Negocios

Grupo de Carlos Slim ratifica su confianza en Colombia

El empresario mexicano Carlos Slim Domit estuvo ayer en la inauguración de Plaza Claro, en el cual el conglomerado invierte US$200 millones.

Plaza Claro

Negocios Por: Portafolio

Para mediados del próximo año estaría completamente terminada la segunda fase de Plaza Claro, el complejo cuya primera etapa fue inaugurada ayer, con la presencia de Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de América Móvil y heredero del magnate mexicano Carlos Slim.

(Lea: Carlos Slim Jr. estuvo en Colombia para la inauguración de Plaza Claro)

Este megacentro en el que se invierten 200 millones de dólares, además de que será la sede principal de la empresa de telecomunicaciones en Colombia, tendrá un centro comercial, oficinas y viviendas. Está ubicado en la zona de El Salitre, en el occidente de Bogotá. Plaza Claro tendrá 35.000 metros cuadrados de locales comerciales, 65.000 de oficinas divididos en 3 torres de 10 pisos de altura y 15.000 metros cuadrados en la torre de vivienda. Fuera de eso, cuenta con 2.300 parqueaderos. El área total es de 185.000 metros cuadrados.

(Lea: Claro estrenará su moderno complejo 'Plaza Claro' en septiembre

Se espera que en las instalaciones trabajarán alrededor de 9.500 personas.
La parte que se dio al servicio oficialmente a partir de ayer comprende las instalaciones que serán ocupadas por 3.900 empleados de Claro, una zona comercial con cines, restaurantes, supermercado, centro de entretenimiento infantil y gimnasio; dos torres de oficinas y los estacionamientos para vehículos. Estos espacios empiezan a ser ocupados desde ahora y estarán completamente abiertos al público en agosto, según le dijo a Portafolio el ingeniero Gerardo Curi, quien participa en el equipo coordinador de la obra.

(Lea: Abren en Bogotá el primer Centro de Experiencia de IoT

A la par, continuará la construcción de otra torre de oficinas, que estaría lista para principios del 2019, así como el área de uso residencial en los pisos superiores, que concluiría hacia mediados de ese mismo año.

“La idea de tener usos mixtos es que la gente tenga la oportunidad de vivir, trabajar, convivir y tener los servicios en un mismo lugar, sobre todo en ciudades donde los trayectos largos se vuelven cada vez más complicados”, añadió Curi.

El concepto es similar al de Plaza Carso, en Ciudad de México, que comprende medio millón de metros cuadrados, si bien el de Bogotá es cinco veces menos grande.

SLIM, PERSONAJE CENTRAL

El acto de este miércoles contó con la presencia del presidente, Juan Manuel Santos; así como de los ministros de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, y de Tecnologías de la Información, Juan Sebastián Rozo, así como con la embajadora de México en el país, Blanca Alcalá. Por Claro y el América Móvil, su grupo matriz, estuvieron los máximos directivos regionales. Slim, cuya venida había permanecido en reserva hasta el último momento, apuntó que este es uno de los más importantes complejos inmobiliarios del país.

El importante empresario recordó que “en Colombia, América Móvil ha invertido más de 14.000 millones de dólares (en casi 20 años de presencia) en el sector y esto, junto con los equipos profesionales que disponemos, nos ha permitido ser muy competitivos.
Continuamos comprometidos con nuestros clientes para que sigan disfrutando de precios bajos y que dispongan de la mejor tecnología de voz y datos, tanto en los servicios móviles como los servicios fijos”. Así mismo recordó la importancia que tienen la tecnología y las telecomunicaciones en la nueva economía mundial.

Recalcó su compromiso de seguir trabajando para comunicar a los colombianos y por lograr una mayor inclusión social, al tiempo que mencionó los programas de responsabilidad social de su compañía.

Plaza Claro no solo es la primera incursión de América Móvil en el negocio inmobiliario en el país, sino que, será clave sobre todo porque reunirá a las principales empresas proveedoras y de desarrollo de la tecnología a nivel mundial, como Nokia, Ericsson y Huawei, así como a HITSS, la empresa del grupo América Móvil desarrolladora de software y proveedora de servicios informáticos corporativos.

PAGO DE LAUDO ARBITRAL AFECTA LA INVERSIÓN DEL PRESENTE AÑO

El presidente de América Móvil Colombia, Juan Carlos Archila, reiteró ayer la petición al Gobierno para que amplíe los tiempos de las licencias sobre el espectro electromagnético y abogó porque se haga realidad el tener un regulador convergente para la televisión y telecomunicaciones, un proyecto que ya cursa en el Congreso. “El sector tiene 5 o 6 diferentes instituciones que lo regulan y muchas veces están en contradicción; al final del día terminan afectando a la industria y, peor aún, al usuario, dijo.

Reveló que este año las inversiones de la compañía tendrán un declive hasta ubicarse por debajo de los US$ 500 millones, frente a US$570 millones del 2017; en años previos el promedio era de US$900 millones. Se quejó de la afectación que tuvieron las finanzas de su compañía a raíz del fallo de un tribunal de arbitramento que la obligó el año pasado a hacer un pago superior a los US$1.000 millones por la reversión de la infraestructura con la que se ejecutó la primera concesión de la telefonía en Colombia.

“Sí seguimos invirtiendo, por ejemplo en la nueva red de 4.5G, que permite el desarrollo del internet de las cosas y para poder generar los datos que le permiten a un país ser cada vez más eficiente”, dijo.

Archila reconoció que el negocio de las telecomunicaciones, que tuvo ocho trimestres con saldos en rojo, pareció cesar en su “caída vertiginosa” en los dos últimos trimestres, pero recordó que la inversión del sector ha bajado un 30% “y sigue cayendo”.