Jubilación

Colombianos pagan una tasa real de impuestos inferior al 25%

Analistas concluyen que la cifra corresponde, en promedio a los tributos de consumo y a ingresos del trabajo y del capital, tanto para hogares como sociedad. Además, que las contribuciones a las nóminas han incrementado la informalidad laboral en el territorio.

La Dian atribuye a este aumento al desempeño de la retención en la fuente a título de renta e IVA,

Jubilación Por: Javier Acosta

La cifra real de cuántos impuestos se paga en Colombia, tanto por parte de empresas como de personas naturales, completa un año electoral más como eje de discusión.

Por un lado, se ha dicho que para las personas jurídicas (en materia de ingresos de capital) la cifra real puede superar incluso el 70%, pero esta nunca ha estado –en promedio– por encima del 25%, siendo las de trabajo y capital las más altas.

Sin embargo, cuando se analizan las tasas efectivas promedio de tributación neta en materia de ingresos de capital, la suma de los hogares y las sociedades nunca ha estado por encima del 21,5%.

(Conozca qué es la información exógena y si debe reportarla). 

TRIBUTACIÓN NETA

De hecho, según Hernán Rincón, del Banco de la República, y Martha Elena Delgado, de Telefónica, entre 1994 y el 2016, las tasas efectivas promedio netas sobre el consumo, el trabajo y el capital son 10,7%, 18,6% y 15,4%, respectivamente. Así lo concluyen los expertos en el informe ‘¿Cuánto tributan efectivamente el consumo, el trabajo y el capital en Colombia?’, que hace parte de los borradores de economía que publica el Emisor.

En el estudio, los investigadores también encontraron que solo en el 2016, las mismas tasas previamente mencionadas alcanzaron niveles de 11,2%, 20,8% y 21,4%, respectivamente, lo que indican –además– que las cifras del país “son relativamente bajas, comparadas con aquellas reportadas por los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), en particular, sobre el consumo y los ingresos del trabajo.

Para el primero, los analistas identificaron que las personas en Colombia pagaron tasas efectivas promedio de 12% entre el 2005 y el 2016, siendo 2006, 2007, 2011 y 2012 los años donde más aumentaron las cifras, y cayendo en el 2016 a 11,2%.

En el caso de la tributación a los ingresos del trabajo, las personas y sociedades son gravadas en cuanto a salarios, nómina y seguridad social, de los cuales este último el de mayores números. En este punto, los analistas llamaron la atención, específicamente en las contribuciones a nómina, si se tiene en cuenta que “representan una carga adicional importante sobre el trabajo”, además de que este panorama encarece el factor trabajo, desincentiva el mercado laboral y promueve la informalidad.

“Vale resaltar, sin embargo, el alivio de la carga tributaria sobre el trabajo, promovido por la reforma tributaria de 2012, como lo muestran las tasas calculadas”, resaltó el informe, por lo cual los analistas concluyeron que “las autoridades deben ser cuidadosas a la hora de tomar decisiones de política tributaria basadas en las tasas nominales y deben considerar la eliminación de los beneficios tributarios que no tengan soporte técnico”.

“Si se eliminaran las contribuciones sobre la nómina, la carga tributaria sobre los ingresos del trabajo se reduciría 13%”, agregó el reporte.

EVASIÓN Y ELUSIÓN 

La razón principal de esta conclusión es que “existen cuantiosos gastos de consumo e ingresos del trabajo y capital en la economía que no pagan impuestos, o pagan menos que lo que deben de acuerdo con la normatividad”, debido a tres cosas: tienen beneficios tributarios, y hay altos índices de elusión y evasión.

Esta triada genera también un efecto colateral y es que las tasas de tributación nominales, que son las que normalmente se conocen, no miden la realidad del sistema impositivo colombiano, llevando a que la elusión y evasión sean cada vez mayores.

Si los próximos gobiernos logran reducir estos flagelos, las tasas nominales (es decir, las no integrales) “reflejarán ciertamente la carga tributaria sobre el consumo, el trabajo y el capital, y además existiría un gran espacio para aumentar la recaudación”, concluyó el estudio.

CIFRAS DE LA OCDE, AL ALZA

Las tasas de tributación efectiva neta del país son relativamente bajas, si se comparan con aquellas reportadas para los países de la Ocde. Esta es una de las conclusión del informe ‘¿Cuánto tributan efectivamente el consumo, el trabajo y el capital en Colombia?, y que cobra importancia, si se tiene en cuenta que el país está actualmente en el proceso de ingresar al club de las buenas prácticas. Es más, si se toma en cuenta el indicador de carga tributaria como porcentaje del PIB, “las tasas efectivas promedio son significativamente mayores que en Colombia”. Asimismo, los autores del informe llaman la atención en el país por cuenta de las contribuciones a la nómina que se deben efectuar en el territorio nacional, sobre las cuales indicaron que solo en Colombia se da este gravamen y, de hecho, indicaron que de quitarse, generaría menor empleo informal en el país.