Negocios

Negocio de las redes sociales habría llegado a la máxima valorización

Los desplomes de los acciones de Facebook y Twitter muestran la saturación de las firmas.

Redes sociales

Negocios Por: Portafolio

El 2018 no ha sido el mejor año para las redes sociales. Mientras una serie de problemas han ubicado a estas firmas bajo la ‘lupa’ de gobiernos y usuarios, sus menores crecimientos están poniendo de relieve la saturación del negocio e indicarían que sus valores de mercado podrían estar llegando a un punto máximo.

La semana pasada, tanto Facebook como Twitter recibieron esta alerta al ver cómo sus acciones se desplomaron al presentar sus cifras trimestrales. Por un lado, los títulos de la empresa de Mark Zuckerberg cayeron un 18,96% el jueves por un dinamismo menor al esperado, lo que redujo en un día más de US$120.000 millones de su capitalización bursátil y casi US$15.000 millones de la fortuna de su CEO y fundador. Los papeles de Twitter, por su parte, perdieron 20,54% durante la jornada siguiente.

(Lea: Ley de protección de datos desató caída de usuarios en Facebook

“Se estaría asimilando en el precio de las acciones un menor ritmo de crecimiento en usuarios e ingresos. No es que haya llegado a su fin pero lo cierto es que ya queda poco espacio para crecer”, asegura el experto en bolsa Julián Villamizar.

Cabe destacar que aunque financieramente estas empresas han mantenido un crecimiento en sus ingresos y otros indicadores, el avance ha sido menor al que se estaba esperando en el mercado, el cual ha sido un lastre recurrente, algo más llamativo en Twitter o Snap, que en Facebook, lo que ya ha supuesto varios problemas para la cotización de su acción.

(Lea: El día negro de Facebook hace historia en Wall Street

Además, el mismo modelo de negocios podría estar pasándole factura a las redes sociales, generando incluso que, si no se producen innovaciones, podrían presentar un estancamiento en sus pronósticos de crecimiento.

De acuerdo con Alejandro Useche, profesor de la Escuela de Administración de Empresas en la Universidad del Rosario, “estas empresas solo van a crecer si siguen innovando en los servicios que ofrezcan, como es el caso de generar otro tipo de interacciones o envíos de dinero entre los usuarios. Son ese tipo de movimientos los que crean un mayor atractivo y ayudarían a mantener el avance de precios de las acciones”.

(Lea: Accionistas de Twitter no quieren seguir trinando y la acción cae 20%

En esta línea, el experto en marketing, Santiago Roldán Zuluaga, deja claro que “como todo negocio, lo que sostiene a las redes sociales es la audiencia; sin buen contenido no hay comunidad, sin comunidad no hay publicidad y sin publicidad no hay desarrollos”.

Asimismo, Zuluaga agrega que “estamos viendo una tendencia de declive en las acciones porque simplemente su modelo de negocio se volvió mediático y no tecnológico. Esto lo que quiere decir es que el mercado ve con mayor desconfianza que una empresa de internet se desarrolle exclusivamente como medio y no como innovación en materia de contribución a la sociedad”, asegura.

CAMBIOS SOCIALES

Pero los problemas de las redes sociales no vendrían solo desde el punto de vista netamente financiero y del negocio, sino que los expertos verían cambios en la sociedad que tendrían un impacto directo en estas empresas a futuro.

Precisamente, los analistas le achacan gran parte de las caídas de la última semana a las malas cifras en cuanto al alza en los usuarios de Facebook y Twitter. La firma de Zuckerberg presentó 1.470 millones de usuarios diarios activos en promedio, mientras que el mercado esperaba 1.490 millones. Además, en Europa incluso presentaron un descenso, al pasar de 282 millones en marzo a 279 millones en junio.

Twitter, por su parte, anunció 335 millones de usuarios activos cada día en promedio, lo que supondría una caída de un millón respecto a la medición anterior. Eso sí, aseguró que esta caída se debió al proceso que inició para eliminar perfiles falsos o que estaban publicando contenido ofensivo o noticias falsas.

Para explicar estos menores dinamismos, los expertos resaltan distintas razones. Por un lado, y posiblemente la más importante, es la que se relaciona con los escándalos que han tenido lugar este año, como el de Cambridge Analytica y Facebook, que demostró que terceros habían tenido acceso información de millones de usuarios.

“Uno de los factores claros en este sentido es el de la menor confianza en las redes sociales tras los escándalos. Cuando este tipo de sucesos tienen lugar, hay una mayor percepción de que las redes pueden ser peligrosas y la gente se lo piensa dos veces si es necesario tener la cuenta o incluso toman la decisión de acabar con los perfiles que ya tienen creados”, dice Useche.

Igualmente, Zuluaga apunta que “las razones de menores aumentos en usuarios se dan en el escenario de los escándalos que han tenido las redes sociales, cuando se involucran en procesos de ciencia y análisis de datos para favorecer movimientos de orden social y político. Este es un contenido de gran valor en lugar de fake news y el fenómeno del matoneo social”.

Pero, más allá, otra de las razones que consideran los expertos son los posibles cambios en la sociedad como tal. Zuluaga pone de manifiesto que “los nativos digitales ya no están encontrando valor a declarar públicamente su vida”.

Por otro lado, Useche resalta que “algunos consideran que las redes están llegando a un punto de saturación de usuarios. Cuando el servicio es nuevo, el crecimiento es exponencial, pero llega a un punto en el que el avance empieza a ser bastante menor. Sumado a esto, cada vez hay más usuarios que están viendo las redes sociales como una adicción, por lo que simplemente dejar de usar el servicio es su manera de combatirla”, apunta.

Sumado a los malos resultados que presentaron Facebook y Twitter, falta conocer las cifras de Snap (matriz de Snapchat). No obstante, sin presentarlas, la compañía ya registró un descenso de más de 5% en sus títulos el viernes.

EN EL PUNTO DE MIRA

Otro de los factores que ha supuesto un impacto para las redes sociales ha sido la ‘persecución’ de los gobiernos, las nuevas normas de protección de la privacidad y, de forma más especial, los ataques de Donald Trump. El mandatario de EE. UU. aseguró la semana pasada que Twitter había vetado cuentas de políticos republicanos, y amenazó con actuar. “Si Trump amenaza, los inversionistas se asustan, pues prevén menores ingresos para la compañía. Todos estos problemas lanzan alertas de problemas financieros”, afirmó Useche.

Rubén López Pérez
rublop@eltiempo.com