1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Reconstrucción de Japón costaría US$180.000 millones

El terremoto costaría un tres por ciento del PIB del país. El Gobierno inyectará cerca de US$266.000

AFP

Terremoto en Japón

AFP

POR:
marzo 15 de 2011 - 12:36 a.m.
2011-03-15

 

Japón enfrenta una recuperación y reconstrucción que podría costar por lo menos 180.000 millones de dólares, el equivalente a un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y un 50 por ciento más de lo invertido por el país tras el terremoto de Kobe, en 1995.
Aunque algunas proyecciones más extremas estipulan los costos en 1 billón de dólares a lo largo de varios años, la mayoría de los cálculos, basados en una metodología similar a la usada tras el terremoto de Kobe, sitúan los costos en niveles más bajos.
La tercera mayor economía del mundo, que ya estaba afectada por una deuda pública que duplica el total de su producción anual de 5 billones de dólares, debe reconstruir infraestructura, incluyendo caminos, líneas férreas, plantas energéticas y puertos, un hecho sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.
El terremoto y posterior tsunami del viernes pasado representa cerca de entre un 6 y un 8 por ciento del PIB, en comparación con el 12,4 por ciento que supone el área de Kobe.
Sin embargo, la pérdida de activos fijos y de capital humano debido al temblor, en un momento donde el precio del petróleo está en un máximo de dos años y medio y otras materias primas también están subiendo.
El daño a la economía sólo restará un ápice del crecimiento global, y decenas de decenas de miles de millones de dólares del presupuesto de reconstrucción ayudarían eventualmente a Japón y al sector de la construcción en Asia.
No obstante, los analistas afirman que la experiencia pasada muestra que el costo puede sobrepasar las estimaciones iniciales.
“Hay muchas incertidumbres, no sabemos cuánto durarán los cortes de luz y eso es un costo que se mantiene, que se suma a la reconstrucción”, dijo Brendan Brown, jefe de investigación económica de la firma Mitsubishi UFJ Securities.
El terremoto de Kobe costó, según se estima, entre 115.000 y 118.000 millones de dólares, el equivalente a un 2 por ciento del PIB de 1995. Esta vez, con el desastre aún en evolución, las proyecciones iniciales de Credit Suisse y Barclays se sitúan en 180.000 millones.
Mitsubishi UFJ Securities y Sarasin esperan que el costo ascienda a un 5 por ciento del PIB japonés.
Los análisis de Mitsubishi incluyen en el balance una pérdida económica más amplia, que cuenta también la recaudación de impuestos perdida, los subsidios a las empresas del área devastada, la pérdida de productividad con los cortes de electricidad, además de la misma reconstrucción.
Las primeras estimaciones muestran que sólo la reubicación de una planta nuclear puede costar hasta 5.000 millones de dólares.
Las pérdidas de las aseguradoras podrían alcanzar los 35.000 millones de dólares, incluso descontando los destrozos del tsunami y de las plantas nucleares.
Vanessa Rossi, principal socia investigadora del centro de estudios Chatham House, en Londres, estima que un 10 por ciento del capital de trabajo de Japón se perdió con el terremoto, lo que equivale a un 20 por ciento del PIB, es decir, un billón de dólares.
“No se podría reconstruir de forma extensiva en un periodo de 1 a 2 años. Yo espero que sea un trabajo de 4 a 5 años”, dijo Rossi. 
Inyección Económica
En el primer día hábil en Japón desde el violento sismo del viernes, el Banco de Japón inyectó ayer la mayor cantidad de liquidez de su historia para estabilizar a los mercados, pero la bolsa de Tokio se desplomó más de 6 por ciento y el yen osciló sin rumbo fijo.
La acción de la Tokyo Electric Power (Tepco), operadora de las centrales nucleares dañadas por el sismo, se derrumbó casi un 24 por ciento en la bolsa de Tokio, en un contexto de temores ante una posible catástrofe nuclear.
Por su parte, el Banco de Japón (BoJ) procedió a la inyección de liquidez más importante de su historia, poniendo a disposición del mercado 184.000 millones de dólares, para ayudar a estabilizar el mercado de divisas.
Otros 83.000 millones de dólares serán inyectados entre hoy y mañana elevando así el total a 266.000 millones de dólares. El BoJ había anunciado el domingo que tras el terremoto destinaría fondos de forma “masiva”.
"Estamos tomando todas las medidas posibles, incluyendo la disponibilidad de liquidez, para garantizar la estabilidad de los mercados financieros y facilitar las operaciones”, declaró un portavoz del banco central nipón.
“Esta operación es la más importante realizada hasta ahora” en el mercado monetario japonés, añadió.
Terremoto afectará inversiones en A. Latina
La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se mostró preocupada por el efecto que el terremoto y el tsunami que asolaron el nordeste de Japón el 11 de marzo pudiera tener sobre el comercio y la inversión de ese país hacia América Latina.
“Claro que sí preocupa muchísimo el tema de las inversiones (...) y también las compras que pudiera hacer Japón de nuestras exportaciones”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, la mexicana Alicia Bárcena.
La economista explicó que Japón mantiene con esta región “un triángulo muy virtuoso” mediante el cual las acciones del país asiático interrelaciona “comercio, inversiones y cooperación técnica”.
Anticipó que cuando comience la reconstrucción de la zona devastada, posiblemente “en el segundo semestre” de 2011, podría haber un incremento de la demanda de algunas materias primas como el acero o el cobre.
“La reconstrucción en Japón va a involucrar puertos, zonas marítimas” y “urbanas”, sostuvo, lo que podría ser un estímulo para enviar “materias primas” de la región.
Datos del informe ‘Panorama de la inserción internacional de América Latina y el Caribe 2009-2010’ sobre Japón revelan que de 2005 a 2009, año de la crisis mundial, las exportaciones del país asiático a Latinoamérica crecieron un 34,8 por ciento, mientras que las importaciones aumentaron un 26,3 por ciento.
A fines de 2008 el volumen de inversión extranjera directa (IED) japonesa acumulada era de casi 30.000 millones de dólares en Latinoamérica, sobre todo procedente de las grandes corporaciones empresariales Mitsubishi, Mitsui, Sumitomo, Itochu y Marubeni.
AGENCIAS

Compartir