Negocios

Alpina se convierte en un grupo empresarial

La compañía quiere ampliar su campo de acción para incursionar en nuevos negocios que le aporten crecimiento, dijo Ernesto Fajardo.

Ernesto Fajardo

Negocios Por: Redacción Portafolio

La compañía Alpina, con trayectoria en el sector de alimentos, da el paso para convertirse en grupo empresarial. El objetivo es abrirse paso a nuevos negocios y tener mayores focos de crecimiento y expansión.

(Lea: Pirelli invertirá US$308 millones en América Latina de aquí al 2020)

Así lo explicó Ernesto Fajardo , actual presidente de la compañía y quien ahora será la cabeza del naciente Grupo.

(Lea: Bogotá, primera franquicia de la peruana La Lucha)

La holding, según explicó el alto directivo, que contó con el respaldo de la asamblea de accionistas, nace con dos primeras filiales.

La primera de ellas es Alpina Productos Alimenticios que corresponde a la compañía que produce y comercializa los productos lácteos, principalmente.

Su otra subsidiaria es Inversiones Alpes, dedicada a actividades inmobiliarias, según explicó Fajardo.

En general, el Grupo Alpina surge “con el ánimo de diversificar, crecer y expandir la gestión empresarial, y de incursionar en nuevos mercados e industrias”, según lo aprobado por los accionistas de la compañía.

El directivo hizo el anuncio sobre el nacimiento de la holding, al presentar los resultados del 2017 y analizar el estado actual de los negocios.

Respecto a las perspectivas para este año, señaló que, en lo corrido de este año, el consumo muestra señales de mejoría, aunque erráticas, sin embargo, confió en un mejor desempeño para el segundo semestre.

A su juicio, el panorama debe cambiar favorablemente en la segunda mitad del 2018 luego de que el país supere la época electoral, en línea con lo que han previsto otros empresarios del país.

La empresa señala que desarrolló su actividad productiva y comercial en medio de varios desafíos que se presentaron: altos inventarios de leche; mayores precios de las materias primas; el efecto del aumento del IVA; el cierre de mercados por el brote de aftosa, y una baja en el índice de confianza que provocó la disminución sostenida del consumo.

El año pasado, Alpina reportó un crecimiento del 0,5% en sus ventas, las cuales sumaron $1,78 billones, según el balance.

Además, generó una utilidad neta de $81.155 millones, 1,9% más que el año inmediatamente anterior.

La compañía dice que también fue positivo el fortalecimiento de su patrimonio que alcanzó $144.784 millones de pesos.

En el 2016, ese indicador alcanzó los $61.737 millones, según consigna la empresa en el balance anual.

Una de las estrategias para alcanzar estos resultados fue un mayor impulso al desarrollo de productos innovadores.

Dentro de esa política, sobresalen la súper leche Actilife, Alpina Almendras, Alpina Aloe, Avena Kids y el Yogurt Griego Finesse.

Otras novedades que presentó fueron Helados Alpina (disponibles en sus tiendas Alpina Market), Leche Finesse y Soka Maxi.

Con estos productos que presentó al consumidor, Alpina se posiciona como la compañía láctea con el portafolio más diverso de la industria.

Las inversiones realizadas durante el año pasado fueron por $87.494 millones. En general, la compañía colombiana considera que cerró el 2017 con resultados financieros positivos, logrando mejoras en todos sus indicadores de gestión y manteniendo la competitividad, en un año en el que la industria manufacturera decreció -1,0 % y la elaboración de productos lácteos -0,6%.