Superávit de Brasil está en US$1.199 millones | Internacional | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

Superávit de Brasil está en US$1.199 millones

La economía brasileña cerró el mes de febrero con un saldo comercial favorable de 1.199 millones de

POR:
marzo 02 de 2011 - 12:20 a.m.
2011-03-02

Brasil inició el año con un saldo positivo en su balanza comercial, que ascendió a 424 millones de dólares en enero.

Como el Ministerio otorga prioridad al promedio diario, la media de 60 millones de dólares diarios de saldo positivo registrada en febrero representa un aumento de 177 por ciento con relación a febrero del año pasado (promedio de 21,6 millones) y de 197 por ciento sobre enero de este año (20,1 millones al día).

De acuerdo con los números del Ministerio, las exportaciones brasileñas sumaron en febrero un total de 16.733 millones de dólares, con un promedio diario de 836,7 millones. Este promedio diario es 23,5 por ciento mayor que el de febrero del año pasado y 15,5 por ciento más que el de enero de este año.

En tanto, las importaciones de febrero sumaron 15.534 millones de dólares, para una media diaria de 776,7 millones, valor 18,4 por ciento más elevado que el de febrero de 2010 y 10,3 por ciento por encima del resultado de enero de 2011.

De esta forma, la corriente total de comercio de Brasil en febrero (exportaciones más importaciones) alcanzó los 32.267 millones de dólares, y en los dos primeros meses del año ya llega a 62.272 millones de la divisa estadounidense.

Brasil cerró el año 2010 con el menor superávit comercial de los últimos ocho años, que alcanzó 20.278 millones de dólares (-19,8 por ciento), en un contexto de fuerte apreciación de su moneda, el real, lo que se convirtió en una de las mayores preocupaciones de las autoridades brasileñas.

Brasilia/AFP

Compartir