1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Mis finanzas

Con esta calculadora un freelance sabrá cuánto cobrar por su trabajo

Si es nuevo en esta modalidad de trabajo, esta información le servirá para saber el precio y cómo negociar con los clientes. 

Freelance

Es necesario hacer un estimado de los días que se dedicarán realmente al proyecto por el cual fue contratado.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 29 de 2018 - 03:08 p.m.
2018-08-29

Una de las primeras dudas que nace cuando se ingresa al mundo del trabajo independiente, o freelance, es el cómo y cuánto se debe cobrar por la labor que se va a realizar.

Para resolver esa duda, a lo primero que se recurre es a la recomendación de colegas o familiares que ya han tenido experiencia como freelancers y que se desempeñan en la misma área. Muchos toman la decisión de seguir el consejo, sin embargo, hacerlo puede resultar perjudicial.

(Lea: ¿Por qué el trabajo freelance es cada vez más común en Colombia?)

Cuando se consulta a alguien y se fijan precios cercanos al recomendado, se omiten datos tan importantes como el tiempo que se va a dedicar a la labor según el ritmo personal de trabajo, las herramientas e insumos que requerirá el proyecto, y los gastos personales. Lo que podría provocar una desvalorización del servicio prestado y una frustración en el trabajador.

Y entonces, ¿cómo se debe hacer el cobro del trabajo cuando se es freelance? Para Guillermo Bracciaforte, co-fundador de Workana, es necesario tener varias cosas en cuenta antes y después de ser freelance. “Cuando uno trabaja en relación de dependencia tiene muchas cosas que tal vez no se notan y que nos da la compañía, lo más obvio es la estabilidad financiera. Al ser freelance es necesario ser consciente de que esto se deja a un lado”, señaló.

(Lea: Seis consejos para ser el mejor 'freelance' y más sobre esta opción de vida

Ante esto, es necesario saber calcular bien qué ingresos se quieren tener y cuánto se debe cobrar por el trabajo, para lo cual se deben tener en cuenta los siguientes aspectos según Bracciaforte:

1
No toda hora es trabajada y remunerada. “Yo cobro las horas que estoy trabajando para mis clientes, pero hay un porcentaje de tiempo que se denominan ‘horas no facturables’ y son aquellas en las que uno escribe a clientes, hace marketing personal y otras tareas relacionadas con su trabajo”, explicó Bracciaforte.
2
El costo del lugar de trabajo. Si se trabaja desde la casa, por ejemplo, hay que pensar en el internet que va a necesitar y en las herramientas que se utilizarán para realizar el trabajo. Si es desde un café, los gastos de desplazamiento y consumo.
3
Los días de trabajo son muy importantes. Es necesario hacer un estimado de los días que se dedicarán realmente al proyecto por el cual fue contratado. También se debe calcular cuántos días tomarán de vacaciones y cuánto tiempo podrían estar enfermos.
4
Un ahorro. Dentro de lo que se va a cobrar también se debe pronosticar el tener un ‘colchón’. Esto no solo para una emergencia o para cumplir alguna meta que tenga, también porque el trabajo freelance no siempre garantiza el pago puntual de los clientes o que haya trabajo en abundancia.
5
La demanda del mercado es crucial. Investigar sobre los precios que rodean el trabajo a realizar brinda un panorama de los precios y con base en esto, hacer los cálculos anteriores.

Teniendo estos datos, el trabajador puede calcular lo que debe cobrar. Para esto, pueden ayudarse de herramientas como la siguiente calculadora, desarrollada por Workana, para obtener un valor aproximado de lo que se debe cobrar y así decidir el valor que le pondrá a su labor.

Tenga en cuenta: esta calculadora le pide entre otros datos el número de días festivos, en Colombia hay 18.

AL MOMENTO DE NEGOCIAR

Una de las principales recomendaciones que da Bracciaforte al momento de negociar el valor del trabajo es no desvalorizarlo. “A veces reducir mucho el valor lo que provoca es frustración, ya que se pueden hacer cálculos de tiempo que no van a coincidir con la realidad, y por ende, sentirá que le pagarán muy poco por lo que realizó”, afirmó.

Ante esto, recomendó especificar un valor mínimo del trabajo que se realiza, así el freelancer tendrá un precio que ofrecer y con el cual entrar a negociar. “Nosotros recomendamos mucho no desvalorizar el trabajo. Sin embargo, en el caso de pertenecer a comunidades como la de Workana, es más difícil no hacerlo, ya que existe competencia y se están ofreciendo servicios a la par de otros freelancers”, recalcó Bracciaforte.

También llamó la atención en que bajar los precios a los clientes que más valoran o que más representan ingreso mensual, es un método que les ayuda a mantenerlos cerca y conservar sus labores, contrario a los nuevos a los que bajarles el valor no traería grandes cosas.

“Si es un cliente nuevo y si hay mucho por trabajar, sí es bueno cobrar un poquito más caro, a menos que creamos que ese cliente a futuro se convertirá en potencial, no veo el por qué hay que bajarle al precio”, aseguró Bracciaforte.

Compartir