1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Vivienda

Los precios de la vivienda nueva crecieron 6,71%

Camacol asegura que, a pesar de la moderación del incremento, la valorización promedio sigue en terreno positivo. Analistas coinciden en que esto es sano.

Vivienda de interés social de lujo

Cortesía Avenida Construcciones

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2017 - 10:18 p.m.
2017-09-19

Los valores de las casas y los apartamentos nuevos en Colombia mantuvieron la tendencia alcista, aunque, según los analistas, “ahora el ritmo es más moderado y, por cierto, conveniente”.

(Lea: La vivienda de estrato medio, mejor en el 2018)

Según el Dane, los precios se incrementaron 6,71% durante el segundo trimestre del año, 1,03 puntos porcentuales menos al dato del mismo periodo del 2016, cuando crecieron 7,74%.

(Lea: El abecé de cómo renegociar su deuda con los bancos)

Sin embargo, al restarles la inflación anualizada, a junio, que fue de 3,99%, el alza real de los valores de venta de la oferta residencial fue de 2,72%.

Uno de los analistas consultados fue el gerente de la firma inmobiliaria Avacol, Manuel Alfonso Carrillo, quien señaló que las cifras son tranquilizantes y demuestran que la finca raíz sigue estable, incluso, con mejores expectativas que la economía general.

“La ventaja es que mientras exista el déficit de vivienda, este tipo de oferta siempre será una buena inversión”, explicó el directivo.

De esta forma, el empresario se encuentra en el grupo de quienes consideran que se trata de un claro síntoma de que, en medio de las eventualidades, es uno de los sectores que han sobrellevado la desaceleración de la mejor manera. “Dadas las condiciones de la economía actual, donde realmente todo está más complicado, el resultado es sano”, enfatizó.

PEREIRA, MÁS CARA


Otro dato relevante de la entidad estadística está relacionado con la dinámica por ciudades. De hecho, ubicó a Pereira en la punta de la lista con los precios más altos: 19,2% en el periodo analizado. Caso contrario fue el de Villavicencio, donde la variación fue de -5,69%.

Para César Llano, consultor de banca de inversión, el incremento tiene que ver con un aspecto estructural originado –entre otros factores– en los costos de producción.

Según el directivo, “también hay un costo fiscal y una tasa de tributación neta en el caso de la producción de insumos que seguramente impactó los precios al alza”.

Igualmente, Llano señaló que “la tierra sigue siendo preponderante; es un bien, que al ser escaso, termina tocando los presupuestos de obra y, en consecuencia, los precios”.

Incluso, advirtió que cuando se trata de la Vivienda de Interés Social (VIS), al haber restricciones de ley para incrementarlos (pues existen valores tope), los constructores necesariamente ofrecen menos área o, en algunos casos, entregan los inmuebles en obra gris”.

Portafolio también consultó a Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), quien anotó que los resultados publicados ayer por el Dane significan que –pese al menor dinamismo económico, la reducción en la comercialización de vivienda en el segmento alto y la recomposición de la oferta disponible hacia los estratos medios y bajos–, la valorización promedio del mercado se mantiene en terreno positivo.

Forero destacó el hecho de que “para 16 de las 17 regiones analizadas, el incremento en precios de la vivienda nueva refleja la salud del mercado en la actual fase del ciclo económico, y demuestra que la inversión inmobiliaria tiene grandes ventajas por su menor volatilidad y valorización estable”.


Gabriel E. Flórez G
Economía y Negocios

Compartir