Negocios

A los parques los afectan más las elecciones que el mal clima

Esperan un crecimiento del 5%, frente a un 2017 que dejó mucho que desear para el sector.

Ángela Díaz, directora de Acolap.

Negocios Por: Portafolio

El sector de los parques de diversiones en el país espera crecer este año cerca de un 5%, tras un 2017 negativo.

Según la directora de la Asociación Colombiana de Atracciones y Parques de Diversiones (Acolap), que los agremia, si bien el Mundial de Fútbol de Rusia podría ser un elemento en contra, esperan que no lo sea debido a que los partidos se jugarán temprano.

(Lea: Parque Euphoria Trampoline inicia operaciones en Bogotá)

La lluvia, que también disuade a los usuarios de realizar actividades al aire libre tampoco asusta a los empresarios de este segmento, como sí lo hace el hecho de que sea un año de elecciones con tres meses de intensa campaña que siembran incertidumbre, pero el chaparrón ya estaría a punto de pasar.

(Lea: Salitre Mágico se la juega por nueva atracción para crecer

¿Está creciendo el sector?

Si lo vemos en número de parques, sí. Si es en número de visitantes, la cifra resulta muy difícil de tener; algunos parques sí crecen, otros no; sin embargo, tampoco ha sido tan dramático como yo lo hubiera podido esperar que sucediera, porque este es un sector altamente sensible a los vaivenes de la economía, sobre todo cuando estos afectan directamente el bolsillo de las personas, que van a los parques.

(Lea: 20 millones de personas al año visitan los parques temáticos y de diversiones del país

El año pasado fue difícil no solo para nuestro sector, sino para la economía en general, sí hubo un impacto grande, pero yo sinceramente pensé que iba a ser mucho más fuerte.
Hubo parques que decrecieron 30%, 20%, 14%, pero el presidente de la junta directiva, en la asamblea, habló de un 10% en promedio.

¿Qué pasó?

Si yo tengo $20 para gastar y se me reduce el presupuesto a $10, me fijo muy bien dónde invertir esa platica. El sector sabe que tiene que ser visible y competir con servicio, innovación y seguridad.

¿Qué tanto han aumentado los parques?

En los dos o tres últimos años han entrado en funcionamiento el bioparque Okumarí, que es una apuesta gigante de trasladar el antiguo zoológico Matecaña de Pereira a unas instalaciones de primerísimo nivel.

Además, cada que abre un centro comercial en Colombia hay un parque de por medio. Podemos decir que el año pasado, solo nuestros afiliados pudieron abrir por lo menos cinco.

Seguimos esperando aún el inicio de obras del gran parque acuático en la costa Caribe.

¿Quién lo construye?

Hay dos proyectos y ambos son de inversionistas privados. Uno de ellos con un operador conocido, pero aún no logra tener la fuerza suficiente para empezar a construir.

¿Por qué?

Porque las inversiones son muy altas. Colombia es uno de los países interesantísimos y por eso hacen tanta promoción para que las familias se vayan a Orlando de vacaciones, porque es uno de los orígenes que más pesan.

¿Cuál es el otro proyecto pendiente?

Queda en el Eje Cafetero, también es un parque acuático que no hemos logrado que arranque, pero que sería el complemento perfecto de esa zona. Allí el problema es el POT; ha habido una lucha política e intereses que no han dejado que el proyecto surja.
Pero si fuera por proyectos, cada mes abriríamos un parque.

¿Cuántos proyectos hay en ciernes?

Son de 15 a 16 fácilmente. El sueño de todos los departamentos del país es tener un parque de diversiones importante. Pero con viabilidad, que yo conozca, hay por lo menos seis.

¿Por qué cuantías?

Solo la inversión en la montaña rusa del Parque del Café costó $20.000 millones. Un sitio de estos requiere de mucho músculo financiero.

¿Cuánto facturan el total de los parques?

Grosso modo, en el 2017 facturamos alrededor de $600.000 millones, una cifra bastante conservadora porque no todos comparten la información, además de que solo incluye a los parques agremiados en Acolap, donde reunimos alrededor del 60% de la industria.
Son alrededor de 60 empresas que representan 200 establecimientos de parques en todo el país.

¿El 2018 cómo pinta con lluvias y Mundial?

Mucho mejor que el 2017, porque sí esperamos un mejor comportamiento de la economía, aunque el clima no nos está ayudando.

Lo mejor del Mundial son los horarios, por fortuna; hace cuatro años nos pegó durísimo, porque los partidos eran a pleno mediodía y la entrada a los parques disminuyó en casi 20%.

Sin embargo, la coyuntura de elecciones de abril a junio sí está ‘sobadísima’, porque hay freno, la gente está a la expectativa y hasta que no definamos el nombre de nuestro nuevo presidente para los próximos cuatro años esa incertidumbre va a afectar.

¿Cómo confiar en este año con tanto en contra?

Ya el primer trimestre fue mejor, si lo comparamos con el 2017, cuando se dio uno de los eneros más malos que han tenido nuestros parques; la temporada de Semana Santa se sintió diferente al año pasado. Eso es lo que nos llena de optimismo.

¿A qué cifras de crecimiento le apuestan?

A alcanzar por lo menos el 5% de crecimiento.

Pero los visitantes no han aumentado.

En el 2017 se mantuvo el número, lo cual es una constante, pero esperamos que empiecen a subir.

Si la torta se reparte más sin que crezca, eso lleva a que muchos mueran.

Sí, muchos parques que se van a quedar, por eso la necesidad de renovarse, de traer nuevas atracciones y mejorar el servicio. El que no esté dispuesto a reinvertir en su negocio y devolver los ingresos en nuevas atracciones y apuestas, no va a sobrevivir.

¿Qué tendencias ve en el mundo de los parques?

En Colombia es muy clara la apuesta por el turismo de aventura y los parques que tengan que ver con la adrenalina y ese tipo de actividades.

Los parques acuáticos son otra tendencia, pero lo cierto es que no importa el formato, el parque es una posibilidad de reunión en familia, de pasar un día diferente, de divertirse con la gente que uno quiere.

LAS CAJAS DE COMPENSACIÓN DINAMIZAN EL SECTOR

Es claro que los parques tradicionales van a seguir invirtiendo, trayendo atracciones de muy buen nivel y reinventándose. Eso va a terminar de consolidarnos como uno de los jugadores más importantes en América Latina, después de México y Brasil. Muy lejos está la oferta de Chile y Argentina, porque tienen de a uno o dos parques de diversiones al aire libre, mientras que Colombia posee muchos.

El actor que está generando la mayor inversión en el sector son las cajas de compensación. Estas por su naturaleza tienen que generar entretenimiento para sus afiliados y las soluciones son parques de diversiones. Por ejemplo, Colsubsidio posee el parque acuático más importante que es Piscilago, y lleva 30 años metiéndole plata, pero ya Cafam, su vecino, inauguró también su parque acuático y va en la segunda fase, con la piscina de olas más grande de Suramérica y con unos toboganes de muy buena calidad, y Compensar pronto hará lo mismo, o sea que en el corredor de Melgar y Girardot tendremos un destino de parques acuáticos sumamente importante”.

“La inversión extranjera es marginal en este sector”.