Vivienda

El 60% de la oferta que tiene Amarilo es vivienda social

El año pasado, la empresa enfrentó de buena forma la desaceleración y, tras varios ajustes del mercado, en el 2018 la meta es que las ventas aumenten 10%.

Subsidio máximo de VIS sube a $ 12’969.000

Vivienda Por: Javier Acosta

En un año como el 2017, en el que el sector edificador decreció, la constructora Amarilo aumentó sus ventas 7 por ciento.

Así lo reveló el gerente general de la compañía, Mario Ciardelli, quien destacó la importancia de esto, teniendo en cuenta, además, que la inseguridad jurídica todavía es un obstáculo para varios procesos que deben cumplir las empresas del sector.

Según el directivo, no tiene sentido que muchas compañías edificadoras cuenten con más abogados que arquitectos. “Nosotros, por ejemplo, realizamos cuatro comités jurídicos a la semana, lo que, de verdad, no debería suceder”, enfatizó.

A pesar de esto y de los inconvenientes que han atravesado la economía y el negocio de la construcción, Amarilo logró comercializar 6.459 viviendas y sumó 1,2 billones de pesos en ventas durante el año pasado; además, actualmente está gestionando 40.000 inmuebles sobre planos o en preventa, de los cuales –según Ciardelli–, el 60 por ciento es vivienda de interés social (VIS).

OFERTA SUBSIDIADA

“En medio de las eventualidades, este segmento ha impedido que la caída del sector sea mayor”, reconoció el directivo, cuya apreciación está en línea con las recientes cifras de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), que revelaron un aumento de 23,5 por ciento en la comercialización de VIS el año pasado, contra variaciones de -5,1 por ciento en el estrato medio y -22,6 por ciento en el alto. Sobre la promesa futura de la actividad en el caso específico de Amarilo, Ciardelli reveló que esperan crecer 10 por ciento este año “con fuerza en el mercado de VIS”, reiteró.

El buen desempeño de este segmento está representado en 43 proyectos, de los cuales 16 están en Soacha (Cundinamarca), donde, entre otros, Ciudad Verde ha sido un referente de la compañía, no solo en lo urbano, sino en la implementación de estrategias sociales y sostenibles.

El directivo recordó que aunque en el país se empezó a hablar de sostenibilidad integral hace poco, en Amarilo es algo que llevan trabajando desde hace diez años, aproximadamente.

“Esto, además de ser amigables con el medioambiente, significa contar con un manejo responsable de los riesgos y, sobre todo, fortalecer el acompañamiento social a quienes habitan las urbanizaciones”, explicó el gerente de la constructora, quien destacó que con esta estrategia han apoyado a más de 40.000 personas en los diferentes proyectos VIS.