1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

¿Qué hace a Venezuela un Estado mafioso?

Un estudio encontró cómo el régimen chavista se fue involucrando con el crimen organizado y entregó parte de la seguridad a grupos criminales.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

Archivo particular

POR:
Portafolio
mayo 16 de 2018 - 10:23 a.m.
2018-05-16

Venezuela reúne las condiciones de ser calificado como un Estado mafioso, según Jeremy McDermott, director ejecutivo d la ONG internacional InSight Crime, al reunir características predominantes: penetración del crimen organizado a los más altos niveles del Estado, cleptocracia (corrupción), delegación de poderes estatales a actores criminales, altos índices de violencia por parte de actores estatales y no estatales y exportación de la criminalidad.

(Lea: Gobierno de EE. UU. sanciona a vicepresidente de Venezuela por un caso de narcotráfico). 

McDermot, en un foro organizado en la universidad del Rosario, afirmó que el crimen llegó a los más altos niveles del Estado en Venezuela, tanto que los líderes de las instituciones están involucrados y facilitan el crimen organizado, usan los recursos del mismo, participando por ejemplo en actividades de narcotráfico y contrabando, lo que ha llevado a la conformación de redes dentro del régimen chavista.

En cuanto a la cleptocracia, la investigación de tres años en cuatro países de América Latina, encontró un robo sistemático de los recursos del Estado por parte de las élites bolivarianas que quebraron al Estado venezolano.

(Maduro anuncia expropiaciones para combatir desabastecimiento). 

Uno de los aspectos más relevantes de la investigación es como el Estado venezolano fue entregando sus poderes a estructuras criminales, desde el fallido golpe de estado a Hugo Chávez en el año 2002 y el paro petrolero de PDVSA.

La investigación de InSight Crime narra que esto comenzó con la formación de los grupos bolivarianos, primero como actores políticos, al cual Chávez para garantizar lealtad, les fue entregando poderes hasta darles armas como estructuras separadas de las fuerzas militares.

Así nacieron los colectivos, que antes recibían financiación del Estado por parte de los consejos comunales, y que al final muchos de ellos terminaron involucrados en actividades criminales en sus áreas influencia, con la bendición del mismo régimen.

Lo mismo sucedió cuando le entregó a los llamados Pranes el control de las cárceles, los cuales formaron grupos criminales afuera de los centros penitenciarios, que ahora están en el narcotráfico y en la minería ilegal, lo que llevó a su vez a la formación de megabandas.

McDermot aseguró que en los últimos 6 o 7 años hubo un crecimiento exponencial del crimen organizado en el país, con la formación de unas 16 megabandas, algunas con más de 300 miembros, con control territorial, economías ilegales y un poder real.

Todo esto ha llevado a que Venezuela sea uno de los países más violentos del mundo con 26 homicidios por 100.000 habitantes, mientras que Caracas posee el récord de 130 por 100.000 habitantes. Así mismo, se revela que desde que Chávez llegó al poder en Venezuela aumentaron los homicidios.

Todo esto se ha visto agravado por los homicidios en los últimos años por parte de los agentes del Estado, en parte como respuesta a las protestas populares del año pasado.

Finalmente, Jeremy McDermott concluyó que las tendencias criminales en Venezuela solo van a empeorar con consecuencias directas profundas para sus vecinos y la región.


Compartir