Ahorro

¿Ahorrar es uno de sus propósitos para 2018? Siga estos consejos

La clave de unas finanzas personales saludables es el ahorro, y para conseguirlo es recomendable establecer metas claras, realistas y asequibles.

Ahorro, dinero

Ahorro Por: Julian David Calderon Hortua

Ya está terminando el primer mes del 2018 y para estas fechas muchos recibirán su primer pago mensual, o su segunda quincena. Por eso es momento de recordar las metas con las que se comenzó el año. Estudiar, viajar, entrar al gimnasio o simplemente comprarse algo que se necesita o que se desea, son motivos suficientes para pensar en el ahorro como un camino hacia esos objetivos.

(Lea: Comparar precios podría ahorrarle bastante en la compra de útiles escolares)

Y es que uno de los objetivos más comunes que la gente se traza al comenzar un nuevo año es precisamente ahorrar, un hábito que está tomando gran importancia en la cotidianidad de los colombianos. Un estudio de comportamiento del consumidor realizado por Kantar Worldpanel indica que el 79% de los colombianos encuestados están dispuestos a iniciar un plan de ahorro, ubicando al país en el primer puesto entre los países latinoamericanos con la más alta intención de ahorro.

(Lea: Pasos para elaborar un presupuesto e iniciar el año con el pie derecho en sus finanzas)

Ahora, la idea es que no se quede solo en la “intención” de ahorrar. William Shelton, presidente de Banco Multibank, recomienda algunas prácticas que le ayudarán a establecer un saludable hábito de ahorro.

- Tener un presupuesto real de ingresos y egresos. Se deben tomar en cuenta los ingresos mensuales que se destinan para los gastos fijos, los gastos variables y los gastos de inversión.

- Ser realista y aprender a distinguir entre necesidades y deseos.
De esta forma se evitan compras innecesarias. Al momento de establecer un ahorro hay que establecer prioridades y darle relevancia a lo que realmente merece una inversión.

- Establecer metas claras, medibles y cumplibles para el ahorro.
Este lo puede dividir en corto, mediano y largo plazo.

Una vez se tiene claro el objetivo que se quiere alcanzar, esa meta que pretende alcanzar con su ahorro, llega el momento de definir cómo va a ahorrar lo que necesita. Por eso hay que investigar cuanto más pueda sobre productos financieros que le ofrece el mercado, si lo que tiene contemplado es ahorrar en una entidad bancaria. Hay que fijarse en las opciones que le generen mayor confianza y rentabilidad, y las que más se acomoden a sus necesidades y a sus posibilidades económicas. No pierda de vista sus gastos fijos, esos que no puede dejar de atender, y sus gastos variables, aquellos que son más flexibles.

Algunas opciones de productos financieros pensados para el ahorro son:

- Ahorro programado: Se puede ingresar el dinero destinado al ahorro mensualmente y a medida que lo va acumulando dicho dinero irá generando intereses. Esto durante el tiempo acordado entre el titular de la cuenta y la entidad financiera. Algunas entidades ofrecen tasa de interés competitivas y sin comisiones. Investigue.

- CDT (Certificado Depósito a Término): De acuerdo con los reportes mensuales de la Superintendencia Financiera de Colombia es uno de los productos financieros más populares al momento de ahorrar. El ahorrador deposita una cantidad de dinero a un plazo fijo, mínimo de 1 mes, aunque puede hacerse a varios meses o años. Al finalizar el tiempo estimado, el dinero retorna al ahorrador con un interés.

- Cuenta de ahorro a la vista: Dirigida a personas que deseen tener su dinero de manera segura y con opción de disponer de él en cualquier momento.

A noviembre pasado, según el más reciente informe de la Superfinanciera, las cuentas de ahorro tenían un saldo de 167,7 billones de pesos, mientras que el saldo de los CDT se ubicó en 158 billones de pesos.

También es válido, y muy común, ahorrar por fuera del sistema financiero. Desde alcancías hasta cadenas informales que se organizan entre compañeros de trabajo, familiares o amigos, son algunos de los mecanismos utilizados por los colombianos de manera informal. 

Claro está que este tipo de ahorro incurre en un riesgo mayor en la medida en que no hay un respaldo institucional del dinero depositado o acumulado. Sin embargo, es un riesgo que muchos colombianos toman. Hay que tener en cuenta también que no se genera ninguna rentabilidad sobre el ahorro y que al ser de fácil acceso, si no se tiene la disciplina necesaria, puede volverse 'plata de bolsillo'.

“Antes de iniciar el ahorro es importante tener en cuenta para qué lo está haciendo y cuál es el destino de esos recursos, así no gastará su dinero en artículos innecesarios. Sin duda, el ahorro es un excelente camino para alcanzar sus metas y propósitos en el 2018”, afirma Shelton.

Julián Calderón H.
julcal@eltiempo.com