1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Colombia es considerada un nuevo motor de la región

En el informe ‘Panorama de Inversión Española en Iberoamérica’ que acaba de presentar el IE Business School, la situación económica del país fue calificada por los empresarios con 3,87, una ‘nota’ que está solo por debajo de Perú (3,98) y Chile (3,96).

Bogotá

Bogotá es calificada como segura, bien conectada por avión y con buena calidad de vida familiar.

Rodrigo Sepúlveda - Portafolio

POR:
Portafolio
marzo 01 de 2018 - 10:28 p.m.
2018-03-01

La madre patria respira confianza en Colombia. Por lo menos así lo revelan la mayoría de sus empresas que mantienen inversiones y/o prestan servicios en Latinoamérica, de acuerdo con el undécimo informe ‘2018: Panorama de Inversión Española en Iberoamérica’, que fue presentado ayer por IE Business School con el patrocinio de Llorente y Cuenca, Iberia, y al que este año se suma también el apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

(Lea: Percepción sobre la inseguridad y la corrupción cae a niveles críticos)

Colombia es vista, desde la perspectiva promedio de las empresas ibéricas, como uno de los nuevos motores de la región. En el país, el porcentaje de compañías españolas con inversiones, presencia comercial, exportaciones o intereses comerciales durante el 2017 es del 62% (56% de Pymes), una cifra solo superada por México, Brasil y Argentina, e igual a la de Chile.

(Lea: ‘El recurso más valioso del mundo ya no es el petróleo’)

Al pedirles a los empresarios que calificaran la situación económica de Colombia en el 2018, la ‘nota’ fue de 3,87, lo que significa una mejoría de 0,07 puntos con respecto al informe del 2017. Es la tercera nación mejor calificada, después de Perú (3,98) y Chile (3,96).

Para las compañías encuestadas, Ciudad de México se mantiene como la metrópoli más atractiva desde donde gestionar las operaciones regionales, mientras que Miami –siempre presente en el Top of Mind de los directivos españoles para ubicar su sede principal– sube al segundo puesto, desplazando a Bogotá al tercer lugar. La capital colombiana es calificada, sin embargo, como segura (crecientemente positiva), bien conectada por avión (muy positiva), con buena calidad de vida familiar (crecientemente positiva) y buen entorno de ocio (muy positiva).

“Miami continúa siendo valorada como la mejor ciudad para ser expatriado y trasladarse con la familia dentro de Iberoamérica. Sin embargo, casi todas las ciudades han mejorado su imagen entre el colectivo de directivos españoles, siendo Buenos Aires, con 6 puntos (dos más que el año pasado) aquella con mayor mejora en su percepción como destino. La capital argentina comparte con Bogotá y Santiago de Chile el segundo puesto como destino preferido a nivel personal de los directivos”, destaca el informe.

RIESGO: TIPO DE CAMBIO

Entre los desafíos que plantea el documento para Colombia está la relación de su peso con el dólar. “El riesgo de tipo de cambio sigue siendo la principal amenaza, especialmente en México y Colombia, aunque en menor medida que el año pasado, debido a la apreciación que han tenido casi todas las monedas de la región con relación al dólar y al euro en el 2017”, explica Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de IE Business School.

El optimismo empresarial español en el continente es consecuencia, de acuerdo con el sondeo, de los vientos a favor que soplan en la economía iberoamericana. “Si el 2017 fue un año de transición en el que el entorno dejó de ser una influencia negativa para la región tras dos años en los que la bajada del precio de las materias primas y los temores hacia la economía europea preveían impactos negativos, para el 2018 las empresas españolas esperan en general que estos factores se reviertan”, señala el documento.

La XI edición del informe revela que 75% de las compañías encuestadas piensan incrementar sus inversiones en el área este año (el porcentaje asciende hasta el 82% si se tienen en cuenta solo a las pymes), mientras que el 25% de las mismas piensan mantenerlas, y solo el 1% considera reducirlas.

Para Martínez Lázaro, las perspectivas económicas de hoy son más esperanzadoras que las que había hace doce meses. El FMI acaba de pronosticar que el crecimiento para América Latina y el Caribe será del 1,9% este año, frente al 1,3% observado en el 2017.

“En este sentido, no es extraño que las empresas españolas también perciban una mejoría. Así, mientras el año pasado la mitad de las encuestadas pronosticaban que el entorno económico global afectaría negativamente a la región, este año solo el 18% lo piensa, frente al casi 65% que creen que afectará positivamente”, explica.

Según la encuesta, Perú vuelve a ser el país donde las firmas españolas piensan que la situación económica será más favorable durante el 2018, seguido de Chile, Colombia y México. La percepción sobre Argentina también mejora, ya que pese a lo difícil que está siendo la estabilización económica, se valora positivamente el camino de apertura emprendido por el gobierno de Macri, y Brasil se estabiliza gracias al repunte que su economía está teniendo. “Por el contrario, Venezuela vuelve a ser la economía con peores perspectivas, debido a la descomposición económica, social y política que está provocando su Gobierno. Y Cuba, que había despertado grandes esperanzas de apertura hace un par de años, se estanca ante la falta de reformas efectivas”, señala el experto de IE Business School.

En conclusión, la presencia de las multinacionales y grandes empresas españolas en Latinoamérica en el 2017 se mantuvo, en general, muy estable, a pesar de algunas salidas como la de Gas Natural Fenosa de Colombia, o de BBVA de Chile.

“Los empresarios españoles muestran un optimismo moderado y creciente. Parece que las décadas de experiencia haciendo negocios en Iberoamérica les han permitido desarrollar herramientas de resistencia ante crisis económicas y situaciones políticas complejas. La apuesta por la región ya no depende de este tipo de fenómenos, excepto en casos extremos como el de Venezuela”, afirma el profesor Martínez.

Y en cuanto a la temporada de elecciones que se avecina para el continente latinoamericano, José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de Llorente & Cuenca, es también optimista. “Desde la experiencia y el contacto frecuente con expertos de muchos de esos países, creo que esa panoplia electoral latinoamericana no va a convertirse en otro riesgo mundial, sino en una auténtica oportunidad de mejorar las bases del crecimiento económico para todo el continente”, concluye.


Rosa María Cárdenas
Madrid (España)

Compartir