1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Vivienda

Firmas constructoras deberían contar con un revisor independiente

El colapso del edificio Space en Medellìn fue el que llevó a que fuera aprobada la Ley de Vivienda Segura que protegerá las edificaciones en Colombia.

Edifico Space

Cada proyecto de construcción debería disponer de la figura del revisor independiente de los diseños estructurales y un supervisor técnico.

Archivo

POR:
Portafolio
junio 05 de 2018 - 10:13 p.m.
2018-06-05

Algunos constructores aún no tienen en sus presupuestos las cuentas que implica la aplicación de la Ley 1796 de 2006, Ley de Vivienda Segura más conocida como Ley Anti Space; la cual fortalece, entre otras, la figura del Revisor Independiente de los Diseños Estructurales, Supervisor Técnico Independiente y crea la obligación de constituir un amparo patrimonial que garantiza a los compradores de vivienda durante los diez años siguientes a la terminación de los proyectos.

(Lea: Ley de Vivienda Segura y pólizas enfrentan al Gobierno y a Fasecolda

“Nuestros Promotores o estructuradores de proyectos, deberán incluir como costos, los relacionados con el Revisor Independiente de los Diseños Estructurales, Supervisor Técnico Independiente y el Seguro Decenal, los cuales, hemos indagado en el mercado y estarían entre el 2,5 y 3,5 por ciento adicional a los costos directos de construcción; el Revisor, estaría alrededor del 25 por ciento del valor del diseño estructural, Supervisor en el uno por ciento de los costos directos y las pólizas estarían probablemente entre el 1 y el 2,3 por ciento del presupuesto de obra”, advirtió el director del Departamento Legal Fiduciario de la Firma Cremades y Calvo-Sotelo, estructurador de negocios de Fiduciaria Central, Ómar Eduardo Suárez Gómez, quien está liderando una serie de conferencias sobre el tema.

(Lea: Colombia necesita una “Ley de vivienda segura”, que sea segura

“Lo cierto es que ninguna obra que haya recibido licencia desde julio de 2017 podrá firmar escrituras sino ha cumplido con la Ley de Vivienda Segura ya que los notarios no pueden expedirlas sin este requisito", advirtió Suárez.

(Lea: Proyecto de ley de vivienda segura inicia su cuenta regresiva

Indicó que aunque es obligatorio para todas las licencias radicadas en debida forma a partir de julio de 2017, han visto que muchos de los constructores no han incluido en sus presupuestos estos nuevos costos y este es un tema sensible, toda vez que los márgenes que se manejan en el desarrollo de proyectos de vivienda cada vez son menores. “El reto para el Gobierno debe enfocarse en lograr que las aseguradoras y reaseguradoras entiendan la celeridad con que deben ser emitidas las pólizas y que las primas sean lo más bajas posibles, porque de lo contrario, esto va a volverse inmanejable” aseguró Suárez.

A nivel internacional la figura del supervisor que, como en Colombia, no excluye la del Interventor, se utiliza para evitar siniestros por caídas o fallas estructurales en las edificaciones.

Aclaró que el supervisor acompaña la obra todo el tiempo, al final emite bajo juramento el Certificado de Técnico Ocupación, CTO, documento que deberá protocolizarse y registrarse en los folios de matricula inmobiliaria de los inmuebles objeto de desarrollo, así como en las unidades privadas de los proyectos que se someten a régimen de propiedad horizontal, lo cual además de ser condicionante de la transferencia de los inmuebles, constituye obligación de verificación por parte de Notarios y Registradores.

¿QUÉ EDIFICACIONES ESTÁN OBLIGADAS?

La norma se refiere a edificaciones que superen los 2.000 metros cuadrados de área construida; las que tengan menos de 2.000 metros cuadrados de área construida, pero cuenten con la posibilidad de tramitar ampliaciones que permitan alcanzar los 2.000 metros cuadrados; aquellas que en conjunto superen los 2.000 metros cuadrados de área construida y las casas de 1 y 2 pisos del grupo de uso uno que formen parte de programas de 5 o más viviendas.

Deberán contar con la revisión de los diseños estructurales las edificaciones de menos de 2.000 metros cuadrados de área construida cuando la complejidad del sistema constructivo lo amerite, a solicitud del ingeniero geotecnista o el diseñador estructural.

SUPERVISORES INDEPENDIENTES


Es el profesional técnico que deberá estar debidamente acreditado y tener como mínimo 5 años de experiencia en diseño estructural de construcción, interventoría o supervisión técnica, acreditada hoy ante las curadurías. Su función es acompañar, verificar y supervisar que el desarrollo de la obra esté conforme con la licencia aprobada y la NSR-10 (Norma de Sismoresistencia).

“Internacionalmente los Supervisores Técnicos, van de la mano de la aseguradora, hasta el punto de que éstas, los homologan como idóneos, supeditando la expedición de las Pólizas a la intervención de éstos y la correspondiente emisión del CTO”, afirmó el representante de CTO Veritas, Ramón de Jesús Arellano, entidad que presta sus servicios de Supervisor Técnico Independiente a varias constructoras del país.

UN MOTIVO SPACE

El sonado escándalo del colapso del edificio Space en Medellín, el 12 de octubre de 2013; las construcciones ilegales de los Hermanos Quiroz en Cartagena, que terminaron con la vida de muchas personas, y el desalojo de decenas de edificios a nivel nacional, fueron quizás la gota que llenó la copa e impulsó a la decisión del Gobierno Nacional de crear esta ley, acogiendo normativas de otros países para el manejo de la construcción y desarrollo de proyectos inmobiliarios en Colombia.

Antes se presentaba el proyecto a Curaduría y en los municipios donde no hay curadores a Planeación. “Durante la obra el gobierno no verificaba la consistencia entre lo que se había propuesto y lo ejecutado lo cual afectaba a posterior revisar y establecer responsables”, sostuvo Ómar Suárez en una capacitación a unos 200 constructores.

Este no es un tema menor para el sector de la construcción, toda vez que incluye nuevos actores que participan durante toda la ejecución del proyecto, dando mayores seguridades a los compradores de vivienda, pero que generará costos adicionales importantes, que deberán ser mitigados a través de economías de escala, con el fin de impedir que se incrementen los valores de las viviendas, concluyó Suárez.

Alejandra Buitrago S.
Especial para Portafolio

Compartir