Mis finanzas

Siete consejos para evitar el robo de información financiera

Estudio revela que los consumidores saben de la importancia de proteger sus datos, pero muchas veces actúan de manera relajada poniendo en riesgo la seguridad de estos.

Tarjetas de crédito

Mis finanzas Por: Portafolio

La digitalización está facilitándoles la vida a las personas, permitiéndoles ahorrar tiempo y dinero; pero, también las deja expuestas a nuevos y grandes riesgos, como el robo de su información financiera.

Estudios recientes indican que los consumidores saben de la importancia de proteger sus datos personales, pero, a su vez, que muchas veces actúan de manera relajada poniendo en riesgo la seguridad de estos.

(Lea: ¿Qué son las centrales de información financiera?

Según el más reciente Pulso del Crimen 2017, elaborado por Easy Solutions, el 97 por ciento de las personas no reconoce un email de phishing; el 30 por ciento de estos son abiertos, en tanto que los ataques con este mecanismo, el más usado para robar información, subieron un 65 por ciento en 2016.

(Lea: El abecé de cómo renegociar su deuda con los bancos

Aunque esas cifras son reveladoras, buena parte de los consumidores considera que proteger sus datos resulta complicado, sobre todo, en lo que atañe a las claves, las cuales muchas veces terminan siendo sencillas y evidentes para los ciberdelincuentes.

(Lea: Sector bancario es al que más le rinde en la Bolsa de Valores

El 67 por ciento de los colombianos consultados por MasterCard, en una encuesta adelantada sobre el tema, admitió que ‘rara vez cambia las contraseñas de sus cuentas en línea’ y, lo que es más desalentador, el 42 por ciento reconoció que ‘verifica su información personal en lugares públicos’.

“Los colombianos tienen altos niveles de aceptación de las nuevas tecnologías (tarjetas de chip y sin contacto, métodos biométricos, entre otros), y estas con seguridad ayudarán a luchar contra los peligros detectados”, dice Patricio Hernández, vicepresidente sénior de procesamiento para MasterCard en Latinoamérica y el Caribe.

De hecho, el mismo estudio revela que 9 de cada 10 consultados están dispuestos a tomar las medidas necesarias para incorporar esas tecnologías de pago seguras.
Pero los expertos sostienen que esto no será suficiente a la hora de proteger su información.

“El usuario final sigue siendo el eslabón más débil de la cadena de seguridad, en tanto el sector financiero es el objetivo primordial, tanto por el dinero como por la información sensible que maneja”, advierte Germán Patiño, vocero de Easy Solutions.

Es por esto que autoridades insisten en la necesidad de tomar precauciones para minimizar el riesgo de robo de información financiera, más ahora que se acerca la temporada de compras de fin de año. Para los expertos de MasterCard, estos son algunos pasos determinantes:

1
Cree contraseñas complejas que incluyan letras mayúsculas y minúsculas; números y símbolos. Cámbielas al menos una vez al año y no utilice la misma contraseña en varios productos. Evite, además, que estas queden expuestas a terceros cuando decida anotarlas para recordarlas.
2
Compre en comercios seguros, reconocidos y de confianza, pues el auge del comercio electrónico hace que comprar sea más práctico, pero también mucho más riesgoso.
3
Evite descargar en sus dispositivos (computador, celular, tableta) aplicaciones que desconocidos le envíen a su correo electrónico. Recuerde que los delincuentes van siempre tras su dinero y sus datos personales, para lo cual desarrollan aplicaciones falsas que parecen legítimas, las cuales son enviadas a sus correos o publicadas en tiendas de terceros, incluso en Google Play Store.
4
Utilice tarjetas (débito o crédito) con chip, pues fueron diseñadas para combatir el fraude y la realización de transacciones más seguras.
5
Verifique siempre los extractos de sus tarjetas, así sabrá si fue procesada alguna compra no autorizada. Si nota que hay compras inusuales o no autorizadas, comuníquese de inmediato con su banco emisor.
6
No abra links o archivos adjuntos en correos electrónicos que provengan de fuentes desconocidas y no comparta los datos de su tarjeta de crédito o su información personal y financiera (contraseñas, fecha de nacimiento, número del seguro social) a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos, mensajes de texto o de redes sociales que usted no haya solicitado.
7
Utilizar sus tarjetas mientras está de viaje le evita llevar grandes cantidades de efectivo. Conserve los recibos de las compras que haga con estas y verifique que no haya nada inesperado al revisar sus extractos.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS
EL TIEMPO