Negocios

El país equilibra la balanza comercial con Francia

Desde 2017 se han exportado a ese destino productos y servicios por 449 millones de euros. Mientras tanto, descendieron importaciones, sobre todo las aeronáuticas.

Gautier Mignot

Negocios Por: Portafolio

Colombia le vendió a Francia el año pasado artículos y servicios por 449 millones de euros y equilibró su balanza comercial con ese mercado. Así las cosas, su déficit comercial, según el embajador del país galo en Bogotá, Gautier Mignot, es de apenas de unos 5 millones de euros con relación a las importaciones desde esa nación.

Lea: (Balanza comercial tuvo el dato más positivo desde 2015).

En el 2015, los franceses habían colocado en Colombia mercancías por 840 millones de euros, contra 400 millones de euros en elementos que llevaron, lo cual hace ver la brecha que se subsanó en solo dos años.

Para Mignot, varias fueron las causas: el aumento del valor de las exportaciones de Colombia hacia ese destino en un 40% ayudado por la devaluación del peso, pero en parte también se debió a una aguda disminución de las importaciones por la ausencia de compras aeronáuticas en ese último periodo, algo que, en concepto del diplomático, se espera cambie en el futuro. Otro factor habría sido el efecto del Año Cruzado Colombia-Francia en el 2017, jornadas en las cuales no solo se intensificó la agenda cultural binacional, sino la publicidad de las potencialidades de ambos territorios.

Otro indicador del vigor de la relación es la cantidad de firmas francesas que se están interesando en poner bases en Colombia. “Hace nueve meses (cuando Mignot llegó como embajador), había 180 compañías y ya son 210. El crecimiento realmente es constante; cada semana me llega una nueva empresa que me dice: ‘Quiero entrar’, o ‘deseo regresar a Colombia, porque estuve hace unos años y me salí’, o ‘quiero fortalecer mi presencia’, y son tanto grandes como más pequeñas”, añadió el diplomático. Son sobre todo de infraestructura, servicios urbanos, energía, agro y tecnología.

Según él, están atrayendo mucho los proyectos del país, como las vías 4G, los puertos y aeropuertos, igual que las perspectivas que se abren a raíz de la firma de la paz con las Farc.

Ejemplos de esa presencia son la participación de la empresa CMA CGM en Puerto Antioquia, el proyecto de terminal marítimo por Urabá, en el cual invierte alrededor de 300 millones de dólares; o de Vinci Highways (del Grupo Vinci) en la construcción del tercer carril de la vía Bogotá-Girardot. También, Eiffage ha manifestado interés en entrar a los carreteables de 4G, en vías para desembotellar las entradas a las capitales y en obras de gran envergadura como el metro de Bogotá y las plantas para descontaminar al principal afluente de la ciudad. Se destaca además como la empresa Poma ha estado en el desarrollo de los sistemas de metrocable en Medellín.

Así mismo, Mignot anunció la firma, en las próximas semanas, de un convenio mediante el cual su gobierno apoyará con un millón de euros la realización de los estudios de factibilidad del Corredor Verde de Cali.

Por otra parte, recordó que la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) está apalancando con préstamos la acción de agencias estatales, como Findeter, para afianzar la paz. De hecho, ya hay dos empréstitos por 350 millones de euros y en el 2018 se tramitará otro por 200 millones de euros para acciones de mitigación del cambio climático.

“La verdad es que hay una visión muy positiva de la trayectoria de Colombia en Francia. En eso ha jugado la salida del conflicto, la constancia de su crecimiento –que se mantuvo incluso en el contexto desfavorable del fin de ciclo de alza de materias primas, a fines de la década pasada, debido a políticas macroeconómicas sólidas y responsables–, además de ser un país adepto al libre comercio”, afirmó.