Negocios

Best Western completaría 19 hoteles para 2021 en el país

A través de su representante y operador en Colombia, Stanzia, la cadena busca llegar a ciudades intermedias. Este año habrá aperturas en Duitama y Puerto Gaitán.

Jorge Serrano

Negocios Por: Redacción Portafolio

Las ciudades intermedias o pequeños municipios prometen ser el siguiente paso de expansión para las grandes cadenas hoteleras. Esta vez, Best Western tiene un plan de crecimiento en el país, con el que esperan completar 19 hoteles para el 2021.

(Lea: Pánico en hoteleros del Meta)

La marca en Colombia es representada y operada por una compañía nacional, Stanzia, que es la que está estudiando el mercado para continuar su expansión en el país.

(Lea: Colombia logró récord de visitantes extranjeros durante el 2017)

Jorge Serrano, director asociado de Stanzia, explicó que es en dichos territorios donde la compañía ve un nicho de mercado interesante. “Hay muchos lugares del país donde se está viendo un desarrollo económico interesante. La gente va donde hay hoteles, y si hay de marcas reconocidas, se atrae el turismo de otro nivel”, dijo Serrano.

Para llegar a ese tipo de ciudades, la compañía ya comenzó a ejecutar su plan. De hecho, en las próximas semanas, Best Western abrirá al público un hotel en Duitama. “Boyacá es un departamento que tiene un componente importante de industria y comercio. Y en el caso de esa ciudad, hay hoteles pequeños o de marcas nacionales. El nuestro cuenta con todos los estándares internacionales, lo que nos garantiza un buen nivel de ocupación”, afirmó el directivo.

El hotel de Duitama, que tendrá 72 habitaciones, está dirigido a los turistas que visiten el departamento y también a las personas de negocios que lleguen a ese lugar. “A veces nos encontramos con que hay multinacionales que no llevan a sus empleados a hoteles que no tengan el respaldo internacional o que aseguren a sus huéspedes. Por eso, muchas veces estos ejecutivos llegan a sitios en donde no tienen dónde hospedarse”, resaltó.

Otra de las aperturas cercanas es la de Puerto Gaitán, que estará lista para junio. “Allá no hay hoteles. Hay camas disponibles en casas de familia en donde la noche puede costar hasta $250.000, mientras que la tarifa promedio en Bogotá no supera los $230.000. La idea es que esto cambie poco a poco y por eso tomamos la decisión de tener un hotel allí”, comentó.

Luego de inaugurar hoteles en dichos territorios, Serrano manifestó que ya tienen en la mira proyectos para llegar a Barranquilla, Medellín y Cali en el corto plazo. “Nos interesa mucho llegar a estos lugares, porque todavía tienen mucho mercado que explorar. Ya ha habido varias negociaciones para llegar allí a través de inversionistas locales”, aseveró Serrano.

De acuerdo con el directivo, una de las consecuencias que ha tenido la llegada de la marca a Colombia, es que casi el 85% de los inversionistas son locales. “Aunque tenemos la posibilidad de hacer contactos con empresarios de otros países, vemos que hay muchos colombianos que desean aliarse con Best Western, porque es una cadena que genera credibilidad y que trae unas ganancias estables”, afirmó el directivo.

Según Serrano, por cada hotel de la marca Best Western en Colombia, se necesita una inversión, con el terreno incluido, de cerca de entre $80 millones y $100 millones por habitación. “En algunos de nuestros hoteles, como en el de Santa Marta, tenemos hasta 400 inversionistas y todos ven buenos resultados”, destacó. Hasta el momento, Stanzia opera siete hoteles, repartidos en Colombia y en Panamá, y espera abrir 12 sedes de aquí al 2021, en solo tres años. “Prácticamente hicimos un hotel por año. Ahora, la meta es mucho más agresiva para Colombia”, añadió.

Además, su objetivo es aterrizar, como representantes de Best Western, en Perú y Ecuador este año.

CONVERSIÓN DE HOTELES

Para cumplir el objetivo de 19 hoteles en 2021, otra de las estrategias es la reconversión de hoteles locales existentes. “La idea es que podamos hacer alianzas con establecimientos nacionales, que cumplan los estándares y quieran operar bajo la marca de Best Western”, subrayó Serrano.

A través de esta modalidad, su expansión será más rápida. “Entre la elección del destino, las negociaciones, las inversiones y la apertura al público del hotel, nos podemos demorar hasta tres años. Con más aliados locales podemos expandirnos con más fuerza en el país”, dijo el director de Stanzia. Hasta el momento, la compañía todavía no ha firmado ningún acuerdo con hoteles nacionales, pero la expectativa es que se haga en el corto plazo.

Por otro lado, según contó Serrano, la operadora ya tiene en la mira varios lugares en donde poner el sello de Best Western. “Tenemos entre nuestros planes establecimientos en Peñalisa, Pasto, Cúcuta, Barrancabermeja, Montería, Manizales, y queremos abrir otro en Boyacá, en Tunja”, señaló.

SIN INCENTIVOS

En cuanto a los incentivos que trajo la más reciente reforma tributaria para la construcción de hoteles en territorios de menos de 200.000 habitantes, Serrano explicó que aunque es una opción atractiva, no está siendo contemplada por la compañía. “Si llegamos a este tipo de territorios, lo hacemos porque el destino es viable y porque tenemos todo un estudio de mercado que lo demuestra. Pero no creemos que vayamos a aplicar para dichos incentivos porque todavía hay mucha incertidumbre política”, explicó.

Mientras tanto, los representantes de Best Western continuarán con sus planes de conquistar ciudades intermedias y pequeños municipios, con el fin de promover el turismo y atraer más viajeros de negocios a dichas zonas.


María Camila González