1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Comerciantes no ven señales de mayor consumo: Fenalco

El presidente del gremio, Guillermo Botero, asegura que los resultados de las ventas de enero no fueron los mejores y advierte que la recuperación va a ser lenta en el 2018.

Guillermo Botero

Guillermo Botero Nieto, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

Guillermo Botero Nieto, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

POR:
Portafolio
febrero 12 de 2018 - 09:55 p.m.
2018-02-12

Los comerciantes no sienten que el gasto de los hogares se haya incrementado en enero y no ven todavía señales claras de reactivación.

(Lea: Hogares gastaron 56,1 billones de pesos en enero)

Si bien las expectativas de los empresarios son favorables, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero, cree que la recuperación de las ventas y la economía, en general, será lenta. Considera que por estos días, el ambiente político frena las decisiones de gasto.

(Lea: Locales desocupados, mal de algunos centros comerciales)

¿Cómo está el panorama?

Esto está muy confuso y la reactivación no se ve.

¿Pero hay sectores muy optimistas?

La Bitácora de Fenalco de enero, nuestra encuesta mensual muestra que fue un mes regularcito, que la reactivación es lenta y que obviamente no estamos pasando por un momento muy bueno.

¿Pero después de las dificultades del 2017 no hay una mejoría?

Yo diría que las cosas en algún momento, como dicen los economistas, deben tener un punto de inflexión. Eso se tiene que dar. Uno llega, toca fondo y en algún momento las cosas tienen que cambiar.

¿Y el comercio está en ese momento?

No y eso es lo que pasa, el punto es que ese momento está demorado. No sabemos cuándo podremos ir para adelante y no encontramos la solución y la estabilización de los sectores.

¿Qué puede estar pasando?

La explicación siempre es una: el bolsillo está seco y en esa medida la actividad económica no se ve. No hay un panorama político despejado, hay un gran repunte de la izquierda, hay temores generalizados con las encuestas. Y, así las cosas, las personas se abstienen de gastar y más bien se dedican a pagar y van solventando la carga financiera que tienen.

Y por otro lado, siempre queda la disculpa de esperar unos meses a ver si las situación mejora.

Eso, además de aspectos de coyuntura, en el mes de enero la temporada escolar pega en los bolsillos de los padres. Entre la lista de útiles inútiles y el valor de los mismos, aunque el comercio hace un gran esfuerzo con las ferias de regreso al colegio de todas maneras es un golpe duro para los padres. Ese sector tiene una dinámica, pero obviamente en detrimento de otros. Eso es lo que está pasando.

¿Pero no hay mejoría en ningún sector?

Digamos que los bienes durables y semidurables son los sectores golpeados en cualquiera de sus expresiones, ya sean electrodomésticos, vehículos y motocicletas, artículos de ferretería, hasta cierto punto artículos de aseo personal, cosméticos y perfumería.

Lo que se mueve corresponde a alimentos y bebidas no alcohólicas.

También van bien algunos electrodomésticos, expresados en productos como los teléfonos inteligentes que tienen un incentivo tributario, las tabletas y los computadores de bajo costo. Estos últimos propios de la temporada escolar. Entonces, en ese sentido no se ve el repunte.

Ya se vieron los datos de vehículos de enero y se ve una caída importante. En fin, la recuperación de la economía no la estamos viendo y mucho menos la transmisión de la reducción de las tasas de interés.

¿Qué pasa con las tasas?

El Gobierno no quiere cambiar las tasas. No se trata de regularlas, es un tema de cambiar la fórmula matemática para determinar la tasa de usura.

Uno de sus componentes es el interés bancario corriente que es el que determina la Superintendencia Financiera luego de recoger la información de todos los créditos que se otorgan.

Con una metodología define el interés bancario corriente y aplica su fórmula para determinar la tasa de usura.

El interés bancario corriente no se reduce consecuentemente en el corto plazo y si se mantiene la fórmula la tasa de usura seguirá en 31 y 31,5 %.

La Superintendencia podría moverla a niveles del 27% . A mi me parece que sobre una inflación cercana al 3% y una tasa de captación cercana a 5%, prestar al 27% es una tasa más que suficiente. No creo que los bancos necesiten más. También hay que ayudar un poco.

¿Entonces el Gobierno tiene manera de actuar?

Lo puede hacer por una resolución. No estoy diciendo que regulen la tasa y estoy de acuerdo con el libre mercado, pero dentro de esa política se puede calcular una tasa de usura menor, para que tenga un efecto positivo sobre el bolsillo del usuario del crédito de consumo.

¿Por qué Fenalco hace ese balance, mientras que los reportes sobre el gasto de los hogares de Raddar es optimista?

No lo sé. Estoy sorprendido de la cifras que entregó Raddar sobre consumo del mes de enero y la verdad los datos de las encuestas que les hacemos a nuestros comerciantes no nos dan lo mismo. No veo que enero haya tenido un crecimiento de ese nivel de 7,2. Y yo tengo esa preocupación.

Los días nos dirá quién tiene la razón una vez salgan las cifras del Dane que todavía se demoran. Respeto las cifras de Raddar pero no coinciden con las que tiene Fenalco con sus comercios afiliados. Por el contrario, enero fue un mes que fue tildado como regular.

¿Y cuáles son las expectativas para los meses que vienen?

Las expectativas se ven bien. Se espera que una vez se aclare el tema político el optimismo va a seguir subiendo.

Pero hay una coincidencia: la recuperación es posible, pero se va a dar de manera sumamente lenta.

¿Y las perspectivas del crecimiento económico?

Si no hay crecimientos, yo no veo cifras que están dando entidades internacionales de alrededor del 3% para la economía en general. Porque es que si uno pierde los primeros tres o cuatro meses, empezar a recuperarse es muy difícil.

Finalmente, lo que mueve la economía es el consumo de los hogares. Hay que recordar que dos terceras partes del PIB están generadas por ese factor y eso hace una diferencia inmensa. Por eso, cuando el consumo de hogares no va bien el crecimiento económico no va bien.

En el comercio estamos pendientes del diciembre del 2017.

¿Qué esperan de los resultados del 2017 que entrega el Dane esta semana?

Desde ya le anticipo que es negativo. Para que se logre una cifra positiva el mes de diciembre tendría que haber crecido alrededor de 6%, luego de un -0,5 como acumulado de 11 meses.


congom@portafolio.co

Compartir