Mis finanzas

Forex, una oportunidad para invertir desde casa

Conozca en qué consiste esta actividad financiera y lo que debe tener en cuenta si desea ingresar a este mercado. 

El peso se devaluó más frente al dólar que a otras monedas

Mis finanzas Por: Portafolio

Cada día más personas están interesadas en realizar inversiones online. Y esto, no sólo por la facilidad que brindan las nuevas plataformas para hacerlo, sino también por la rentabilidad que genera para los usuarios.

Además del trading, que consiste en negociar o especular en los mercados financieros, hay una nueva tendencia que se está moviendo y es el Forex.

(Lea: Colombianos quieren altos rendimientos con bajo riesgo

Forex es el acrónimo de Foreign Exchange, lo que también se conoce como mercado de divisas. Para ser un poco más claros, esta actividad consiste en la compra y venta de monedas a nivel mundial.

(Lea: Cinco consejos que debe tener en cuenta para hacer trading

Según Marcelo Granada, analista Forex, este mercado es descentralizado, lo que significa que las operaciones no suceden en una sola parte, sino por el contrario en todo el mundo al mismo tiempo se están haciendo miles de transacciones.

(Lea: ¿Qué debe tener en cuenta si quiere ser un inversionista on line?

“Por ejemplo, un banco central puede hacer negocios con otro banco central. Mientras tanto el Banco de la República hace una negociación con Bancolombia, y por otro lado, yo estoy comprando dólares en una casa de cambio. Esto quiere decir que en todas partes suceden negocios en todo momento”, explica Granada.

Otra de las características que tiene este mercado es que es fluctuante y sus precios varían de punto a punto. Un ejemplo de ello son las Tasas Representativas del Mercado (TRM) ya que estas cambian según el país en el que se esté negociando.

Finalmente, también se destaca que el Forex es un mercado de 24 horas, es decir todo este tiempo están fluctuando todas las monedas del mundo.

¿CÓMO SE HACE FOREX?

Así como el trading, el Forex se realiza a través de una plataforma que le permite saber a los inversionistas cuáles son los precios interbancarios de los diferentes mercados globales o de los Bancos Centrales.

Para qué, que quien realice este tipo de transacción tenga acceso a los mejores precios del mercado y aprovechar las fluctuaciones. “Digamos que el dólar estará al alza, por ejemplo, porque las tasas de interés en Reino Unido después de diez años volvieron a subir. En este panorama se analiza esa noticia, y lo que podría hacer es invertir a la baja en libra esterlina o comprar dólares con libra esterlina, que es lo mismo, y se gana todo lo que baje la moneda”, explica Granada.

Para hacer este movimiento es necesario tener en cuenta tres conceptos claves. El primero es el de paridades: este es el enfrentamiento entre monedas, una que es la base y otra que es en la que se negocia.

Esto indica la relación que existe entre las dos divisas, es decir, lo que se debe entregar de una para recibir una unidad de la otra moneda.

El siguiente concepto es el bróker: esta es una entidad financiera o institución que organiza las transacciones entre un comprador y un vendedor; además es indispensable para realizar los movimientos puesto que es el ente que abrirá las puertas al mercado de divisas.

En estas, cualquier persona con 100 dólares o más, puede ingresar su dinero y este, para el caso del Forex, le dará una plataforma de operación donde puede ver las gráficas, leer noticias y los procesos de su transacción.

“El broker lo que hace es darle a uno la tecnología para que uno haga trading y este se gana una pequeña comisión conocida como spread”, señala Granada.

Y aquí llegamos al tercer concepto que hay que tener en cuenta al entrar al mundo del Forex. El spread es la diferencia que existe entre el valor de compra y el valor de venta de una divisa. Dicha cantidad es la que se le da al bróker por cada transacción que se realice.

EL TIEMPO


Marcelo Granada, también menciona que las transacciones en Forex pueden ser de muy corto plazo (minutos y horas) o de largo plazo (días, semanas o meses). Adicional señala que el tiempo que una persona debe invertir para hacer seguimiento a sus inversiones es inversamente proporcional a la demora de las transacciones.

“Eso depende mucho si la persona quiere hacer transacciones de corto plazo, de cinco minutos o de una hora. Para estos casos se debe dedicar mucho tiempo, porque se debe estar atento a la pantalla para saber, por ejemplo, cuándo se debe salir”, explica Granada.

Contrario a esto, si los movimientos tienen una demora de una semana, se le puede dedicar una hora al día. “Aun así, siempre hay que dedicarle tiempo. Es un trabajo y no se puede invertir y dejar las cosas sin un seguimiento”, asegura Granada.