Negocios

Proyectos por más de $500.000 millones en clústeres

Esta cifra corresponde a más de 26 iniciativas que tomaron forma a instancias de la Cámara de Comercio de Bogotá, y en las cuales participan más de 6.000 actores del mundo empresarial de la región.

Marco Llinas, vicepresidente de Competitividad y Valor Compartido de la CCB.

Negocios Por: Portafolio

Proyectos por más de 500.000 millones de pesos tienen ya formulados los clústeres de Bogotá y su área de influencia, y en buena medida están pendientes de hallar recursos para su realización.

Marco Llinas, vicepresidente de Competitividad y Valor Compartido de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), explica cómo están buscando este dinero y los beneficios que traerían estas iniciativas para la economía de la ciudad-región.

(Lea: Clústers que favorecen la competitividad de la industria

¿Cómo va el trabajo con los clústeres?

Los esfuerzos con los clústeres se enmarcan en una agenda mucho mas integral. En Bogotá y Cundinamarca venimos trabajando la agenda de desarrollo productivo más importante del país y de América Latina, que apunta a mejorar la productividad de la región para lograr mayores niveles de prosperidad para todos los que habitamos en ella.

(Lea: iNNpulsa lanza convocatoria para clústeres del país

¿Desde cuándo se está haciendo esto?

En junio del 2016 múltiples actores del sector público, privado y la academia lo lanzamos en la CCB sede Salitre en el marco de la Comisión Regional de Competitividad de Cundinamarca, que ya es la partitura única en materia de desarrollo productivo. Se trata de la estrategia de especialización inteligente, que fue construida de manera colectiva por los actores mencionados, no solo desde la CCB, sino de los gobiernos locales, el Distrito de Bogotá y la Gobernación de su momento, así como de ProBogotá, Invest in Bogota y Conect Bogota Región, entre otros.

(Lea: Vea cómo los clústers impulsan éxito exportador de Antioquia

¿Qué trae la estrategia?

Definimos cinco áreas sobre las cuales venimos focalizando la mayor cantidad de esfuerzos y recursos. Estas corresponden a la vocación productiva de la región. Son: Bogotá región creativa; Biopolo, que pretende abarcar sectores y clústeres relacionados con ciencias de la vida, no solo incluyendo el ámbito agropecuario y agroindustrial, sino el de farma, cosméticos y salud; servicios empresariales, con sectores como BPO, KPO (knowledge process outsourcing), turismo y financiero; una cuarta la hemos denominado ‘hub de conocimiento avanzado’, que nos va a permitir proporcionar el capital humano con los perfiles y competencias que estén necesitando los sectores y clústeres de las otras cuatro áreas, y una quinta que denominamos ‘Ciudad-región sostenible’, que apunta a abordar desafíos de sostenibilidad, y se ha planteado como potencial agenda lo relacionado con la recuperación del río Bogotá, eficiencia energética, economía circular y los problemas de movilidad del área.

¿Cómo se materializa eso?

La estrategia de especialización inteligente se materializa, en primer lugar, en un portafolio de proyectos de ciencia, tecnología e innovación de gran envergadura que busca ‘mover la aguja’ de sectores y clústeres que hacen parte de estas cinco áreas de especialización. Este tiene de 26 a 27 proyectos que ascienden a más de $500.000 millones. El segundo conjunto de esfuerzos es la agenda de clústeres o iniciativas de clústeres que viene trabajando la región.

¿En qué campos están los proyectos?


Por ejemplo, algunos impactarán al clúster de salud, como el famoso Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud – IDCBIS-, que tiene asociados recursos de regalías. Un segundo proyecto en ese mismo sector es un centro de innovación y desarrollo de negocios en biotecnología.

¿Cómo se financiarán?

Son proyectos que están en diferentes estadios de desarrollo. Unos incluso ya cuentan con recursos, como el del IDCBIS, que ya tiene una partida asignada de regalías cercana a $30.000 millones. Otros están apenas en sus primeras fases de estructuración y se están haciendo los análisis de factibilidad; por ejemplo, el centro de innovación y desarrollo de negocios en biotecnología o la aceleradora de negocios Biotech.

La idea es poder presentarlos ante cualquier fuente de recursos que aparezca. En algunos casos serán liderados por el Distrito y, posiblemente, busquen otras fuentes públicas, pero otros son más de índole privada.

¿Qué porcentaje del dinero ya está?


Alrededor del 20% ya está financiado.

¿A qué plazo es este plan?

Esta es una agenda en la que, en principio, hablamos a 10 años, pero es de largo plazo y se irá ajustando y complementando en el tiempo.

¿Hay alguna meta específica en cuanto al crecimiento a través de los clústeres?

Bogotá región viene trabajando la agenda de clústeres más profunda y ambiciosa de Colombia. Hay más de 90 iniciativas de este tipo en el país y 16 las estamos trabajando acá. Hay, por ejemplo, uno de industrias creativas y de contenidos (audiovisuales, cine, video juegos, animación); hay tres de moda, uno de música, otro de gastronomía y uno de comunicación grafica. También un clúster lácteo, de cosméticos y de farma.

La apuesta es que los 16 clústeres tengan un crecimiento superlativo, muy por encima del promedio de la economía de Bogotá región.

¿Cuántas empresas participan?

Hoy en día nos acompañan más de 6.000 actores, principalmente del sector privado en los distintos espacios de gobernanza que soportan los clústeres.

¿Por qué el de salud fue priorizado?

Hemos priorizado este sector dada su importancia económica. Para el 2016 representó el 1,4% del PIB de Bogotá y generó el 5% del empleo de la ciudad. Este clúster posee 9.400 empresas registradas en la Cámara de Comercio, de las cuales 461 pertenecen al subsector de insumos, dispositivos y equipos médicos, 6.252 a servicios clínicos y apoyo diagnóstico, 2.551 a afinidades odontológicas y 136 a aseguramiento en salud.

Las ventas del sector durante el año antepasado (el último del que se tienen datos consolidados) llegaron a 23,5 billones de pesos. El objetivo es que al 2025 se consolide como el más competitivo y sostenible de América Latina.