Mis finanzas

¿Quiénes son más buena paga: los hombres o las mujeres?

Según Fincomercio, las personas con menor nivel de ingresos tienen una mayor cultura de pago.

Prepare un presupuesto. Tenga en cuenta sus egresos fijos mensuales, especificando cifras exactas de cuánto gastará en mercado, transporte, servicios, deudas, entre otros, y no olvide incluir un rubro destinado al ahorro.

Mis finanzas Por: Portafolio

Según la firma 'TransUnion' en el primer trimestre del año el crédito no dio señales de mejorías y señaló que una de las principales razones es la morosidad.

De acuerdo con el estudio, el promedio de saldo de cada deudor en tarjeta de crédito es de 4,3 millones de pesos. Para el caso del crédito de vehículos la deuda promedio es de 27 millones de pesos, en los créditos de vivienda es de 57 millones de pesos y en créditos de libranza la deuda está cerca a los 22 millones de pesos.

(Lea: Hogares destinan el 17,4% de sus ingresos a pagar deudas)

Y aunque el panorama no es muy alentador para las deudas de los colombianos, nace una curiosa pregunta alrededor de estas cifras: en Colombia, ¿quién es buena paga?

Portafolio.co consultó a Sergio Riaño, jefe de cartera de 'Fincomercio' y a la reparadora de crédito, Resuelve tu deuda, para responder a esta pregunta.

(Lea: La cartera de crédito llegó a $444 billones

De acuerdo con Riaño, el hábito de pago de los colombianos muestra una prioridad por salir de sus obligaciones en los créditos de vivienda, seguidos por los de vehículos y las tarjetas de crédito y de consumo.

Adicional a esto, 'Fincomercio' ha detectado que las personas con menor nivel de ingresos tienen una mayor cultura de pago.

(Lea: ¿En qué invierten sus créditos las colombianas?

“'Fincomercio' desembolsa diariamente 679 operaciones de crédito, de las cuales el 84% son inferiores a cuatro millones de pesos, monto que se enmarca dentro de la capacidad de pago de la mayoría de los asociados, los cuales, como la mayoría de la población económicamente activa del país, encuentran en el sector solidario una opción par ano recurrir a créditos informales y onerosos, como el gota a gota”, aseguró Riaño.

En la cooperativa de ahorro, la concentración de cartera actual está en la población que devenga entre uno y dos salarios mínimos y que se ubica en los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3. Adicional a esto, el 53% de los créditos están en cabeza de las mujeres.

MUJERES U HOMBRES, ¿QUIÉN PAGA MÁS CUMPLIDO?

Riaño afirmó que, de acuerdo con lo registrado en Fincomercio, las mujeres presentan una ligera mayoría en cuanto a su buen comportamiento en los pagos frente al género masculino.

“Basado en el indicador de cartera vencida de nuestro portafolio de créditos, puedo decir que, en la actualidad, las mujeres son quienes atienden sus obligaciones con mayor puntualidad. Las mujeres cumplidas superan en número a los hombres, en un 10% aproximadamente”, mencionó Riaño.

Asegura, que el perfil de la mujer cumplida en sus pagos es aquella que tiene entre los 30 y los 35 años de edad, cuenta con un contrato a término indefinido, sin personas a cargo, con vivienda familiar o propia y una antigüedad laboral superior a 12 meses.

Esto lo reafirma 'Resuelve tu deuda', que según datos de la compañía los hombres son quienes más solicitan la asesoría de la reparadora de crédito (58%) en comparación con las mujeres (42%).

“Hemos detectado que los hombres son quienes más solicitan asesoría y cuentan con el monto mayor de deuda; sin embargo, este indicador va relacionado con el número de deudas con el que ingresaron al programa. Es decir, que el monto es mayor porque cuentan con más compromisos financieros”, aseguró la reparadora.

El monto de deuda promedio de quienes ingresan a 'Resuelve tu deuda', es de veinte millones de pesos para hombres y 17 millones de pesos para mujeres. Además, señalan que ambos perfiles caen en deudas debido a la mala administración financiera, como el mal uso del crédito realizando acciones como retirar efectivo de sus tarjetas, pagar una tarjeta con otra, pagar solo el mínimo o menos de este y considerar el crédito como ingreso adicional.