Negocios

Carga tributaria pone freno a la operación minera del país

Cálculos de la Asociación Colombiana de Minería estiman que las empresas extractivas le dejan al fisco nacional anualmente cerca de $4 billones entre impuestos y regalías.

Minería

Negocios Por: Redacción Portafolio

Poco más del 50% de la utilidad operacional de una empresa minera en Colombia se deduce para el pago de impuestos, situación que generó una contracción en la inversión de todo el sector en el 2017 y lo corrido del 2018.

(Lea: )

La carga tributaria tiene prendidas las alarmas en la industria extractiva del país, ya que sin entrada de capitales, a la dinámica de la actividad se le está apretando el freno.

(Lea: )

“Dado que la carga impositiva es uno de los principales criterios de decisión de inversión en un país, resulta fundamental pensar en un modelo competitivo frente a los esquemas tributarios de países con los que se compite y que permita recuperar la inversión minera”, señala el más reciente informe de proyección económica para el sector de la Asociación Colombiana de Minería (ACM).

Cálculos del citado gremio, estiman que las empresas mineras del país le dejan al fisco en un año cerca de $4 billones entre impuestos y regalías.

Según SNL Metals, (como lo reseña la investigación del gremio minero), el país atrajo apenas el 6% de la inversión en exploración minera en Latinoamérica mientras que México, Perú y Chile atrajeron respectivamente el 21%, 22% y 23% de la inversión en exploración de la región.

“El flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) promedio en minería, en los citados países, supera el promedio nacional donde Perú, el líder en la entrada de capitales atrajo en promedio US$7.815 millones, y Colombia apenas llegaron US$1.492 millones”, indica el texto de la ACM.

El Impuesto sobre la renta, el Impuesto a la riqueza, el Descuento en IVA en bienes de capital, los Impuestos territoriales, el Impuesto a los explosivos, los Incentivos a la exploración minera, y las Obras por impuestos y obras por regalías son las principales tributaciones que paga el sector.

Para el gremio minero, la tarifa de renta “es una de las más altas del mundo” y con el régimen de transición establecido en la pasada reforma tributaria, solo se tendrá una tarifa más baja (33%) después del 2019.

La ACM indica además, que la reforma tampoco extendió el impuesto a la riqueza o al patrimonio dispuesto en la reforma tributaria de 2014.

“Confiamos en que se mantenga esta condición y que se haya eliminado de manera permanente este gravoso impuesto, o cualquiera que grave el patrimonio, que constituyen una doble tributación sobre la renta y afecta tanto a las empresas en etapa de operación, como la atracción de capital para la exploración”, señaló Santiago Ángel Urdinola, presidente del gremio.

Con respecto al pago por IVA en bienes de capital del impuesto sobre la renta, y que da la posibilidad de recuperar el valor equivalente a la tarifa pagada, el sector minero indica que en otros países como Perú, Chile México y Ecuador, está permitida la recuperación del 100% del IVA pagado (aquí es del 40% del 19% en el 2017 y 33% del 19% después del 2019).

En el tema de impuestos territoriales (13 departamentales y 20 municipales), para la industria minera los de más gravamen son el impuesto al alumbrado público y las estampillas.

“Creemos que en impuestos territoriales se requiere un marco regulatorio que establezca con claridad cuáles son los tributos subnacionales y la fijación de los sujetos pasivos, el hecho generador, las tarifas y la periodicidad a la que está sujeto”, recalcó Ángel Urdinola.

El sector minero también hace la observación que es el principal contribuyente del Impuesto a los explosivos, pero que al ser incrementada la tarifa del 5% al 20% en el 2011, resta competitividad para atraer inversión, ya que este tributo no existe en otros países de la región. Además eleva los costos de producción.

Así mismo, explican que para incentivar la exploración minera, se requiere un mecanismo que permita recuperar el IVA pagado en esta etapa, como lo hacen Chile y Perú.

La única alternativa para recuperar el IVA en exploración es una vez se inicie la actividad productiva, situación que puede perdurar por muchos años y en algunos casos incluso puede no suceder”, reza el estudio de la ACM.

Y Ángel Urdinola, recalcó que esta circunstancia “se agrava” con el límite impuesto por la reciente reforma tributaria de compensación de pérdida a 12 años, “toda vez que limita la recuperación del IVA a un tiempo difícil de alcanzar en un proyecto minero”.

Por su parte, las Obras por impuestos y obras por regalías ha tenido acogida en el sector minero por la oportunidad de realizar inversión en las regiones de su área de influencia de manera eficiente. “Sin embargo, consideramos que se requieren algunas reformas en la ley para que la figura tenga una mayor acogida”, enfatizó el dirigente gremial.

Finalmente, el nuevo régimen de depreciación fiscal con tasa que buscan asemejarla con la contable, es otro de los eslabones tributarios que generan malestar en el sector minero del país.

Voceros de la industria extractiva explican que se debe adoptar el modelo peruano, donde se ha incentivado la depreciación como mecanismo de atracción de inversiones de tal manera que mientras en Colombia la maquinaria se deprecia en 10 años, en el país inca el periodo es de cinco años.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio