Gobierno con el Parlamento actual.

Entretanto, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's anunció hoy que ha decidido rebajar la nota de las cinco principales entidades financieras de Portugal, debido a sus cada vez más difíciles condiciones para obtener liquidez.

Además, la presión de los mercados sobre Portugal continuó intensificándose y llevó hoy los intereses que penalizan sus obligaciones a diez años a cotizar al 7,82 por ciento, un nuevo máximo histórico.

Standard & Poor's también bajó la nota de dos grandes empresas lusas, la eléctrica EDP y REN, la sociedad estatal responsable de la red eléctrica, en tanto otra agencia, Fitch, colocaba en vigilancia negativa a la concesionaria de autopistas Brisa.

Tanto Standard & Poor's como Fitch bajaron la semana pasada, en dos niveles, la calificación financiera de Portugal, que sólo mantuvo su riesgo crediticio en las listas de la otra gran agencia de notación, Moody's, aunque ya la había recortado también en dos escalones un par de semanas atrás.

Las rebajas de nota se produjeron en cadena por la debilidad política de Portugal y la posibilidad de que no aplique las medidas de ajuste exigidas por Bruselas tras su rechazo en el Parlamento la semana pasada, que motivó la renuncia del primer ministro.

EFE

Compartir