1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

‘Un venezolano no puede sacar lo suficiente del cajero para ir a casa’

Tras desconocer las elecciones en el país, los opositores no le creen a la oferta de diálogo y exigen demostraciones concretas para acudir.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

AFP

POR:
Portafolio
mayo 27 de 2018 - 06:56 p.m.
2018-05-27

Tras las elecciones que se celebraron el Venezuela el pasado 20 de mayo, la oposición desconoció los resultados y aseguró que una nueva legislatura de Maduro, lejos de mejorar las cosas, agudizará aún más la difícil situación que se está viviendo en el país.

(Lea: Investigan megarred que vende comida descompuesta a Venezuela). 

En este sentido, Juan Andrés Mejía, diputado a la Asamblea Nacional y miembro del Frente Amplio opositor afirma que no creen que la oferta de diálogo de Maduro y exigió que para acudir a ese llamado, el Presidente debería demostrar que busca un cambio real con hechos concretos. Además, resalta el importante papel de presión que ejerce la comunidad internacional y las sanciones económicas al país.

¿Cuál es su visión de los resultados de las elecciones de Venezuela?

Los resultados del domingo dejaron claro la situación que se vive en nuestro país. No se trató de un proceso electoral, sino de un evento político en el Maduro organizó todo para autocoronarse como nuevo presidente. Advertimos durante semanas que a la gente se le había secuestrado su derecho a elegir.

Quienes no participaron lo hicieron conscientes de que su voto no iba a cambiar el resultado y como una señal de rechazo a las acciones del Gobierno. Este hizo todos los esfuerzos del mundo, ofreció beneficios y hasta dinero, y la gente aun así no fue a pesar de la crisis, lo que es un reflejo del cansancio de las políticas de pan hoy y hambre para mañana. Se secuestraron nuestros derechos más básicos.

¿Han pensado en unirse a la impugnación de Falcón?

Nosotros no nos vamos a unir a la impugnación porque desconocemos el proceso, para nosotros es una farsa. El Tribunal Supremo de Justicia es parte de la farsa y consideramos innecesario unirnos a ese pedido, esa no es la ruta para recuperar nuestros derechos. La ruta es la presión social y la movilización, acompañado de la presión internacional y la Asamblea Nacional, que es el único poder legítimo en este momento.

¿Cuáles van a ser las próximas acciones a seguir por el Frente Amplio?

Aquí no ha habido celebración de elecciones, pues no hay nada que celebrar. Creemos que el país está en unos momentos extremadamente complejos, que la crisis se va a agudizar y que el trabajo del Frente Amplio es transmitir un mensaje en el que los venezolanos internalicemos que las demandas que estamos teniendo son parte de una misma causa, que es el cambio político en nuestro país, sea del tipo de que sea. Nuestro trabajo es que ese mensaje cale y se conviertan en un solo clamor.

¿Qué llamado hay para la comunidad internacional?

Creo que la comunidad internacional ha venido ejerciendo una labor importante, dejándole claro a los violadores de derechos humanos y a los corruptos de nuestros país que no pueden vivir con impunidad; que la mayoría del mundo civilizado sabe que estos comportamientos tienen que ser castigados y todo aquel que abuse de su poder, no puede pensar que puede caminar toda su vida sin consecuencias.

Esto no tiene que llevarnos tampoco a la venganza, tiene que haber espacios de reencuentro y rectificación, pero el trabajo de la comunidad internacional debe mantenerse.

¿Le creen a Maduro con su nueva oferta de diálogo nacional y con los beneficios a los presos?

No, no le creemos a Maduro y su llamado al diálogo. Hemos visto ya muchos, y ha quedado claro que todo con ellos es para ganar tiempo y confundir a la población. Si Maduro quiere un diálogo ya no basta que hable, sino que demuestre con hechos. Y esa demostración implica empezar reconociendo que este no fue un proceso ni justo ni legal, que las competencias de la Asamblea deben ser restituidas y, si quiere avanzar, tiene que demostrar que está dispuesto a ceder. Su diálogo es para mantenerse en el poder, el nuestro es para lograr un cambio en el país.

¿Qué tan ciertas son las informaciones acerca de un incremento de las detenciones a militares rebeldes?

Yo no tengo información sobre las dificultades en las Fuerzas Armadas. Las Fuerzas Armadas tienen un rol muy claro que es defender la Constitución y la República, pero desconocemos la realidad interna de este componente.

¿Creen firmemente que Maduro no será capaz de terminar su próxima legislatura hasta el 2025?

Para cualquier venezolano es una pesadilla pensar que Maduro va a durar seis años en el poder. Cualquiera que piense que esta crisis se puede mantener, también pensará que no acabará en buen término para nuestras vidas. Por eso, la presión para que haya un cambio va a incrementar cada día y Maduro puede escucharlo, entenderlo y tomar acciones, que dudo que lo haga, o esperar a que esa presión se materialice a través de la presión del pueblo, de forma pacífica.

¿Qué cifras, que no son tan conocidas fuera del país, reflejan de mejor forma la mala situación que atraviesa Venezuela?

Creo que, por ejemplo, fuera de Venezuela no se sabe que seis de cada 10 venezolanos está comiendo carbohidratos y ha dejado de comer proteínas en los últimos 30 días. También, el deterioro de la industria petrolera es cada vez más notorio y ese es uno de los factores elementales del aceleración de la crisis.

Creo que la falla de los servicios no es fácil de cuantificar, pero la falta de gas, luz y agua es cada vez más recurrente y afecta a más venezolanos. Asimismo, el éxodo ha sido masivo y crece día a día, lo que también fue una razón de la abstención.

Según el dólar paralelo, el sueldo mínimo es inferior a US$2, por lo que a un venezolano comprar un celular de marca en ese contexto le tomaría más de 20 años. Es difícil explicar la falta de efectivo, pero un cajero no da, al cambio paralelo, para absolutamente nada. De hecho, una persona hoy no puede retirar del cajero el dinero suficiente para ir del trabajo a casa.

Tampoco creo que se conozcan desde fuera las dificultades que tienen los comerciantes para vender sus productos por la inexistencia de papel moneda. Tampoco se sabe de las filas kilométricas en sitios fronterizos en los que los ciudadanos tienen que hacer 10 o 12 horas para echar gasolina.

Por otro lado, hay cifras muy alarmantes como las que representan las personas que fallecen por falta de prevención, no solo porque no se tenga el medicamento, sino porque la máquina no estaba activa. La población emigra porque hoy Venezuela tiene un solo destino, que es la miseria.

LOS PASOS DE MADURO

Nicolás Maduro, mostró los primeros gestos del “nuevo comienzo” que ha prometido para su país, el cual se regiría por seis líneas de acción. La primera habla sobre el diálogo, la pacificación y reconciliación y ha pedido la liberación de detenidos por las protestas antigubernamentales que no hayan cometido “graves crímenes o asesinatos”. El viernes se confirmó la excarcelación de 20 consideradas como presos políticos.

Además, Maduro se reunió con el presidente de CAF, Luis Carranza; el Nuncio Apostólico en Venezuela, monseñor Aldo Giordano, y con el senador de EE. UU., Bob Corker, para entablar un camino al diálogo.

Miembros del Gobierno se han reunido con varios diplomáticos de diversos países de todo el mundo para impulsar la relación.

Rubén López Pérez

Compartir