Ahorro
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

También puede ahorrar ganando el salario mínimo

Según expertos, esta actividad no es propia de personas con grandes ingresos y solo es necesario cambiar los hábitos financieros. 

Ahorro de dinero

El primer paso hacia un ahorro sostenible es registrar todos los ingresos y gastos periódicamente.

Cimahub

Ahorro
POR:
Portafolio
agosto 10 de 2017 - 10:10 p.m.
2017-08-10

¿Es posible ahorrar ganando un salario mínimo? Muchos responderán que no se puede, pero la realidad es diferente.

En muchas ocasiones vemos el ahorro como una actividad financiera imposible de hacer, tanto que inventamos excusas como que el dinero no alcanza, hay muchos gastos, la vida es muy costosa y, la más nombrada, gano muy poco.

(Lea: Tips para que ahorrar se convierta en un hábito

Y es que el ahorro no es una cuestión de si gano mucho o poco, más bien es una cuestión de abandonar malos hábitos y recurrir a unos que sean más amigables con sus ingresos y que además le permitan en un futuro aumentar su capital y tener un dinero extra para cubrir sus necesidades.

(Lea: Diez consejos para ahorrar dinero fácilmente

“La generación de ahorro no es propia de personas con mayores ingresos, basta con cambiar los hábitos a todo nivel en función de ahorrar y se tendrán resultados impensados”, señala Javier Andrés Cárdenas, gerente de la firma Finance Group.

(Lea: Consejos para ahorrar y tener dinero cuando se jubile

El especialista dio algunas recomendaciones para economizar más y guardar algo de dinero incluso ganando un mínimo.

Los presupuestos y control de gastos:


Para iniciar es preciso destacar que el primer paso hacia un ahorro sostenible es registrar todos los ingresos y gastos periódicamente. Si se lleva un registro histórico de qué compramos, cuándo lo compramos y cuánto nos cuesta, podremos establecer cuáles son nuestras tendencias de consumo y ello nos permitirá tomar acciones más efectivas. Así mismo se sugiere realizar un presupuesto de gastos que debe ser controlado permanentemente.

Reducir los consumos de servicios públicos:

Paralelamente se deberá tomar acciones inmediatas encaminadas a reducir los gastos prioritarios como son consumos de agua, luz y gas. Para ello cambie sus hábitos, por ejemplo si reduce el tiempo de su baño en 1 minuto, dejará de consumir en promedio 20 litros por minuto al día y 600 litros al mes, cifra interesante en materia de ahorro.

De igual forma podría cambiar paulatinamente los bombillos de su casa por bombillos de led, adquirir electrodomésticos que funcionen con gas y planche en lo posible una vez en el mes.

Sus alimentos en casa:

Trate de preparar sus alimentos en casa y llévelos al trabajo. En la actualidad casi todas las oficinas cuentan con hornos microondas que permitirán que sus alimentos estén calientes a la hora de consumirlos.

Adicional revise sus hábitos de consumo como café o similares. Seguramente usted compra tinto todos los días en la esquina de su oficina, caso en el cual es mejor comprar la libra de café y prepararlo y llevarlo al trabajo en un termo que conserve el calor.

Compre lo económico:

Utilice los nuevos formatos de supermercados a bajo costo, elimine de su canasta las compras diarias y haga un solo mercado para 15 días, e incluso, 1 mes.

Piense siempre en invertir:

Durante el año usted recibirá la famosa prima de servicios equivalente a un sueldo anual, no la malgaste e inviértala; en el caso de las cesantías trate de no retirarlas, recuerde que es un ahorro adicional para el día en que quede sin empleo.

Elimine la idea de que para ahorrar es necesario disminuir el gasto, también es posible incrementar los ingresos. Con los ahorros generados abra un CDT o use productos ofrecidos por los bancos como Fondos de Inversión y los intereses ganados no los gaste, reinviértalos.

Aproveche su cuenta de nómina:

Adicional tenga en cuenta que muchas compañías realizan los pagos salariales a través de cuentas de nómina que generalmente no tienen costo en un número limitado de retiros, por lo que es recomendable pagar sus compras con la tarjeta débito evitando retirar efectivo.

Reciclar también le ayuda:

Muchas personas empiezan su proceso de ahorro seleccionando todos los objetos inútiles que tienen en casa para posteriormente venderlos. También puede reciclar en casa las cajas de cartón de su trasteo, las viejas revistas, el periódico, la chatarra que guarda, las botellas de vidrio, entre otras cosas, para después venderlas en las casas de reciclaje y obtener algún valor que ayuden a mejorar los ahorros.