Negocios

Internet fijo y móvil por una sola vía, el secreto de Corning

La firma estadounidense facturó el año anterior US$90 millones en el país y en este va creciendo al 70%, mientras que en la región lo hace al 3%. 

Luis Fernando León, gerente de Canales para América Latina de la firma Corning.

Negocios Por: Portafolio

Este año, la firma Corning crece a un 70% en el país, una cifra destacable si se considera que el incremento de sus ingresos en la región sería de entre 2,5% a 3% aproximadamente. Eso quiere decir que si en el 2017 facturó alrededor de US$90 millones, este año superaría los US$150 millones.

La clave de ese resultado en Colombia, según explica Luis Fernando León, gerente de Canales para América Latina de la multinacional estadounidense, fue el lanzamiento de su plataforma para el desarrollo de redes convergentes, la cual permite ofrecer internet fijo y móvil por una misma ‘vía’.

¿Qué de nuevo tiene la empresa?

Finalizando el 2017, Corning lanzó unos nuevos sistemas para el desarrollo de redes convergentes porque vio que en el mercado no están apareciendo nuevos operadores, pero sí se están consolidando los actuales.

¿Qué pasó luego de lanzar esa nueva plataforma?

El mercado la ha acogido muy bien, cuatro de los más grandes operadores a nivel mundial lo han adoptado. Inicialmente, trabajamos en Estados Unidos de la mano de uno de ellos, Verizon, para hacer esos desarrollos, y luego de que se lanzó, tres más –que operan en más de tres continentes– adoptaron ese sistema y están desarrollando sus redes de fibra óptica con sistemas convergentes.

¿Qué es eso?

Es aquel sistema que le va a dar conectividad tanto a una red móvil como a una fija. En el pasado, como había operadores que solo actuaban con redes o servicios fijos, apenas se preocupaban por tener una red que les sirviera a este objetivo. Y, por separado, había otros que solo ofrecían servicios móviles, pero hoy día, como se están consolidando, hay empresas que los tienen ambos y necesitan que una sola red les dé soporte en ellos.

¿Qué ventajas tiene para el usuario?

Por ejemplo, que en su servicio móvil haya menos interrupción, mayor ancho de banda y más velocidad. Del lado del operador, hay unos costos operativos mucho menores porque le tiene que hacer mantenimiento a una sola red y no a dos por separado, y cuando tiene que hacer ampliación incurre en menores erogaciones; eso hace también que la cobertura para el cliente aumente mucho más rápido que con redes separadas.

Antes, el operador pensaba dos veces si valía la pena invertir un capital tan alto para estar en una zona donde no había buen servicio...

¿En Colombia, qué tanto se ha incorporado esto?

En el país ha venido incorporándose muy bien por parte de dos de los operadores globales que tienen tradición acá, Telefónica y Claro, que además son los más grandes en número de usuarios. Claro, por ejemplo, trabaja muy fuertemente en implementar el internet de las cosas, que requiere red convergente. Si no la hubiera adoptado, no podría ofrecer ese servicio a los usuarios finales.

¿Qué tanto crece Corning por esto a nivel local?

Entre el 2017 y el 2018 estamos aumentando la facturación en el 70% gracias a esto. Ha sido gigantesco. La organización ha tenido que duplicar el número de colaboradores para dar soporte. Adicionalmente, hicimos una reestructuración a nivel andino.

Colombia funcionaba como hub para toda el área, con extensión hasta Bolivia inclusive; lo que hicimos fue dividir y abrir una operación más grande en Perú, que se encarga del sur de la parte andina (Perú, Bolivia y hasta Chile). En Colombia se queda el hub que atiende además Ecuador y Panamá, y también a Venezuela, cuando vuelva a reactivarse.

¿Qué viene a futuro?

El desarrollo de las redes 5G, que va a significar mayor cantidad de fibra óptica, porque hay que aumentar la densidad de las conexiones. Ese es un servicio de muy alta velocidad en internet móvil, pero requiere que haya muchas más antenas y que estén más cerca unas de otras. Asimismo, para poder conectarlas a los equipos que generan la señal, necesitamos llevar fibra óptica.

¿En eso es esencial la licitación de los 700 MHz?

Es totalmente necesaria. Los operadores ya están haciendo pruebas con las frecuencias que tienen asignadas y han sido exitosas en los pilotos hechos, pero cuando salgan al mercado y con millones de usuarios conectados en su red, esas frecuencias no les van a ser suficientes; necesitan los 700 MHz.

¿Qué otros planes tienen?

Adicionalmente a la plataforma que ya se montó, hay otros proyectos. Desde dos divisiones atendemos el mercado en cualquier país: una dirigida a los servicios masivos como internet, televisión, voz fija y voz móvil, y detrás de todo eso está el mercado corporativo, en el que funcionan los data centers.

Significa que en la medida en que tengan más usuarios conectados y mayor cobertura de servicios, los operadores requerirán centros de datos mucho más grandes y rápidos.

¿Eso qué significa?

Allí hay dos limitaciones muy grandes: si el espacio geográfico fuera ilimitado, podría crecer mi centro de datos infinitamente, pero realmente el espacio físico es escaso y muy caro; si quiero agrandar mi data center las inversiones en obra civil y costo de terreno son gigantes.

Por eso, hemos desarrollado sistemas de alta densidad para los centros de datos que permiten tener el doble de conexiones en la misma área física y con más velocidad. Somos el mayor proveedor a nivel mundial de data centers de hiperescala.

¿Qué tanto representan las dos líneas de negocio en su operación?

Los data centers representan a nivel mundial un 42% y en Colombia, 28%. Lo demás es por la fibra óptica que va desde el data center hasta el usuario final.

¿Cuánto pesa América Latina en la operación?

Hoy pesa el 18% de la facturación global de Corning, la cual está por encima de los US$5.000 millones (con los datos del 2017 reportados al mercado).

¿O sea, unos US$900 millones?

Efectivamente. De estos, Colombia es alrededor de 10% (o sea, unos US$90 millones).

¿En el 2018 sería el 70% sobre esa cifra?

Así es, más o menos (es decir que superaría los US$150 millones).

¿Y la región?

Tiene un crecimiento muy pequeño, alrededor de 2,5% a 3%, porque las grandes economías están en recesión y eso impacta mucho la operación de telecomunicaciones.

¿Cómo se avizora el 2019?

Esperamos seguir en ascenso, pero no en la misma dimensión. El mercado, en general, está creciendo mucho menos y si nosotros lo hacemos mucho más es porque hemos sido más efectivos que la competencia.

MOVIMIENTOS IMPORTANTES 

“En México, la casa matriz de Claro está muy pendiente de qué va a pasar con la venta de Colombia Telecomunicaciones, y todo el mundo da por descontado que Telefónica va comprarle al Gobierno su participación; una vez lo haga va a liberar todas las inversiones que no ha hecho por no tener el 100%”, vaticinó León, quien dijo que con ello se dinamizaría el sector: “Van a afectar la participación de mercado actual de Claro, la cobertura de ETB en Bogotá y a Tigo-Une seguro la van a amenazar más en sus zonas de confort, que son la costa Atlántica y Antioquia. Por otro lado, habrá que esperar a ver qué pasa con ETB (posible venta), porque es la puerta de entrada de un nuevo operador o simplemente le va a dar muchísimas más fuerza a uno que ya esté”.