Negocios

Planes de financiación, el foco de AKT, que llega al millón de motos

La marca vendió a febrero más de 12.000 unidades, según Andemos, y prevé que en el 2018 tenga un crecimiento de hasta 10%.

La CR5 200 es la segunda generación del modelo y el más reciente lanzamiento de AKT.

Negocios Por: Portafolio

El mercado de los vehículos en Colombia logró pasar la página negra que tuvo el año pasado y AKT Motos no está por fuera del buen panorama que se prevé para este 2018.

De hecho, en los cálculos hechos, este renglón de la economía crecería –en total– entre 4 y 5 por ciento, pero la marca hasta podría duplicar dicha cifra, ya que los directivos están confiados en que su alza sea de entre 7 y 10 por ciento.

(Lea: Colombiana AKT entra con fuerza al mercado peruano)

Así lo explica Camilo Jaramillo, jefe nacional de ventas de AKT Motos, quien señala que “a pesar de que el 2017 estuvo contraído en todo el sector, el panorama de este año pinta muy positivo ya que arrancó bien tanto para el mercado como para la marca. El primero viene creciendo 4,3% a hoy y nosotros estamos detrás, con 3%”.

(Lea: La moto pasó de ser un lujo a una impulsora del desarrollo económico del país

De allí que su estrategia clave para este año sea seguir apostando por la financiación de motocicletas, que también incluye los accesorios de seguridad. Esto, en plata blanca, quiere decir acomodarse al presupuesto de cada cliente.

FINANCIACIÓN


(Lea: En enero se matricularon 41.486 motocicletas nuevas

“Nuestro foco es que las personas tengan fácil acceso, a través de la financiación. Esto quiere decir que cada usuario pueda tener mejor calidad de vida, pero con otros componentes como accesorios (casco, chaqueta proyectora, impermeable y visuales), de modo que sea un actor responsable de la vía”, añade Jaramillo.

Esto lo viene trabajando con entidades financieras, las cuales tienen en cuenta aspectos como el buen historial crediticio; ingresos de la persona, que pueden ser desde un salario mínimo; y las posibilidades de pago, que en este caso alcanzan hasta 72 meses (6 años) con una tasa de interés mensual de 2,32%.

Toda la anterior fórmula prevé, según la marca, mejorar la accesibilidad al mercado, pero de forma responsable, ya que solo se ofrecen planes de crédito adaptados al usuario. En este sentido, AKT también tiene una línea de cascos y accesorios, que están incluidos en el sistema de financiación y cumplen la normatividad de seguridad.

Esta es una de las estrategias de AKT Motos para que el año pasado la factura de la desaceleración no les llegara tan costosa. A lo anterior se suma que su nicho se mantiene en personas de estratos 1, 2, 3 y 4 que viven en zonas periféricas y necesitan soluciones de transporte. En las grandes ciudades seguirá creciendo por la misma expansión demográfica.

“Somos una marca colombiana con 14 años en el mercado y logramos ya consolidarnos, lo que a otras marcas les ha tomado hasta 60 años”, detalla el directivo de AKT, y agrega que este año tendrán rodando la moto un millón, lo que “consolida que la marca es muy buena y viene creciendo a la par del usuario colombiano”.

De ahí que otro de sus planes sea la seguridad vial, teniendo en cuenta que le apuntan a componentes como educación al conductor, sobre todo porque son una marca de entrada al mercado colombiano, ya que cuatro de cada diez usuarios son clientes nuevos. Por esto tienen diseñado un plan en las grandes ciudades para que cuando una personas compre una motocicleta, se le dé un curso teórico-práctico.

“Se trata de convenios que tenemos con escuelas de conducción certificadas en Bogotá, Medellín, Cali, Ibagué, Neiva y Pasto, y esto sirve para que al adquirir una motocicleta le obsequiemos gratis dicho curso, con el fin de que vaya en su vehículo y se refuercen los conocimientos; esto se suma a la campaña social de ‘Mi familia me espera’”, explica Jaramillo.

Vale señalar que, en algunos casos, este curso se puede validar como el necesario para expedir la licencia, pero en la mayoría consiste en reforzamiento de teoría y práctica.
Proyecciones

En cualquier caso, la mejora de la confianza del consumidor tiene con buena expectativa a AKT Motos, ya que el 95 por ciento de su comercialización se da internamente y –según su jefe nacional de ventas– el plan es seguir enfocados en el mercado colombiano, ya que es el que mueve su economía.

Ahora, no descartan continuar creciendo a nivel internacional, si es que esto viene como consecuencia del plan de negocio local, siendo este último clave para la marca.
Además, han venido mejorando por factores externos al sector, como la decisión de Bogotá de prohibir el parrillero hombre en algunas zonas de la ciudad, que, como se prevé, aumentará la compra de vehículos.

El directivo de AKT Motos señala que “la restricción hace que las personas que antes eran parrilleros no pasen de la moto al transporte público, sino que busquen la forma de comprar otra, ya que además de la prohibición están las falencias que tiene el sistema de transporte público”.

Teniendo claro este panorama, la firma ya hizo cambios de ‘look’ en dos modelos. Acaba de lanzar la segunda generación del modelo CR5, y a esto se sumará dos estrenos más: uno a finales del primer semestre y otro antes de terminar el año.

Sin embargo, no es lo único. En su portafolio también está el tema eléctrico, en el cual cuentan con varias líneas de negocio, incluidas bicicletas.


“Tenemos una tecnología específica en la que somos pioneros en el país, y nos gusta hacerlo pues le ayudamos también al medioambiente”, dice Jaramillo, quien así mismo destaca que están trabajando para quitarle el miedo a que las personas usen la motocicleta, lo que, de paso, les ha aumentando el número de clientes mujeres.

EL NUEVO LANZAMIENTO

AKT Motos oficializó la llegada al sector automotriz de la segunda generación del modelo CR5, una versión renovada que cuenta con un motor más robusto de 197 centímetros cúbicos, fortaleciendo de esta forma el segmento de motocicletas tipo calle (entre 180 cc y 200 cc), que actualmente ocupa un 14% de las 500.000 motos que se comercializan en el país.

Según un comunicado de la marca, la motocicleta “está pensada para los amantes de los detalles, el diseño y la tecnología; fue creada para esas personas que no solo ven su motocicleta como un medio de transporte para el día a día, sino que la quieren utilizar para rodar por las carreteras del país”.

La CR5 200 viene equipada con un motor de 16.5 Hp, y 15.5 Nm @6.500 RPM, 6 velocidades y balanceado; el freno trasero de disco de 220 mm de diámetro aporta seguridad a la hora de detenerse, y de paso cuenta con cargador USB
y monoamortiguador trasero. El nuevo modelo estará disponible en las más de 550 salas de exhibición de AKT a mediados de abril en varios colores, con un precio de venta al público de 5’190.000 pesos.